domingo 16 de mayo de2021

Por límites insuficientes, baja el consumo con tarjetas de crédito
Enero mostró una caída de 5,2%, si se compara el mismo período del año pasado.
Economía

Por límites insuficientes, baja el consumo con tarjetas de crédito

Enero mostró una caída de 5,2%, si se compara el mismo período del año pasado. La depreciación de los ingresos por la inflación. Se priorizaron compras de productos de rubros esenciales.

Por límites insuficientes, baja el consumo con tarjetas de crédito
Enero mostró una caída de 5,2%, si se compara el mismo período del año pasado.

El consumo no sólo se ve limitado por la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y la cautela de los consumidores ante la incertidumbre de las nuevas restricciones que pueda traer la llegada de una segunda ola de Covid-19, sino también por los límites de las tarjetas. Es que durante la pandemia se ofreció la posibilidad de refinanciar los saldos y luego se lanzaron renovadas ediciones del Ahora 12, pero como algunos bancos no ajustaron los máximos de compra con plásticos, varias personas se han quedado sin poder seguir comprando en cuotas.

Juan Roth, presidente de la Comisión de Comercio de la FEM (Federación Económica de Mendoza), comentó que, producto de la refinanciación de los saldos durante 2020, las personas se han quedado con poco margen en las tarjetas de crédito. Sumó que, además de haber una caída en las ventas, producto de la depreciación de los ingresos por la inflación, al no contar los consumidores con herramientas para financiar sus compras, se nota un impacto directo en el comercio.

La FEM realiza un relevamiento mensual de las ventas, medidas en cantidades, que, a enero, mostró una caída del 5,2% en comparación con el mismo mes de 2020. En ese informe planteaban que la explicación de este descenso está en la merma en los ingresos de las familias y en su situación financiera, por lo que se observa “mucha prudencia al momento de gastar”.

Juan Retali, de una tienda para bebés y niños, comentó que han notado que las tarjetas están al límite. De hecho, señaló que en la mañana de ayer una clienta quiso comprar con tarjeta y le rechazaron la compra. Por otra parte, mencionó que Ahora 12 daba tres meses de gracia y a muchas personas les están empezando a llegar las primeras cuotas, lo que reduce la capacidad de compra, en especial en aquellos rubros que no son básicos. Además, señaló que el hecho de que los bancos no hayan extendido los límites es un problema porque los precios han subido considerablemente.

La encuesta nacional de centros de compras que realiza el Indec mostró que, a precios constantes (sacando la inflación), las ventas en el mes de enero en todo el país tuvieron –en millones de pesos- una disminución en comparación con el primer mes de 2020 del 31,5%. En cambio, el mismo Instituto Nacional de Estadística y Censos, en su encuesta de supermercados y autoservicios mayoristas, revela que las ventas en estos comercios tuvieron un crecimiento interanual de 3,8% en enero de 2021.

Esto demuestra que las familias han priorizado las compras en los rubros esenciales, en detrimento de aquellos que pueden considerarse accesorios. Esto, pese a que, en enero, por ser un mes de vacaciones, se suele destinar más dinero a rubros vinculados al esparcimiento y la gastronomía.

Plásticos al límite

Se debe recordar que, en abril del año pasado, entre las diversas medidas que el gobierno nacional adoptó, en el marco del decreto de aislamiento social preventivo y obligatorio, se encontraba el refinanciamiento automático de los saldos en las tarjetas de crédito. El Banco Central dispuso que se podía acceder a un pago en nueve cuotas, con tres meses de gracia, a una tasa nominal del 43% anual (un costo financiero total de 70% anual en promedio).

Lo cierto es que, por la reducción en los ingresos que generó en muchos hogares la pandemia, varias familias tuvieron que optar por esta “solución”. Además, debieron seguir utilizando el plástico para pasar para adelante los gastos que no podían afrontar.

En setiembre, ante el riesgo de no poder cobrar los saldos, algunos bancos optaron por restringir el límite de compras en cuotas; aunque mantuvieron el tope para el monto en un solo pago. Esto se aplicó, en particular, a aquellos clientes que sólo tenían la tarjeta de crédito con la entidad, mientras que a quienes tenían una cuenta sueldo o paquete, además de buen comportamiento crediticio, se les actualizaron los límites.

Cuando a esta medida se le suma que el año pasado, según la DEIE (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia), los precios al consumidor tuvieron un incremento promedio en 2020 de 36%, se entiende que los topes de compras en cuotas pueden haber quedado desactualizados para ciertas tarjetas.

Por otra parte, hubo quienes decidieron aprovechar el relanzamiento de los planes Ahora (3,6,12 y 18), a mediados del año pasado, con los tres meses de gracia, y con ello engrosaron los consumos con tarjeta. El programa se prorrogó en diciembre, con lo que sigue vigente hasta el 31 de marzo. Y si bien tiene como finalidad incentivar el consumo, hay quienes ya no pueden seguir recurriendo a esta posibilidad porque sus plásticos superaron el límite.

Un estudio realizado por la consultora financiera First mostró que, en diciembre de 2020, la operatoria a través de tarjetas de crédito tuvo un crecimiento interanual de 60,2%, muy por encima de la inflación del período. A esto, sumaron que, en la segunda mitad del año, los saldos de tarjetas de crédito crecieron 42,6%, un alza mayor que la registrada en la primera mitad.