Por la pandemia, se reducen al mínimo las cirugías programadas en Mendoza

Exclusividad. Con la medida oficial se busca asegurar 60% de las camas para urgencias y pacientes con Covid-19. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Exclusividad. Con la medida oficial se busca asegurar 60% de las camas para urgencias y pacientes con Covid-19. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

El Gobierno dispuso que los hospitales públicos y privados hagan sólo 15% de las operaciones previstas. Se priorizarán urgencias y pacientes graves afectados por coronavirus.

El gobierno de Mendoza dispuso que todos los hospitales públicos y privados de la provincia, deberán reducir a 15% las cirugías programadas para disponer de la utilización de camas totales del establecimiento en caso de ser necesario.

Con esta medida lo que se busca es tener disponibilidad para aquellos pacientes que deban ser internados por coronavirus, sobre todo aquellos que requieren asistencia continua por el cuadro de gravedad que presente la enfermedad.

La novedad se conoció ayer en el Boletín Oficial a través de la resolución 1528 que establece esta norma para todos los establecimientos de salud de la provincia que cuenten con internación, tanto del subsector público como del subsector privado. La idea, según dijeron desde el ministerio de Salud provincial, es que 60% de las camas de un hospital estén exclusivamente disponibles para la atención de pacientes con coronavirus y el resto para las urgencias.

Bajar cirugías

Entre los fundamentos, la norma recuerda que si bien el pasado 30 de junio se dispuso, por resolución ministerial, la reducción de cirugías programadas a un 30% de camas disponibles. A pesar de ello “se observó una sobre prestación en algunos efectores de salud en cuanto a la utilización del margen disponible de cirugías, por lo que la Comisión Intersectorial de Salud de Gestión Estatal y Privada en el marco de Covid-19, el pasado 16 de junio sugirió que para estar preparados para una eventual necesidad de camas por la emergencia sanitaria “la mejor opción es bajar la cantidad de cirugías programadas a un máximo de 15% de utilización de camas disponibles. No pudiendo superar 15% del registro histórico de cirugías.

El subdirector asistencial del Hospital Central, Lucas Mariani, dijo que se viene trabajando de esta manera desde que inició la cuarentena aunque reconoció que durante un tiempo, cuando los casos de Covid-19 disminuyeron, se volvió a trabajar con normalidad.

“En un principio, al inicio, se redujo la atención de las cirugías programadas, pero luego volvimos a una actividad normal. Ahora, desde hace un mes y medio, las cirugías programadas son 20% aproximadamente. De todas formas, lo que es atención oncológica o las urgencias siguen todas iguales, al mismo ritmo”, indicó Mariani quien trabaja en el hospital público que más cirugías realiza en la provincia junto a los hospitales Lagomaggiore, Notti y Schestakow.

Desde este nosocomio indicaron que las cirugías que se están reprogramando tienen que ver con aquellas de la vesícula, hernias y con intervenciones menores. “Los pacientes que deben esperar los tratamos con analgésicos o calmantes dependiendo de la patología. Paralelamente, se los sigue controlando en consultorios externos”, informó Mariani quien aseguró que todavía no hay fecha estimada para la realización de las cirugías postergadas.

Para terminar, el subdirector asistencial del Central explicó que si los pacientes presentan malestar general, se los atiende por guardia y si se vuelve una urgencia impostergable recibe la atención quirúrgica.

En los privados

En sanatorios y clínicas privadas la situación es diferente ya que, según se informó, hasta el momento no se estaban reprogramando las cirugías que no eran de urgencia. José Luis Sánchez Rivas, de la asociación de clínicas privadas, dijo que: “No se estaban haciendo. Estamos operando, aunque adecuados a la nueva normalidad”, explicó Sánchez Rivas.

Por otro lado, indicó que las cirugías programadas al día de hoy, representan 40% de las intervenciones que se realizan en los privados. “Son las relacionadas con hernias, vesículas, cirugías estéticas o traumatológicas, como las de ligamentos de rodilla, por ejemplo”, detalló.

También se están realizando, al igual que en el Central, aquellas que son de urgencia o de necesidad, vinculadas con cáncer o hemorragias. “De todas maneras las programadas son la mayoría, cancelarlas hace que los sanatorios tengan menos ingresos”, comentó Sánchez Rivas.

Difícil reprogramación

Desde el Notti indicaron que están trabajando con cirugías programadas a 20%, además de las urgencias que, por su complejidad o diagnóstico, no pueden esperar, es decir, que no son cirugías electivas. “Desde que inició la pandemia se tuvieron que reprogramar cirugías. En el Notti se hacen aproximadamente 25 diariamente en los quirófanos pero se tuvo que reducir a 50%. Ahora estamos trabajando a 20%, es decir que se hacen entre 6 y 8 diarias, además de las urgencias”, dijo la jefa de departamento de Cirugías del Notti, Carolina Membrives.

Respecto de las que se siguen haciendo, indicó que se hacen intervenciones a pacientes oncológicos y a aquellos cuyas afecciones no pueden esperar ya que esto les traería más problemas. “Un quemado necesita entrar al quirófano al menos dos veces por semana hasta que se resuelve su situación clínica. Ellos no pueden esperar. O, por ejemplo, si una vesícula presenta cálculos enclavados que se puede transformar en pancreatitis, hay que operar. No puede postergarse”, explicó Membrives.

Continuando, dijo que es muy difícil la reprogramación porque el Notti trabaja sobre patologías que no se hacen en otro nosocomio. “No es fácil. El hospital tiene mucha demanda. Tratamos de evaluar el tiempo que puede esperar un paciente y, en función de eso, se pone fecha de postergación”, finalizó.

Al quirófano: Cornejo, entre las urgencias del Central

El ex gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, debió ser operado de urgencia hoy por una hernia inguinal atascada. La misma se realizó en el hospital Central, y resultó exitosa y sin inconvenientes.

Fue el propio diputado nacional quien comunicó la noticia en redes sociales. “Hoy me realicé cirugía de urgencia en el Hospital Central de Mendoza, por una hernia inguinal atascada, patología que desde hace más de un año me venía provocando molestias y dolores fuertes, que derivaron en la intervención”, sostuvo.

Además, declaró que la operación “terminó sin inconvenientes, en el quirófano de guardia y la realizó el personal de la guardia del Hospital Central, a quienes agradezco enormemente su atención y profesionalismo”.

Claves

La atención en consultorios

- Se seguirá atendiendo con normalidad (se debe pedir turno y acudir al hospital o clínica con barbijo).

- El médico evalua el estado del paciente y en función de eso determina la urgencia de una operación.

- Las cirugías que no son urgentes se irán haciendo progresivamente.

- Hay cirugías a las que se les programará un día cuando pase el pico de contagios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA