miércoles 3 de marzo de 2021

La familia de Matteo hizo la denuncia luego de que el bebé sufriera una trombosis.
Sociedad

Operaron con éxito a Matteo, el bebé prematuro que corría riesgo de amputación de una de sus manos

La criatura nació prematura y la colocación de una vía intravenosa habría desencadenado una trombosis. Denuncian maña praxis.

La familia de Matteo hizo la denuncia luego de que el bebé sufriera una trombosis.

Matteo Garrido, el bebé de un mes que había sufrido una trombosis y corría riesgo de perder una de sus manos, fue operado con éxito esta mañana en el Hospital Notti.

La criatura estaba internada en el Hospital Obstétrico Virgen de la Misericordia, en Godoy Cruz, pero fue derivado al nosocomio pediátrico más importante de la provincia tras la decisión que tomaron sus papás luego de hablar con que con una jueza de familia y un grupo de médicos en Tunuyán, según lo señala el portal El Cuco.

La familia de Matteo hizo la denuncia luego de que el bebé sufriera una trombosis.

“El bebé está bien, en buen estado general de salud. Los médicos nos dijeron que perdió las cinco uñitas y las yemas de los dedos, todo lo que se ve negro en la foto”, comentó Matías Rivas al mismo portal.

Los siguientes días serán cruciales para evaluar la evolución de Matteo, con las esperanzas puestas en que el bebé recupere de a poco la zona afectada.

El caso

Matteo nació prematuro el 17 de enero. Estaba en la semana 33 de gestación y pesó 1,5 kilogramos. Cinco días después, sufrió una sepsis - una infección generalizada- originada a raíz de un catéter colocado en su ombligo.

La enfermera de turno notó la infección y decidió cambiar la vía de lugar, lo que derivó en complicaciones en su sistema de circulación.

La familia de Matteo hizo la denuncia luego de que el bebé sufriera una trombosis.

La denuncia por mala praxis

Los padres de Matteo denunciaron al Hospital Obstétrico Virgen de la Misericordia por mala praxis. Dicha denuncia fue presentada el pasado 13 de febrero en la Oficina Fiscal 17 en Godoy Cruz.

En la misma se da cuenta que el bebé sufrió una trombosis debido a la colocación de una vía intravenosa por parte de una enfermera, situación que derivó en la posible amputación de una de las manos del bebé.