domingo 24 de enero de 2021

Sociedad

Playa en pandemia: qué estará permitido y qué no en la Costa Atlántica

La provincia de Buenos Aires lanzó los protocolos para la actividad turística para esta temporada. Habrá que olvidarse de algunas prácticas típicas

Quienes estén empezando a planificar sus vacaciones en las playas de la costa argentina y se les haya venido a la cabeza la idea de correr por la arena, en total libertad, para dejar atrás meses de aislamiento y restricciones, deberán ajustar un poco esa imagen. Es que habrá que respetar una serie de protocolos que incluyen estar todo el tiempo con barbijo y excluyen la posibilidad de deportes en la playa.

Lo cierto es que, para varios, esas postales de playas atestadas de gente en las que casi no queda espacio para llegar al mar entre una toalla y la del grupo contiguo resultan bastante poco atractivas. Para ellos, la buena noticia es que habrá que respetar la distancia de dos metros entre sombrillas y que habrá un cupo limitado de ingreso.

Por otra parte, los que esperaban regresar de sus vacaciones con un bronceado para lucir, deberán tener en cuenta que el uso obligatorio del barbijo podría interferir con sus planes. Y los amantes de la actividad física deberán olvidarse del fútbol playero, del gimnasio en el balneario y de los juegos recreativos para niños.

Como consigna Clarín, el gobierno bonaerense difundió ayer 13 protocolos aplicables a todos los actores de la actividad turística para la temporada 2020-2021; una semana antes del debut oficial del período de vacaciones previsto entre el 1 de diciembre y el 4 de abril de 2021. Los instructivos establecen las normativas sanitarias para prevención de Covid-19 que deberán seguir los alojamientos, playas, balnearios, campings, turismo rural, agencias de viaje, parques temáticos, enoturismo y otras atracciones.

Los hoteles y alojamientos en general no podrán habilitar espacios comunes como sala de estar, salones de usos múltiples o de juegos. Los desayunos y comidas incluidas en la tarifa deberán suministrarse en la habitación o en la modalidad “para llevar”, pudiendo ser consumidas en el desayunador o comedor del hotel, siempre y cuando no se supere la ocupación del 30%, y se cumpla con el distanciamiento social, y las condiciones de higiene y desinfección. No se activarán los aires acondicionados.

En el caso de los balnearios, no está permitida la realización de actividades deportivas grupales o cualquier actividad recreativa en la que no pueda garantizarse la distancia preventiva de 2 metros entre personas. Esto excluye los “picados” en la arena, el voley playero y otras prácticas de entretenimiento grupales.

Así como en los balnearios, cada municipio determinará la capacidad máxima por sombrilla y por carpa (que sólo podrán ser ocupadas por familiares), en las playas públicas se suma la obligación de realizar una desinfección periódica de los sanitarios públicos, que deberá ser garantizada por los gobiernos municipales. Tendrán que disponer lugares adecuados para lavado de manos con agua y jabón (dispensador de jabón líquido/espuma, toallas descartables o secadores de manos) y alcohol al 70%, ubicados a una altura no mayor de 1,20 metros, para garantizar su alcance por todas las personas.

Los campings tendrán permiso para funcionar, pero habilitados al 50% de su capacidad. Es decir, que se permitirá el acampe parcela de por medio. En el caso de las mesas, piletas de lavado y parrillas o fogones, se podrán utilizar respetando la distancia social mínima de 2 metros entre personas que no pertenezcan al mismo grupo conviviente. El uso de baños y vestuarios estará determinado por un sistema de turnos para evitar aglomeraciones. Los espacios de juegos y canchas deportivas no estarán habilitados.