Obligaron a repetir de grado a un niño de 7 años superdotado pero la Justicia falló a su favor

Benjamín Equiza junto a sus padres
Benjamín Equiza junto a sus padres

Ocurrió en La Plata. Ordenaron que lo dejaran seguir en tercer grado y que diseñaran un plan de estudios acorde a su nivel.

Benjamín Equiza es un niño superdotado que vive en La Plata. Debido a sus altas calificaciones había adelantado un grado pero, mientras cursaba tercero, las autoridades ordenaron que volviera a segundo grado.

No se trata de un capricho de los padres. Cabe destacar que tras una serie de estudios, una psicóloga determinó que Benjamín es superdotado con “múltiples potencialidades”, con una facilidad inusual para matemática, pero también un “alto razonamiento verbal, poder de abstracción e inteligencia rica y muy creativa”.

Según informó Infobae, gracias a este diagnóstico saltó de sala de 4 a primer grado en un colegio privado de La Plata. Debido a que el niño se aburría e incorporaba los saberes rápidamente, su familia decidió que rindiera libre segundo grado en la Ciudad de Buenos, con un título de validez nacional, y que cursara directamente tercero.

Sin embargo, la Dirección General de Educación Privada (DIEGEP) de la provincia de Buenos Aires desconoció el certificado de CABA y ordenó que el niño volviera a segundo grado.

Lo curioso es que en el 2020, debido al cierre de escuelas por la pandemia de coronavirus, todos los chicos promocionaron el curso sin necesidad de aprobar ninguna materia. Es decir que no podían repetir.

Sin embargo, a Benjamín le exigieron que recursara incluso después de que él hubiera aprobado todas las instancias calificadoras del segundo grado.

Benjamín Equiza - Gentileza
Benjamín Equiza - Gentileza

Ante esto, los padres presentaron una medida cautelar que le permitió al niño seguir cursando tercero. Además hicieron una denuncia al INADI por discriminación pero respondieron recién en octubre con un pedido de mediación en la familia y el ministerio.

“Ningún organismo del Estado nos pudo ayudar. En la mediación la conclusión fue que iban a acatar lo que el juez dijera”, explicó a Infobae Soledad Heit, la madre de Benjamín.

“No se dan cuenta de que es un nene. Es mucho desgaste y angustia para él. Benja está siendo evaluado por autoridades desde que tiene uso de razón. El año pasado tenía miedo de cometer cualquier error en el colegio que lo hiciera retroceder. Es terrible la presión que sufrió. La psicóloga nos dijo: ‘Basta de someterlo a evaluaciones’”, agregó.

Durante el proceso judicial Benjamín tuvo una reunión con el juez, un encuentro con la defensora de menores e incapaces y le hicieron volver a ir a una psicopedagoga en CABA para que ratifique el diagnóstico.

Tras ese largo camino, el 10 de febrero llegó el primer fallo del juez Federico Atencio, del Juzgado de Garantías N°1 de la provincia de Buenos Aires donde revalidaba el certificado de CABA y rechazaba la orden de retroceso del ministerio.

“Faltaba que se le exigiera al ministerio de Educación elaborar un plan pedagógico específico para Benjamín, que también se pueda aplicar a chicos de similares características”, señaló Fabiana Rogliano, la abogada de la familia, especializada en niñez y adolescencia.

Así el 3 de marzo, el juez Atencio dictó un nuevo fallo en el que ordenaba a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense diseñar un programa en conjunto con el colegio para la trayectoria escolar de Benjamín, para enriquecer la currícula o que pueda volver a adelantar un grado de ser necesario.

“Este fallo es el primero que se logra en el país. Hasta entonces, ningún juez había ordenado a las autoridades educativas diseñar un programa para un chico con altas capacidades. Sin dudas sienta un precedente a nivel nacional”, cerró la letrada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA