Mendoza llegó a los 60 mil casos con baja ocupación de camas

Los hisopados son parte de la nueva normalidad que vive la sociedad por la pandemia / Mariana Villa
Los hisopados son parte de la nueva normalidad que vive la sociedad por la pandemia / Mariana Villa

El virus ha atenuado su circulación en el verano y la esperanza es la campaña de vacunación. El sistema, mejor preparado para la segunda ola.

La provincia superó ayer los 60 mil casos de Covid-19 tras 308 días desde que el virus se detectó por primera vez acá. Fueron 10 meses y dos días en los que, con un inicio tímido, no se pudo evadir la realidad mundial.

El primer caso fue informado el 21 de marzo y se llega a esta instancia en una especie de impasse que ha concedido el rebelde microorganismo que vino a cambiar las formas de ver el mundo, de relacionarse y de trabajar, entre otras tantas. Llevó incluso a una revisión y replanteo de cómo debe funcionar el sistema educativo, de la forma en que se vive y de la importancia del sistema de salud, exigido al extremo.

Este escenario se da en el marco de la campaña de vacunación, el inminente inicio de la actividad escolar obligatoria y con los equipos médicos mejor preparados.

El pico de casos fue en octubre, cuando fueron varios los días con más de 900 nuevos positivos, mientras que actualmente se registran poco más de 100. Ayer de hecho fueron 163, lo que llevó el total a 60.087. Aunque los números cambian a diario, son pocos los casos “activos” que están atravesando la enfermedad. En tanto, los fallecimientos suman 1.326 y la provincia registra una letalidad de 2.21% según el último informe oficial.

El sistema

Esta barrera simbólica que se atravesó ayer en Mendoza llega con gran agotamiento de los trabajadores de la salud y de la sociedad, que además de las restricciones ha sufrido el impacto económico. Tira y afloje mediante, con Nación, el Gobierno provincial busca evitar mayores restricciones. Para las autoridades, la clave, son las medidas preventivas como distanciamiento, uso del tapabocas y lavado de manos, pero la realidad muestra que la gente está cansada, se adaptó y peor aún, muchos se relajaron. De persistir, con más circulación, será difícil contener la suba de casos.

Aunque por momentos el sistema estuvo tensionado al límite, con ocupación de camas cercana al 100%, no llegó a colapsar. Los últimos datos refieren hasta ayer una ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva Covid-19 de 44,68% en el Gran Mendoza y 44,37% en toda la provincia.

Respuesta

El virus llegó a la temporada 2021 con nuevos modelos: se han detectado variantes que incluso ponen en duda la eficacia de las vacunas. Luego de que se mirara con preocupación la surgida en el Reino Unido, con 70% más de capacidad de infección y según se dijo ayer 30% más mortal, surgió la sudafricana, que según se advierte logra evitar gran parte de la respuesta del sistema inmune de quien ya había adquirido defensas.

La experiencia previa permitiría suponer que es casi seguro que alguna nueva variante ingrese al país y se anticipa una segunda ola para fines de febrero o marzo.

Los sistema de salud ya han generado mecanismos y entornos para dar respuestas. “Los médicos estamos mucho mejor parados, conocemos mucho de diagnóstico, de manifestaciones clínicas, tratamiento y complicaciones, también del manejo del poscovid”, resaltó la infectóloga Andrea Vila, referente de la Sociedad Argentina de Infectología en Mendoza.

Dijo también que se mejoró el diagnóstico: “Ya prácticamente no necesitamos del hisopado, la clínica es soberana, tenemos una alta capacidad para hacer el diagnóstico, tenemos bastante en claro qué pacientes van a evolucionar mal, por los factores de riesgo clínicos y laboratoriales, estamos mucho mejor armados”.

Destacó que también hay menos incertidumbre porque conocen más qué funciona y qué no, en particular respecto de cuestiones terapéuticas.

“La población tiene toda la información que tiene que tener (...) si hacemos todo lo que sabemos, logramos salir de la mirada individualista y agregamos la vacuna nos va a ir bien”, subrayó.

José Sánchez Rivas, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios (Aclisa), remarcó: “La situación es grave, los médicos estaban esperando una paga mejor que no están teniendo y la crisis está afectando a los prestadores de salud”.

Vacunas

No puede dejar de darse un especial reconocimiento al protagonismo que las vacunas adquieren en este escenario: llegaron para traer esperanza y empezar a ponerle un parate a la frenética carrera del “bicho”, pero esto no ha estado ajeno de controversias sobre la seguridad, la confianza de la población y las inevitables cargas políticas.

Pero no, no hay relajo posible. Los especialistas ya han asegurado que este año no es posible alcanzar la inmunidad de rebaño necesaria para frenar la transmisión del Sars CoV-2.

Se requiere llegar a 60% de la población, esto en Argentina implica vacunar a más de 27 millones de personas, con dos dosis de acuerdo a la única vacuna que llegó hasta ahora. No es poca cosa. En Mendoza habría que llegar a 1.200.000. Tras haberse aprobado el uso del inoculante ruso, Sputnik V para mayores de 60, se abre la posibilidad de que este año sea un poco menos duro para ese segmento.

Educación

Retorno a clases

Otro capítulo inevitable: el regreso obligatorio a las clases presenciales. “El 1 de marzo se iniciarán las clases presenciales, no obstante, el 10 de febrero vamos a comenzar las clases con chicos de trayectoria débil que no tuvieron el acceso a la tecnología en el 2020”, afirmó el gobernador, Rodolfo Suárez.

Esto fue ratificado por el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en su visita a Mendoza: “El regreso a la presencialidad cuidada será obligatoria para todo el sistema”, subrayó y dijo que la vacunación no es condicionante. Esperan iniciarla entre los docentes en febrero pero persisten las dudas en el sector sobre si los entornos escolares pueden garantizar los cuidados preventivos necesarios. De no ser así, implicaría un alto riesgo de contagio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA