domingo 11 de abril de2021

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez junto al intendente de Guaymallén Marcelino Iglesias en la apertura de las Jornadas de Gobiernos Locales.
Sociedad

Mendoza vuelve a fase de distanciamiento: por ahora no habrá reuniones familiares, pero se buscará la vuelta de los quintos

El decreto del Gobierno nacional se publicó ayer y marca las pautas de la nueva fase, tras la salida del aislamiento. Rodolfo Suárez adelantó que propiciarán el regreso a las aulas de los alumnos del último año de la secundaria, en esta etapa final del año.

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez junto al intendente de Guaymallén Marcelino Iglesias en la apertura de las Jornadas de Gobiernos Locales.

“Nosotros vamos a volver a la situación de DISPO (Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio)”. Contundente, así fue la declaración del gobernador Rodolfo Suárez durante la mañana de ayer. El objetivo de sus palabras era aclarar cómo continuará la situación en Mendoza a partir de mañana en cuanto a las medidas sanitarias en medio de la pandemia de coronavirus. Y es que el decreto nacional que colocaba al Gran Mendoza, Tunuyán y Tupungato en aislamiento vence esta noche, y ya es un hecho que la Nación colocará a toda la provincia en la etapa de distanciamiento.

Si bien esta decisión responde en parte al pedido que Suárez le había formalizado al presidente Alberto Fernández, la satisfacción será -al menos en un principio- a medias para el mandatario provincial.

Sucede que, si bien el gobernador (en el mismo pedido) había solicitado el regreso de algunas actividades como las reuniones familiares, las escuelas de verano, los casinos, las canchas de fútbol 5 y las actividades en salas culturales (entre otras), el propio decreto nacional establece que -en general- continuarán prohibidas las reuniones familiares “en espacios cerrados”, aún en aquellas zonas donde rija el distanciamiento.

Por esto mismo es que, una vez oficializado el nuevo anuncio, Mendoza deberá entonces insistir por separado en el pedido de los encuentros en casas particulares y entre parientes directos, de los que supo gozar en tiempos con menores casos diarios positivos de Covid-19 de los que tuvo en los meses de septiembre y octubre.

“En tal sentido, el Jefe de Gabinete de Ministros, a pedido de los gobernadores o las gobernadoras, podrá autorizar la realización de reuniones sociales o familiares en los lugares alcanzados por la medida de ‘DISPO’ según la evaluación de riesgo epidemiológico y sanitario del lugar”, establece en ese sentido la flamante modificación el decreto, publicada justamente ayer a la tarde por la Nación. Ante esta realidad, desde el Ejecutivo provincial optaron por aguardar entonces a que haya una respuesta específica al pedido particular.

Clases para los quintos: la prioridad

En el transcurso de la semana entrante, el gobernador se reunirá con los intendentes del Gran Mendoza con el objetivo de definir, ya en esta etapa de distanciamiento social, las flexibilizaciones y aperturas a concretar.

Con la decisión final en manos de la Nación en lo referido a las reuniones familiares, otra de las prioridades que fijó el Ejecutivo provincial tiene que ver con el regreso a clases presenciales.

“Queremos estar cerca de los chicos de quinto año de la secundaria. también de los jardines maternales, escuelas de verano, el turf, los casinos. El Estado tiene que recuperar la posibilidad de recaudar. No significa que todo esto va a ocurrir, es lo que vamos a estudiar en consulta con los intendentes”, sostuvo el mandatario durante la apertura de las Jornadas de Gobiernos Locales, que tuvo lugar ayer en el Espacio Cultural Julio Le Parc (Guaymallén).

En ese sentido, en el gabinete de la Dirección General de Escuelas también avanzará en el transcurso de la semana en el tema de la vuelta presencial a las aulas.

El objetivo, como ya ha confirmado el director de Escuelas, José Thomas, es priorizar a las trayectorias débiles (estudiantes que no han tenido un buen rendimiento con el cursado a distancia) y a aquellos que están terminando la secundaria en este ciclo lectivo. De hecho, a nivel nacional una de las tantas posibilidades que se maneja es que el año escolar para estos estudiantes se extienda hasta abril de 2021.

Dentro del plano educativo, el regreso -también presencial- a las universidades es otro de los aspectos que, casi con seguridad, se resolverá una vez oficializado el retorno al DISPO. Y es que la Nación ya habilitó a cada jurisdicción a que articule el regreso físico a las casas de estudio, y en Mendoza todas las instituciones han elaborado sus protocolos y los han elevado a las autoridades del Ministerio de Salud. Es esta cartera la que debe dar el “OK” definitivo para articular el regreso, que también se haría de forma escalonada, priorizando a aquellos alumnos que requieren prácticas en el lugar y también a aquellos que están en vías de tener su acto de colación.

Qué dice el decreto sobre Mendoza

La más reciente modificatoria del decreto nacional establece “que la provincia de Mendoza continúa con transmisión comunitaria, pero se ha ralentizado la velocidad de aumento de casos, con estabilidad en las últimas semanas; principalmente en la región metropolitana de Mendoza, Gran Mendoza, Tunuyán, San Carlos y Tupungato, observándose una disminución en la ocupación de camas de terapia intensiva, presentando una ocupación de camas de UTI del 75% en toda la provincia (igual que en las semanas previas) y alcanzando al 79% en el Gran Mendoza”. Luego, el decreto incluye a “toda Mendoza en fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, de mañana hasta el 29 de noviembre”.