viernes 7 de agosto de 2020

Mientras hacían un alto en el camino, los motociclistas se encontraron con las dos deportistas perdidas entre los cerros. Foto: Gentileza.
Sociedad

Rescataron a dos deportistas perdidas en la ruta 13

Dos corredoras se extraviaron la tarde del sábado, pero fueron encontradas en el camino por motociclistas, que las trasladaron hacia donde habían dejado el auto, al pie del cerro Arco.

Mientras hacían un alto en el camino, los motociclistas se encontraron con las dos deportistas perdidas entre los cerros. Foto: Gentileza.

Dos jóvenes corredoras, que compiten en pruebas de alta exigencia, pasaron momentos difíciles cuando se extraviaron en picadas vecinas a la zona de cerro Arco, pero la presencia circunstancial de dos motociclistas en el área, les evitó sufrir mayores consecuencias.

Las chicas, de unos 35 años y que pidieron anonimato, se entrenaban el sábado pasado, en un área de veranada cercana al puesto Tres Quebradas, no muy lejos de la ruta provincial 13 y de la cima del cerro El Arco, donde habían dejado el vehículo en el que se transportaban.

El entrenamiento duró por lo menos tres horas y en determinado momento, cuando iban por las inmediaciones de la base del cerro Áspero (2.200 m), se dieron cuenta que estaban perdidas. Se habían propuesto desplazarse por un terreno con un desnivel de aproximadamente 750 metros, para darle más rigor a la práctica.

La preparación marchaba con normalidad hasta que advirtieron que estaban perdidas y que avanzaban sin saber bien hacia dónde iban.

La temperatura era muy baja (dos o tres grados), circulaban sin orientación, en medio de una nube muy baja, que nos les permitía ver detalles del terreno para orientarse.

Alrededor de las 16 del sábado comenzaron a preocuparse…pero en esas circunstancias se encontraron con los mototeros Cristian Alcaya (46, instructor de esquí en Las Leñas) y Mauricio Moyano (49, vendedor en el rubro metalúrgico). “Nos desplazábamos en nuestras motos por la ruta 13 (que une Las Heras con Uspallata) y al cabo de algunos kilómetros, nos desviamos para hacer un travesía a campo traviesa. En esas circunstancias y al hacer un alto en la marcha, escuchamos voces, ‘hola, hola…’ decía alguien y nos dimos cuenta que eran pedidos de auxilio”, relató Cristian, oriundo del sur provincial. “Enseguida encontramos a las chicas, que primero tuvieron que superar el temor inicial de encontrarse con dos desconocidos en plena montaña. Estaban asustadas, con signos de hipotermia (no estaban abrigadas). Pero pronto tomaron calor porque hicimos un pequeño fuego y luego las trasladamos en nuestras motos hasta el puesto Tres Quebradas, y luego al puesto Los Amigos, donde ya se había preparado otro equipo para completar la atención de las jóvenes”.

Aunque el operativo no exigió la internación de las deportistas, los motociclistas ya habían puesto en movimiento el protocolo para estos casos y por medio de radios VHF y celulares habían citado a colegas para apoyar el procedimiento de auxilio. El puesto de apoyo estuvo integrado por Daniel “Yeti” Giampietri, Fabrizio Bravi (47) y Carlos Valverde, que contaban con un equipo 4x4. Esta forma de actuar en emergencias en que personas se encuentran en peligro, es un acuerdo entre entidades que propician la utilización del piedemonte dentro de pautas ambientales y de protección, que reúne a Aconcagua Moto Club, las federaciones Mendocina de Enduro y Mendocina del Deporte Motor y la Asociación de los Senderos (bicis).

Las jóvenes se recuperaron favorablemente y fueron llevadas en camioneta al punto donde habían dejado su auto, retornaron a sus hogares. A pesar de la insistencia, las jóvenes prefirieron mantenerse en el anonimato, pero agradecieron el gesto de Alcaya, Moyano y el resto de las personas que participaron del operativo.

Los rescatistas coincidieron en que afortunadamente las chicas fueron halladas antes que pasara más tiempo, dado que por estar sin abrigo, mojadas y sin alimentos, el haberlas dado con ellas varias horas después o al otro día, podría haber complicado la situación.