martes 27 de octubre de 2020

El próximo 29 de setiembre comenzarán las inscripciones para las 2.800 viviendas de Procrear. / Marcelo Rolland
Sociedad

Procrear: arrancan las inscripciones para adquirir casas o departamentos en Mendoza

En la provincia todavía quedan 2.800 viviendas sin dueños en distintos Desarrollos Urbanísticos, incluido el de Capital. Buscarán adjudicarlas.

El próximo 29 de setiembre comenzarán las inscripciones para las 2.800 viviendas de Procrear. / Marcelo Rolland

El próximo 29 de setiembre comenzarán las inscripciones para las 2.800 viviendas de Procrear que existen en distintos desarrollos urbanísticos de la provincia y que no tienen dueño. En paralelo, quienes ya tienen sus viviendas adjudicadas deberán esperar a que “mejoren las condiciones sanitarias” para que se completen las entregas.

La provincia arrastra un déficit habitacional cercano a las 70.000 viviendas, y entre todos los efectos negativos de la pandemia (principalmente sanitarios), se suman las dilaciones para la entrega de propiedades ya construidas, y habitables, que podrían contribuir a reducir dicho déficit.

No obstante, aún quedan remanentes de construcciones Procrear en diferentes departamentos de la provincia, y los interesados podrán inscribirse en breve para participar de los sorteos por los que podrían acceder a una vivienda en los términos del programa.

Según explicó a diario Los Andes Luciano Scatoloni, subsecretario de Política de Suelo y Urbanismo de la Nación, está previsto comenzar con las inscripciones el 29 de septiembre, de forma gradual.

Se trata de 2.800 unidades habitacionales, casas y dúplex de dos plantas, ubicados en diferentes departamentos de Mendoza, entre ellos, en el desarrollo urbanístico de Ciudad, que se sortearán entre quienes se inscriban en la página de Procrear.

Condiciones

Al igual que sucede con el resto de los Desarrollos Urbanísticos del país, a los aspirantes se les exige comprobar ingresos mínimos de $33.750 (dos salarios mínimos, vitales y móviles), y no más de $135.000 (u ocho salarios mínimos). Otro requisito necesario es no poseer viviendas a su nombre, ni tener antecedentes negativos en el sistema bancario.

Quienes resulten beneficiados accederán a un crédito que se ajustará en relación al coeficiente Hog.Ar, que reemplaza a las Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs), y que permite ajustar las cuotas, y el capital a pagar, según la variación de los sueldos. Para evitar que la cuota se vuelva imposible de pagar, el incremento tendrá un tope estipulado.

Viviendas sin entregar

Entre las 2.800 viviendas que aún no se han sorteado, y las 1.200 viviendas que se deben entregar en Mendoza, Procrear dispone de 4.000 soluciones habitacionales con las que muchos mendocinos se ilusionan desde hace algunos años.

Así, tras dos años desde que se terminara de construir el Procrear de la Sexta Sección de Ciudad, alrededor de 800 familias mendocinas reclaman por mayor celeridad en las entregas, a fin de habitar los departamentos que ya les fueron adjudicados y que, en algunos casos, les significaron la entrega de fuertes sumas de dinero adicional para completar el préstamo que se les otorgó bajo la modalidad de hipoteca.

Además, quedan viviendas por entregar en La Dormida en Santa Rosa, y en Malargüe, más algunas que se estuvieron entregando en las últimas semanas en Maipú. Pero en todos los casos, los protocolos para evitar la propagación del Covid permitían que se realizaran cinco entregas diarias, y el proceso podría tardar meses.