Salud emitió una alerta epidemiológica por el primer caso de rabia humana en 13 años

Salud emitió una alerta epidemiológica por el primer caso de rabia humana en 13 años
Imagen ilustrativa

Se trata de una enfermedad incurable y mortal que produce una encefalomielitis vírica aguda. El último caso en el país había sido en Jujuy en 2008

El Ministerio de Salud de la Nación ha declarado una alerta epidemiológica por rabia humana. Ocurre luego de la detección y posterior fallecimiento por esta causa de una mujer de 33 años en la localidad de Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires, el 13 de mayo.

Es que se trata del primer caso en 13 años en el país de una enfermedad incurable y mortal. Es una encefalomielitis vírica aguda.

El último caso de rabia humana en el país se había registrado en Jujuy en el año 2008 por variante canina.

Iris Aguilar directora de Inmunizaciones de la provincia manifestó la causa de la preocupación: “Produce una encefalitis que tiene una altísima mortalidad, prácticamente del 100%”. Dijo además que han pasado muchos años sin Rabia pero que actualmente hay muchos gatos y perros sin control.

En el caso de la mujer se trató de la variante murciélago y fue transmitida por un gato.

En la alerta, el Ministerio de Salud de la Nación insta a las autoridades de salud de todas las jurisdicciones del país a: 1) fortalecer la cobertura de vacunación antirrábica en caninos y felinos; 2) reforzar la vigilancia de rabia animal y; 3) fortalecer la vigilancia epidemiológica de accidentes potencialmente rábicos, con el objetivo de aplicar las medidas adecuadas y oportunas de control, como la observación antirrábica de perros y gatos agresores y la vacunación antirrábica a la persona agredida.

De qué se trata

En el texto, el ministerio detalla que los síntomas clásicos en el humano incluyen manifestaciones de hiperexitabilidad creciente, con fiebre, delirios y espasmos musculares involuntarios generalizados y/o convulsiones que evolucionan a un cuadro de parálisis con alteraciones cardiorrespiratorias, presentación de coma y evolución al óbito en un período de 5 a 7 días.

El área informó además que entre los años 2013 y 2020 se registraron en el país 31 casos de rabia canina. Los casos se registraron en las provincias de Jujuy, Salta, Chaco y Formosa por variante canina, como también en las provincias de Córdoba por variante murciélago.

En relación a la rabia felina, entre el 2013 y 2020 se reportaron 12 casos en gatos en las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Salta, La Rioja y Tucumán. Las variantes del virus rábico de estos animales fueron variante murciélago.

En Argentina se registran principalmente cinco variantes de virus rábico: variantes 1 y 2 (canina), variante 3 (murciélago hematófago) y variantes 4 y 6 (murciélagos insectívoros). Agente infeccioso: Virus de la rabia (familia Rhabdoviridae, género Lyssavirus). Reservorio: en el ciclo urbano los principales reservorios y fuentes de infección son los perros y los gatos Existen otros reservorios silvestres (cánidos salvajes y vampiros y murciélagos frugívoros e insectívoros)

Modo de transmisión

“La rabia se transmite por la inoculación de virus contenido en la saliva de un animal infectado principalmente por mordedura y más raramente por rasguño o lamido de mucosas”, señala el ministerio.

Explica que en América Latina es común la transmisión de vampiros y murciélagos insectívoros infectados a los animales domésticos y al hombre.

El período de incubación es muy variable y asociado a la localización y gravedad de la mordedura, arañazo o herida del animal infectado. Por lo general es de 3 a 8 semanas y rara vez hasta 7 años, con una media de 45 días en el hombre y 10 días a 2 meses en el perro.

En el caso de los animales, la muerte ocurre en una media de 5 a 7 días posteriores a la aparición de síntomas.

Prevención

Vacunar obligatoriamente a perros y gatos a partir de los 3 meses de edad y re-vacunarlos anualmente. En caso de brote se pueden considerar otras pautas de vacunación

● Evitar el contacto y la alimentación de perros y gatos desconocidos para prevenir accidentes potencialmente rábicos

● Evitar el contacto con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad

● Ante una mordedura:

- Lavar la herida con abundante agua y jabón

- No colocar alcohol ni otro desinfectante

- Concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser atendido por el equipo de salud.

- El profesional evaluará la necesidad de prescribir antibióticos, vacuna con componente antitetánico y tratamiento antirrábico específico

Profilaxis antirrábica post-exposición: se basa en la vacunación acompañada o no, según el caso, de la administración de gammaglobulinas antirrábicas.

Se aclara que el Ministerio de Salud de la Nación distribuye en forma gratuita vacunas antirrábicas de uso veterinario y profilaxis post exposición (vacunas y gammaglobulina humanas) a las provincias y municipios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA