Sin nuevas estrategias, Mendoza confía en hacer frente a la variante Ómicron

Ómicron, detectada en África, es tan reciente que la información es poca pero se sabe que se disemina rápido. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Ómicron, detectada en África, es tan reciente que la información es poca pero se sabe que se disemina rápido. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Por el momento, los pilares para afrontar el nuevo escenario son fortalecer la vacunación y apuntalar los cuidados preventivos. Con la información disponible se mantienen las medidas dispuestas para atenuar el impacto de delta. Confianza en el Gobierno por la situación local.

Tras el ingreso de la variante Ómicron en escena, las autoridades sanitarias se arremangan para estar listas ante un posible embate y los expertos están expectantes por las novedades que puedan surgir ya que se conoce poco y nada.

En Mendoza, el Gobierno se siente confiado en las estrategias implementadas y apunta a afianzarlas, mostrando como carta de triunfo la dilación de la circulación comunitaria de la variante Delta y las buenas condiciones epidemiológicas. Por ello, ante el nuevo escenario lo que viene es sostener y profundizar el camino trazado. Pero, sobre todo, autoridades y expertos se muestran por ahora proclives a no realizar grandes cambios por considerar que con lo que se sabe hasta ahora, deben aplicarse las mismas recetas.

“Es lo mismo que las (variantes) anteriores; los cuidados tienen que ser los mismos. En Mendoza ha dado resultado”, marcó postura el gobernador de la provincia, Rodolfo Suárez.

Destacó que de forma permanente se están evaluando los controles y tratando de que no haya nuevas cepas en la provincia. “Estamos dentro de parámetros de positividad razonables y con el sistema de salud dando respuesta a todos”, expresó.

El asunto es dónde está parada Mendoza ante este nuevo desafío. Entre los puntos a favor pueden destacarse una buena cobertura de vacunación. En África es de sólo 25% mientras que el Gobierno nacional anunció ayer que 80% de los mayores de 18 años ya tienen esquema completo en el país. Además, las autoridades locales se sienten respaldadas por los resultados obtenidos en cuanto a las estrategias de seguimiento, puestos de testeo gratuitos, uso de PCR in house para identificar variantes con mayor inmediatez, de manera provisoria en la provincia lo que permite actuar más rápido. Se suma un sistema de salud que, por el momento, viene holgado en cuanto a la demanda de atención Covid.

Las altas temperaturas, la mayor posibilidad de ventilar ambientes, reuniones en exteriores y menor circulación de patologías respiratorias, colaboran. Sin embargo no son una carta blanca: en Europa, Delta entró en verano.

“No hay casos de Ómicron en Argentina”, subrayó ayer la ministra de Salud, Ana María Nadal, tras la confusión que se generó con la llegada al país de un crucero proveniente de Cabo Verde, África, en el que los controles no habrían sido los dispuestos ante la nueva mutación.

Para la funcionaria, hay que “redoblar el esfuerzo en la etapa de pausa epidemiológica en que está el país, (sostener) el gran desafío de secuenciar e identificar para saber cuáles son las variantes que circulan”.

El asunto es que el movimiento por las vacaciones también suele generar inquietud ante el posible traslado de cepas y aumento de casos. Pero, una vez más, en la provincia confían. “Mendoza tiene protocolos. Desde junio del año pasado se han ajustado y se hacen controles permanentes, se está atento a cómo muta el virus y a partir de esto se toman las decisiones. Mendoza está muy preparada para este tipo de cosas”, aseguró Marcelo Montenegro, director de Promoción Turística.

Los no vacunados

La variante Ómicron irrumpió la semana pasada en el escenario mundial para atravesar la agenda sanitaria y quitarle el reinado a Delta, a la que se responsabiliza por los rebrotes de Covid, cuarta ola, cierres y muertes en Europa.

La mutación, detectada en África y señalada de preocupante por la Organización Mundial de la Salud, es tan reciente que la información es poca pero se sabe que se disemina rápido. Hasta el momento, investigadores de su lugar de origen informaron que los síntomas que genera no parecen ser de gravedad, aunque la gran cantidad de mutaciones que presenta hace dudar sobre la eficacia de las vacunas.

Los creadores de la Sputnik y del laboratorio BioNtech (Pfizer) dijeron que el inoculate protege contra la nueva variante, pero luego el director ejecutivo del laboratorio Moderna consideró que habrá una “caída significativa” en la efectividad de las vacunas actuales en la variante Ómicron.

