jueves 28 de enero de 2021

Sólo suscriptores
Mejoras. La cantidad de casos se redujo a la mitad, también hay una notoria disminución en el número de fallecidos. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Sociedad

Por la baja de casos y test, creen que 30% de los mendocinos están inmunizados contra el Covid-19

Advertencia. Especialistas explican que hay una mejora general de los indicadores, pero si se relajan las medidas, puede cambiar el panorama.

Mejoras. La cantidad de casos se redujo a la mitad, también hay una notoria disminución en el número de fallecidos. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Sólo suscriptores

La tendencia a la disminución de casos de Covid se afianza y los números lo expresan claramente. Pero al mismo tiempo, ha bajado notoriamente la cantidad de test diarios que se realizan y eso lleva a preguntarse las causas. El famoso: ¿qué es primero el huevo o la gallina? ¿Se testea menos y eso implica menos detección? ¿O hay menos casos y por ello menos demanda?

Desde el ministerio de Salud detallaron que hace unas semanas se realizaban 300 a 400 test de antígenos (cuando hay síntomas), ahora están haciendo 40 a 50 por día. Y lo mismo pasa con el PCR.

Se estima que alrededor de 30% de la población de Mendoza ya estuvo en contacto con el virus y desarrolló inmunidad y por ende hay menos susceptibles.

Puede verse si se toman los test realizados la última semana y se comparan con lo que sucedía hace un mes. Entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre se hicieron un total de 5.579 test, es decir un promedio de 797 por día. En tanto, entre el 26 de octubre y el 1 de diciembre (también 7 días) se concretaron un total de 11.088 test y un promedio diario de 1584. Se trata de una reducción prácticamente a la mitad. Mientras que la positividad se encuentra en torno al 24% (cantidad de casos positivos). Los Andes consultó a algunos especialistas sobre el tema y hay coincidencia: aseguran que definitivamente hay menos casos y que la gente consulta menos..

Esto hay que mirarlo en el marco de una mejora general de los indicadores pero sin perder de vista que el virus sigue circulando y que si se relajan las medidas las cosas pueden cambiar. Tampoco puede dejarse de lado el riesgo de una segunda ola al mejor estilo europeo.

Noviembre marcó un cambio radical en la evolución de la pandemia en tierras mendocinas. La mejora se consolidó con una notoria disminución de casos y fallecidos además de una mejora en los indicadores generales como positividad, cantidad de fallecidos, R0 y tiempo de duplicación de casos.

Menos consultas

“Ha disminuido la circulación viral y por ende el número de personas que tiene la infección, que son sintomáticas y acuden al sistema, eso hace que disminuya la demanda de test a realizar”, explicó Carlos Espul, coordinador de la Red de Laboratorios Públicos de Mendoza.

Remarcó que es por menos circulación viral y en este contexto la gente que tiene la sospecha de coronavirus, termina siendo negativa y por eso la positividad es muy baja.

“Bajaron los casos y no es producto de que se testea menos sino porque hay menos consultas y eso es multifactorial”, aceptó una reconocida infectóloga.

“La gente cuando tiene Covid reconoce los síntomas y cuando es leve se queda en su casa o no, pero no consulta, pero es real que hay menos casos, estamos viendo menos internados, menos graves, eso es innegable y hay menos fallecidos”. apuntó.

“Hacemos tests en terreno, uno con test de antígenos y otro con el pinchazo en el dedo (de seroprevalencia) y encontramos casi la misma cantidad que ya han pasado la enfermedad. Además las consultas en los centros de salud han disminuido”, subrayó Gonzalo Vera Bello, jefe de Epidemiología.

Aunque no se trata de un virus estacional, las temperaturas más elevadas juegan a favor: se ventilan más los ambientes (medida estratégica de prevención), las personas tienden a reunirse más en espacios abiertos y las gotículas de fluidos que pueden contener el virus se evaporan más rápidamente.

Gran parte de las personas ya ha incorporado a su rutina las medidas preventivas recomendadas, como uso adecuado del barbijo, distancia interpersonal e higiene de manos. La infectóloga agregó: ”Todas cosas que favorecen que haya menos transmisión y por otro lado el virus pareciera tener algo de conducta estacional, no es estacional, pero pareciera que en las estaciones de calor baja un poco la cantidad de contagios”.

Con más calma, hacen análisis de otros patógenos respiratorios

A su vez ahora se empieza a investigar con un poco más de calma a ver qué otros patógenos respiratorios son causa de la consulta, tenemos que ver si son virales o no, la idea es intensificar ahora la vigilancia de otros patógenos que van a empezar a ocupar el nicho que ocupaba coronavirus”, detalló Espul.

Desde el ministerio de Salud destacaron que los operativos por los barrios continúan, se hacen unos 5 por semana en el Gran Mendoza, más los que se hacen en otras zonas.

“En esas circunstancias se sale a buscar síntomas para hisopar y aleatoriamente serología para saber si el virus ya estuvo presente y los síntomas no se están encontrando”, dijo una fuente.