domingo 7 de marzo de 2021

Sólo suscriptores
Los testeos que se realizan van dando menos casos positivos que en octubre / Orlando Pelichotti
Sociedad

Mendoza lleva 5 días con menos de 500 casos activos de Covid-19: ¿a qué se debe la baja?

Enero ha mostrado una disminución de personas enfermas pese a que se temía un repunte tras las fiestas de fin de año y las vacaciones.

Los testeos que se realizan van dando menos casos positivos que en octubre / Orlando Pelichotti
Sólo suscriptores

El virus Sars CoV-2 está dando un breve respiro en cuanto a la cantidad de nuevos infectados diarios. Pese a que muchos anticipaban un posible repunte tras los festejos por el fin de año (que ocurrió aunque leve) y las vacaciones, lo cierto es que enero ha mostrado mejoras.

No sólo se observa semana a semana una disminución sino que, además, ha sido particularmente notoria las últimas jornadas. Desde el 20 de enero hay menos de 500 casos activos de Covid en Mendoza, la mitad de lo que se registró el 19 de este mes y los aproximadamente 2.000 activos que mostraban las primeras semanas.

Esto se asocia a que se producen menos contagios por jornada (al menos los detectados e informados oficialmente) y entre tanto las personas se van recuperando de la enfermedad que ocasiona el Sars CoV-2.

El promedio de casos diarios registrado las últimas 8 jornadas, hasta el domingo por la noche, es de 112,75, 10% de lo que se notificaban las semanas de octubre cuando se producía el pico de la pandemia en Mendoza, cuando se llegó a superar los 1.000 nuevos enfermos por día y se temía el colapso del sistema.

La cantidad de fallecimientos da un promedio de 4 diarios los últimos 8 días. Es el doble de lo que se registraba la última semana de diciembre: 1,71 era el promedio diario. La letalidad es un factor que en general no sufre modificaciones, está siempre levemente por encima del 2% de quienes adquieren la infección.

Lo cierto es que ya diciembre mostró mejoras en los indicadores, con un leve desmejoramiento los primeros días de enero (quizás por las fiestas) y luego el retorno a una tendencia positiva.

Baja constante

La proporción de casos activos detectados e informados por el Ministerio de Salud local ha expresado una clara tendencia a la baja este mes.

La primera semana, según el informe que emitió el área, entre el 31 de diciembre y el 7 de enero estaban activos 14,89% de los casos detectados desde el inicio de la pandemia. De los datos se desprende que 8.674 personas estaban transitando la enfermedad (descontando a quienes fallecieron).

Para ese entonces la proporción de recuperados era de 82,95% mientras que la última semana de 2020 había cerrado con 77,56% de recuperados y 11.653 activos. Hay que considerar que entre quienes presentan cuadros más graves y resultan internados, el tiempo de recuperación es muy relativo. Hay quienes han llegado a estar 60 días hospitalizados.

Luego, entre el 8 y el 14 de enero, los recuperados ascendieron a 90,61% del total de positivos, lo que implica que permanecían activos 7,21% (con 2,18% de fallecidos), es decir 4.265 personas.

En tanto, el último informe, que reúne datos de entre el 15 y el 21 de enero expresa un nuevo gran descenso: da como resultado que sólo quedaban 300 activos. El ministerio detalló que 58.302 personas ya se habían recuperado, lo que es 97,29% del total de afectados desde el inicio de la pandemia. Esto está asociado a la desaceleración de los contagios, lo que genera margen para la recuperación dejando menos personas con la enfermedad activa.

Variables

Son varios los factores que pueden incidir en este escenario. Por un lado, la menor cantidad de susceptibles: muchas personas que ya se han enfermado cuentan con anticuerpos, aunque se estima que estos pueden durar en torno a 4 meses. Ahora que comenzó la campaña de vacunación este segmento se ampliará, disminuyendo las chances de infección por la enfermedad.

La infectóloga Andrea Vila dijo que, aunque no se trata de un virus estacional, se cree que puede tener un componente de éste. Además, las temperaturas más elevadas juegan a favor: en esta época se ventilan más los ambientes (medida estratégica de prevención), las personas tienden a reunirse más en espacios abiertos y las gotículas de fluidos que pueden contener el virus se evaporan más rápidamente.

Por otra parte, gran parte de las personas ya ha incorporado las medidas recomendadas como uso adecuado del barbijo, distancia interpersonal e higiene de manos.

Hay que considerar que la recuperación lleva aproximadamente 10 días, aunque puede haber casos, aquellos más graves que pueden llevar hasta dos meses con el agregado del proceso posterior para afrontar las secuelas. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que suele considerarse que, de los notificados, se estima que hay tres veces más entre quienes transitan la infección de manera asintomática o no llegan al sistema.

Tampoco hay que perder de vista que, tal cual advierten especialistas y autoridades, la gente está cansada de las restricciones y expresa conductas de relajo frente a los cuidados mientras que el virus sigue circulando en la comunidad. Por otra parte, dado el comportamiento del virus en el mundo, se espera una probable segunda ola para fines de febrero o marzo.

112,75 Promedio

Es el promedio de casos diarios registrados los últimos 8 días. El número implica sólo el 10 por ciento de los casos que se registraban en octubre, cuando atravesábamos el pico.

Claves

Los factores de la mejora

1. Más ventilación. Las altas temperaturas hacen que los ambientes estén más ventilados.

2. En espacios abiertos. También por el calor la gente se reúne en lugares al aire libre.

3. Cuidado. Las personas incorporaron el uso del barbijo, distancia y lavado de manos.