En este marco, fortalecer la vacunación, especialmente los esquemas primarios completos, son la principal estrategia frente a esta nueva mutación. Además, van por los refuerzos a los 6 meses.

La otra pata en la que se para la estrategia es fortalecer las conductas preventivas, consideradas fundamentales, como el uso de barbijo, distancia interpersonal y ventilación de ambientes.

“Tenemos que esperar el otoño con la mayor cantidad de gente vacunada, por eso interpelamos a quienes no se han vacunado a que se vacunen porque es solidaridad social y significa que podamos dar respuesta desde el sistema sanitario a quienes se contagien”, advirtió Suárez.

El asunto es que se destaca que Argentina -y Mendoza que está más o menos en la misma proporción- tiene una buena adhesión a la vacunación, lo que le ha permitido una cobertura mejor a la europea y más control del virus. Sin embargo, no todo es color de rosas y hay gente que no está accediendo. En el país se habla de unas 7 millones de personas que sólo se colocaron la primera dosis, con la que a esta altura no se irá muy lejos, anticipan. En Mendoza hay 371.475 personas en esa condición, un número nada despreciable que ha llevado a las autoridades a pedir que se acerquen. La mirada está puesta en los más jóvenes, segmento en el que observan que es mayor esta conducta, entre quienes, con el temor atenuado, decidieron no inocularse.

Los segmentos más emblemáticos son los de entre 20 y 29 años y entre los 30 y 39 años. Los segundos son el grupo con menos cobertura con dos dosis, a quienes hace un tiempo el mismo gobernador salió a pedirles por favor que fueran a vacunarse.

En tanto, el primero tiene la más alta cobertura con una dosis, casi total pero la brecha más amplia con quienes completaron el esquema. Según datos oficiales publicados por la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza, 99,77% recibió la primera parte y 73,75% la segunda, una diferencia de 26%.

El pase sanitario, que busca implementar la Nación, fue descartado ayer por el gobernador (ver aparte), en un nuevo voto de confianza al rumbo que ha elegido hasta ahora y al separarse nuevamente de disposiciones nacionales.

Para el doctor Sergio Saracco, director del Observatorio de Salud Pública de la facultad Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, la baja circulación actual tiene que ver con las condiciones que se han generado en el país como el aislamiento, asociado al cierre de fronteras, el bajo ingreso de turistas, disminución de viajeros. “Eso hace que se frene el ingreso de nuevas variantes; son las consabidas medidas epidemiológicas, pero no pueden ser eternas. Entonces lo que hay que hacer es aprovechar ese paréntesis para que la población quede menos vulnerable y eso se logra con la vacunación completa”, subrayó.

Destacó que la movilidad genera mayor exposición y, por lo tanto, no hay que olvidar las medidas de prevención.

Mendoza no exigirá pase sanitario

El gobernador Rodolfo Suárez, aseguró que en Mendoza no se exigirá un pase sanitario, tal cual proponen las autoridades nacionales.

“La vacuna no es obligatoria en nuestro país, es una facultad de cada una de las personas vacunarse o no y en la medida que no sea obligatoria no tenemos en la provincia facultades para establecer restricciones de circulación o de ingresos a algunos lugares y tampoco facultades constitucionales para imponer la obligatoriedad; en la medida que no sea obligatoria imponer un pase sanitario es obligar a la gente a vacunarse y si no estaríamos afectando su libertad de circula en la provincia”, argumento.

De esta manera, el gobierno local toma distancia una vez más de las medidas propuestas por el gobierno de Alberto Fernández respecto de la pandemia de Covid-19, como ya sucedió con el retorno a las clases presenciales y el último aislamiento implementado al que adhirió de manera parcial.

De algún modo se había anticipado esta postura en la voz de la ministra de Salud, Ana María Nadal quien el viernes dijo que esperarían a que la Nación publique la normativa para ver qué postura tomar.

Sin embargo, aceptó: “Sabemos que las vacunas están con aprobación de emergencia y a que falta completar etapas de investigación, eso hace complicado establecer la vacuna como obligatoria”, explicó. Lo dijo tras la reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA) en la que la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció la aplicación de un “pase sanitario” que debería tramitarse a través de la App Cuidar, para acceder a estos eventos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA