Muerte de los turistas venezolanos: Salud inició un sumario administrativo y denunció penalmente al operador del SEC

Frente del hotel Reina Victoria ubicado en calle San Juan 1127 de Ciudad, donde en una de las habitaciones encontraron a las dos personas sin vida. Foto: José Gutierrez / Los Andes.
Frente del hotel Reina Victoria ubicado en calle San Juan 1127 de Ciudad, donde en una de las habitaciones encontraron a las dos personas sin vida. Foto: José Gutierrez / Los Andes.

Desde el Servicio de Emergencias Coordinado determinaron que la llamada fue derivada a un operador.

El Ministerio de Salud de la provincia inició un sumario administrativo contra el operador del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) que atendió al turista venezolano que solicitó ayuda médica. Además, desde la cartera de Salud denunciaron penalmente al operador por “presuntas irregularidades en el desempeño de su labor”.

En el momento de conocer los hechos, desde el SEC se pudo determinar que la llamada había sido derivada a un operador. Ante este hecho, se procedió inmediatamente a realizar la denuncia penal correspondiente. Además, se inició sumario administrativo y se suspendió preventivamente al operador.

El procedimiento se remitió a la Oficina General de Sumarios del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia, desde donde se llevará adelante el sumario. La denuncia penal ya está siendo investigada por la Justicia.

El trágico accidente

Una mujer venezonala identificada como Carmen Tovar Nacuare (55) y su hijo Valentino González Tovar (23)fueron encontrados muertos el domingo 9 de enero en el interior del apartamento que alquilaban en el hotel céntrico Reina Victoria. Junto a ellos se encontró también a un niño de 6 años, nieto de la mujer y sobrino del joven, y quien estaba vivo y fue derivado al hospital Notti. El sonido del agua correr que advirtió desde afuera una empleada de limpieza y los golpes insistentes a la puerta -sin respuesta desde adentro- motivaron a que la empleada llame a la policía.

Cuando ingresaron al apartamento, encontraron a la mujer y su hijo sin vida en la cocina y la cama del apartamento. Además, asistieron de inmediato al niño de 6 años que todavía se encontraba con vida. El pequeño fue derivado al hospital Notti, donde llegó con un cuadro de deshidratación.

Sin embargo, una vez internado en el centro asistencial pediátrico confirmaron que el niño, además, tenía coronavirus.

Tras detectar las fugas de gas en el interior del apartamento, la Justicia también investiga si hubo responsabilidad de los encargados del alojamiento, ya que no se hizo una inspección para determinar si las instalaciones estaban en condiciones antes de ponerla a disposición de los visitantes.

En las últimas horas se conoció un dato que sería fundamental en la investigación y que, al igual que ocurrió en el caso del femicidio de la adolescente Florencia Romano, vuelve a poner bajo la lupa el accionar del 911 y del CEO. Y es que trascendió un llamado realizado por el propio Valentino González Tovar al 911, minutos antes de que se produzan los decesos, y donde solicita una ambulancia ya que su mamá y su sobrino (Carmen y el niño, respectivamente) estaban vomitando.

Según se desprende del audio de poco menos de 3 minutos (donde fue grabada toda la comunicación), la operadora derivó la comunicación a un médico del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) y a quien el joven le insistió con el pedido de una ambulancia. Lo que le da mayor dramatismo a la secuencia es que, de fondo al llamado telefónico, se escucha a la mujer -madre de quien llamaba- quejarse del malestar y el sonido de las arcadas. Incluso, se escucha el llanto desconsolado del niño.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA