Se inscribió para motivar a su hija y terminó recibiéndose de profesor de historia a los 78 años

“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.
“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.

Hermes cumplirá 79 años el 28 de mayo. Es jubilado y trabajó en el ex Banco de Previsión Social. El flamante “profe” se mostró feliz por cumplir sus objetivos.

El sábado próximo (28 de mayo), Hermes Omar Ocaña cumplirá 79 años y los festejará junto a su familia en el barrio Fuchs, de Godoy Cruz. Jubilado como ex trabajador del desaparecido Banco de Previsión Social y habiendo resistido y sobrevivido a los oscuros y difíciles años de la última dictadura militar en la comisión gremial del lugar en aquella época, Hermes recibirá sus 79 con un segundo título, uno con el que siempre soñó y que hasta llegó a ejercer, pero que jamás había podido obtener: el de Profesor de Historia.

Y es que este jueves por la tarde - noche, a los 78 años, Hermes se recibió en el Instituto de Superior de Formación Docente 9-030 “Del Bicentenario”, que funciona en la sede de la escuela Champeau (Godoy Cruz). Y los festejos ya comenzaron en su casa familiar, y se adelantaron 9 días con respecto a su cumple.

“Desde siempre me gustó la docencia y siempre la ejercí de forma empírica, aunque sin tener la formación adecuada. Y si bien no era focalizada en historia, la vocación la tuve siempre. Porque yo estudié Medicina también, llegué hasta cuarto año. Y eso me sirvió para dar clases de Matemática y Química en el Círculo de Periodistas y en el gremio de La Bancaria. Trabajaba con los chicos que se atrasaban en la secundaria”, resumió con nostalgia el “profe” el día después de su graduación.

“La historia siempre me interesó como testimonio de lo vivido y como parte de las ciencias sociales. Y ya culminada mi vida activa, decidí estudiar y ser profesor de Historia. Anoche rendí la última materia y me recibí. Pero mi objetivo no es dar clases, sino entender los procesos históricos y socioeconómicos de Mendoza, Argentina y del mundo”, destacó Hermes con su paciencia y su rol didáctico.

“Quizás esto pueda servir como un mensaje para los más jóvenes referido a que no hay que largar todo. Sé que suele ser difícil, pero logré cumplir mi objetivo y no fue fácil. Yo, por lo general, me propongo objetivos y me conformo con hacer todo por conseguirlos. Si se consigue, pues mejor”, agregó el hombre.

“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.
“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.

Nunca es tarde

Hermes Ocaña se jubiló en 2009 como trabajador del Concejo Deliberante de Godoy Cruz. Y en 2010 se agravaron –aunque no de consideración- algunos cuadros y patologías que presentaba, incluso desde que era joven. “He tenido algunos problemas cardíacos y me colocaron un stent, sumado a que tengo EPOC desde mis jóvenes 20 años. No es por fumador, sino por una cuestión congénita. Pero esas enfermedades me condicionaron desde siempre y he estado internado muchas veces.

En una de esas oportunidades, en 2014 y mientras una de mis hijas me cuidaba –Eliana-, yo le planteé a ella que qué iba a hacer de su vida. Tenía un hijo chiquito y yo la orienté, la impulsé para estudiar para docente, que es algo tan lindo. Ella me contó que había visto un letrero en un Instituto Superior y ahí fui que le dije que, si ella se anotaba, yo me anotaba con ella, para estimularla”, rememoró el hombre en su casa del Fuchs, donde anoche celebró comida y el infaltable marco de cartón decorado que le prepararon para tomarle sus primeras fotos como profesor de historia.

En 2015 padre e hija comenzaron a cursar en el instituto de educación superior y fueron avanzando en la carrera como su día a día se los permitía. En 2020, con el brote de la pandemia de coronavirus, se postergó todo un poco más. Pero ese jueves, 19 de mayo de 2022, Hermes Ocaña presentó su trabajo de investigación final.

“La consigna era realizar una investigación histórica y yo elegí para investigar todo lo que había ocurrido en la década del 70 y en el ex Banco de Previsión Social, que me tocó vivirlo. Hubo toda una estrategia que se llevó adelante con el objetivo de desarticular y destruir la representación gremial”, resaltó Hermes, quien al trabajo de investigación y estudio le agregó la óptica fundamental de haber vivido esa etapa desde adentro.

“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.
“Viejo es el viento y sigue soplando”: tiene 78 años, es jubilado y se recibió de Profesor de historia. Foto: Gentileza Hermes Ocaña.

Resistiendo desde siempre

En la década del 70, Hermes Omar Ocaña trabajaba en el ex Banco de Previsión Social de Mendoza. Era miembro de la comisión gremial interna del banco y, luego del Golpe de Estado de 1976 y con el comienzo de la dictadura militar, Hermes fue detenido y desvinculado de su trabajo. “La comisión gremial interna era un organismo de defensa de los derechos de los trabajadores. Y en esa época, nosotros y todos esos sectores que velaran por los derechos nos convertimos en un objetivo a destruir”, destacó el godoicruceño quien ya había comenzado a estudiar Medicina.

En 1988, ya con la Democracia restaurada en Argentina, Ocaña regresó al banco y trabajó en el lugar hasta 1992. “Nos tuvimos que ir del banco con el retiro, porque la situación ya no daba para más. De hecho, después de eso, el banco cerró. En 1999 empecé a trabajar en el Concejo Deliberante de Godoy Cruz, y me llegó la jubilación en 2009″, sostuvo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA