sábado 5 de diciembre de 2020

Los gimnasios volvieron a la actividad con estrictos protocolos, sin embrago, un nuevo cierre preocupa a los dueños. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

Restricciones en Mendoza: dueños de gimnasios se anticiparon y pidieron que no los vuelvan a cerrar

Frente al aumento de casos de coronavirus en Mendoza, cada vez crece más la posibilidad que se decida un retroceso de fase, lo que llevaría a restringir esta actividad deportiva.

Los gimnasios volvieron a la actividad con estrictos protocolos, sin embrago, un nuevo cierre preocupa a los dueños. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

En el día de ayer, el gobernador Rodolfo Suárez confirmó que se volverá atrás con varias de las flexibilizaciones adoptadas en los últimos tres meses de cuarentena porque la situación en la provincia “es muy grave”. Los casos de contagios de Covid-19 no paran de crecer y el sistema sanitario de la provincia está a punto de colapsar.

Esta situación repercutirá en rubros muy ajenos a la Salud. Uno de los sectores que más en alerta está ante esto es el de los gimnasios, cuya situación sería casi terminal de sufrir un nuevo cierre. A principios de mayo pudieron reabrir sus puertas siguiendo un detallado protocolo, que incluye limitar la capacidad reducida de socios- Algo que les permitió cubrir algunas pérdidas pero no les posibilita reactivar la actividad al 100%.

Sin embargo, en las últimas horas, la posibilidad de que se les vuelva a prohibir esta actividad comenzó a cobrar fuerza. Casi en simultaneo, los dueños y personal que dependen directamente de estos establecimientos se anticiparon a una eventual inclusión en las restricciones. A través de un escrito, fundamentaron la importancia de que los gimnasios continúen abiertos y expusieron razones más allá de las económicas: remarcaron la importancia que cumplen en la salud física y mental de quienes entrenan en sus espacios.

“Las restricciones a la libertad de movimiento y en particular a la posibilidad de realizar actividades deportivas y recreativas deben ceder frente a una ciudadanía que se encuentra sufriendo una cuarentena inédita y única de casi seis meses y que dejará secuelas físicas y psíquicas ya no causadas por el COVID-19 sino por las decisiones que inoportunamente se han ido tomando”, comienza el comunicado.

“La Organización Mundial de la Salud reconoce la INACTIVIDAD FÍSICA como uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial y uno de los principales factores de riesgo de padecer enfermedades no transmisibles (ENT), como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. Casualmente son estas enfermedades que condicionan negativamente la incidencia del COVID 19 siendo las personas que realizan escasa actividad física las que mayor riesgo tienen. Es por ello que la decisión política de restringir las actividades deportivas en gimnasios y clubes causa dos graves perjuicios: 1- Para la salud de la población en general por la inactividad y las enfermedades que esta acarrea reconocidas por la OMS. Y 2-Para la innumerable cantidad de personas (Propietarios y empleados de gimnasios y clubes, preparadores físicos, profesores, etc.) que trabajan en estas áreas quienes ven afectado su derecho a trabajar y que ya muchos no han podido resistir el embate de los primeros meses de cuarentena habiendo tenido que cerrar sus puertas.

No se ha comprobado que de la actividad deportiva realizada en gimnasios o clubes haya surgido un brote de casos que hagan presumir que su PROHIBICIÓN disminuirá los contagios. Tanto los clubes como los gimnasios han realizados las actividades deportivas con estrictos protocolos de seguridad e higiene impuestos por la reglamentación y que son de sencilla aplicación. Prueba de ello es que realizados los controles estrictos por parte de la autoridad policial y administrativa no se han debido tomar medidas sancionatorias ni se ha procedido a realizar clausuras ya que el cumplimiento ha garantizado la seguridad. En cambio, si se han producido contagios en actividades clandestinas como fiestas y reuniones sociales que son de conocimiento público y por eso las medidas a tomar.

Hemos gastado mucho de nuestro presupuesto en acondicionar y garantizar las medidas sanitarias para poder trabajar según los protocolos, ya no podemos mantenernos sin trabajar perdiendo miles de puestos de trabajo.

Es evidente que el foco está erróneamente puesto en este tipo de actividades y que de no estamos dispuestos a ceder en nuestro reclamo convocando caso contrario a una movilización a realizarse.” finaliza el escrito.

Pablo Reig, socio del gimnasio Fulk Training, brindó su opinión sobre lo que representaría un retorno a alguna instancia anterior de la cuarentena y cuestionó a las autoridades, si toman esa decisión: “Esta vuelta atrás significaría la pérdida de miles de puestos de trabajo, la exposición de la gente a otro tipo de enfermedades que cada vez es mas evidente, depresión, diabetes y demás actividades que están vinculadas a la no actividad física”.

Desde la Asociación mendocina de gimnasios y afines, explicaron que todavía no han recibido una notificación de la Casa de Gobierno con respecto al cierre de los gimnasios pero que de ser así respetarán los decretos nacionales o provinciales. “Vamos a acatar la decisión del Gobierno pero vamos a defender nuestra actividad como lo hemos hecho siempre. Cuando empezó la cuarentena trabajamos dos meses para que reabrieran los gimnasios y si es necesario lo vamos a volver a hacer”, dijo la presidenta de AMGA, Andrea De Marco.

“No es justo que cierren los gimnasios. Hay 500 gimnasios en Mendoza y nosotros no tenemos contabilizado ningún brote o foco en alguna de las instalaciones. Trabajamos en un protocolo, cumplimos con las restricciones (capacidad, edad, DNI y control por turnos)”, agregó.

Además, De Marco dijo que desde AMGA entienden la situación crítica del sistema sanitario pero que van a defender la actividad porque la gimnasia es entrenamiento y salud. En este sentido están trabajando en una ley nacional para que los gimnasios sean nombradas entidades de salud.

Sin embargo, todo se confirmará el lunes, cuando se conozca el decreto del Gobernador que redactará durante este fin de semana con su equipo.