viernes 14 de mayo de2021

Padres resisten la suspensión de clases presenciales en colegios de la UNCuyo
La medida adoptada por la universidad se extenderá por 21 días para disminuir la circulación de personas en escuelas. Foto: José Gutierrez / Los Andes
Sociedad

Padres resisten la suspensión de clases presenciales en colegios de la UNCuyo

Si bien ayer la universidad confirmó la decisión por medio de un comunicado, no se descarta que hoy puedan anunciarse algunos cambios. Continuarán clases sincrónicas virtuales

Padres resisten la suspensión de clases presenciales en colegios de la UNCuyo
La medida adoptada por la universidad se extenderá por 21 días para disminuir la circulación de personas en escuelas. Foto: José Gutierrez / Los Andes

Los colegios dependientes de la UNCuyo mantendrán la suspensión de clases presenciales que se anunció recientemente, que comenzó a regir ayer y seguirá hasta la última semana de mayo. La medida generó opiniones cruzadas en padres y madres de los estudiantes.

Además, ayer tuvo lugar una reunión de urgencia del gabinete de la UNCuyo por este tema, por lo que hoy podrían conocerse nuevos anuncios. Según precisaron desde la universidad, la suspensión fue decidida por la comisión de seguimiento de la situación de las escuelas de la universidad, creada por el Consejo Superior hace unos días.

En su primera reunión definieron suspender “las actividades presenciales en los establecimientos escolares durante 21 días”, en base al “período de incubación completo del virus” SARS-CoV-2.

No obstante, aclararon que “continuarán con las clases sincrónicas virtuales” y que el viernes la comisión volverá a reunirse “para evaluar el estado de situación y el seguimiento del cursado sincrónico”. El mencionado cuerpo está integrado por referentes del Comité Epidemiológico de la Universidad, consejeros superiores y representantes del sector docente, estudiantil y de padres y madres de estudiantes. El objetivo de la suspensión de clases presenciales es “disminuir la circulación de personas en esos ámbitos escolares”.

Carmelo Cortese, sociólogo e integrante de la Comisión de Madres y Padres en defensa de la Universidad Pública, reconoció que “en situaciones normales la presencialidad es el modo por excelencia de la enseñanza y el aprendizaje”, pero que actualmente “lo que está en discusión es cómo contribuir a bajar los contagios y esto se puede hacer continuando con las clases virtuales por un tiempo, que puede ser una semana, 10 días o 21, como han resuelto”.

Como es de esperarse, no todos los que tienen hijos en los colegios dependientes de la UNCuyo coinciden con él. Jorge Fuentes, de la agrupación Padres Organizados, no está de acuerdo con la decisión anunciada.

“Nuestra postura ha sido siempre defender la presencialidad. No estamos en contra de que la suspendan una semana. Estamos en contra de que llevan más de un año de una mala virtualidad y de una pésima presencialidad”, reclamó.

Cuándo regresarían a las aulas

Teniendo en cuenta que la medida regirá por 21 días, será, al menos en principio, hasta el 24 de mayo que es feriado puente, por lo que los alumnos recién regresarían a los colegios el miércoles 26 de mayo.

“La medida alcanza por igual a la Escuela de Comercio Martín Zapata, al Colegio Universitario Central, al Departamento de Aplicación Docente, a la Escuela de Agricultura de General Alvear, a la Escuela del Magisterio y al Liceo Agrícola y Enológico”, precisaron desde la UNCuyo.

Además, aseguraron que se reafirma el compromiso de “trabajar en pos de que se garantice la conectividad y el dictado de clases sincrónicas, con un piso de 3 horas y media, todos los días”, en concordancia con el pedido que realizó el rector, Daniel Pizzi.

Mientras tanto, entre los padres que no están de acuerdo con la suspensión de la presencialidad, hay preocupación en cuanto a la calidad de la educación que recibirán sus hijos.

“Es una mala virtualidad, con pocos profesores y pocas clases sincrónicas. Lo que queremos es que nuestros hijos puedan seguir adelante en un contexto de una provincia que decide seguir con las clases. Que nuestros hijos tengan las mismas oportunidades que los otros estudiantes de la provincia”, reclamó Fuentes.

Más allá de esta postura, Fuentes aclaró que considera “muy malo que nos pongan como enfrentados con quienes sí apoyan la suspensión, porque no estamos en contra de nada. Sólo queremos que los chicos tengan una buena educación”.

En este sentido, Cortese coincidió en evitar la confrontación, alegando que “no hay una opinión única entre padres. Lo único que nos unifica es tener hijos en los colegios de la universidad. La división de opiniones que se da en la sociedad, se da también en los padres”.

Cabe recordar que desde que comenzaron las clases este año, se vienen reiterando los reclamos de padres de alumnos del nivel secundario que asisten a los establecimientos de la UNCuyo. Unos 6 mil alumnos secundarios iniciaron el período escolar bajo un sistema de asistencia escalonada, con alternancia de clases virtuales y presenciales. Desde la UNCuyo ya habían adelantado que este año se iban a focalizar en la educación virtual. Por otra parte, algunos padres cuestionan la virtualidad porque gran parte del alumnado carece de los medios tecnológicos necesarios.