martes 20 de octubre de 2020

El 20 de septiembre, día de los novios.
Sociedad

¿Por qué se festeja el Día de los Novios cada 20 de septiembre?

Esta fecha no sólo indica el inicio de la Primavera, ni la previa al Día del Estudiantes. Por años fue y será el día más romántico del año en nuestro país.

El 20 de septiembre, día de los novios.

El 20 de septiembre no sólo es la fecha que anticipa el inicio de la temporada más bonita y colorida de año, la Primavera. Ni se trata solamente del festejo de los Estudiantes, tras tantos meses de esfuerzos. Esta fecha es siempre el Día de los Novios en la Argentina. El día más romántico, antes de que se instalara la celebración de origen extranjera, el Día de San Valentín, en el mes de febrero.

Cada 20 de septiembre los novios se obsequian regalos o inolvidables momentos, que sean después valiosos e inolvidables. El ingenio es una premisa pero siempre bajo el requisito del encanto y el romance. Es una fecha en que se la espera, a veces por muchos meses, por ser perfecta para iniciar una relación.

La coincidencia con la Primavera no es casual sino causal. Cada ser de la tierra nace en esta época y el amor en los humanos, no es la excepción.

¿Por qué nos enamoramos más en primavera?

Según los científicos, el clima cálido, las flores y sus perfumes, y el paisaje se vuelve más atractivo en cualquier lugar donde estés. Nos ponen de mejor humor, con más ganas de salir y disfrutar del aire libre. Pero la principal razón que aducen los especialistas es la dopamina.

La dopamina es un químico natural que usa nuestro cerebro para hacernos querer determinadas cosas, y si bien hay otros sistemas involucrados en la experiencia del amor, la dopamina es la principal causa. Con mucha de esta sustancia en nuestro sistema es más probable que nos enamoremos profundamente.

La dopamina hace que nos sintamos con más energía, motivados y dispuestos a asumir determinados riesgos. Hay muchos estímulos que impulsan el cerebro y generan dopamina, y estos estímulos tienen que ver con los colores, nuevos olores e incluso la vestimenta que deja ver más piel.

Todos estos estímulos impulsan al cerebro a generar dopamina, sucede más en la primavera y por eso hace que estemos más susceptibles al amor.