Mendoza está por debajo de la media nacional en cantidad de muertes por Covid pero ha vacunado menos que el promedio

El hospital Central fue uno de los efectores que más pacientes Covid atendió en Mendoza.  Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
El hospital Central fue uno de los efectores que más pacientes Covid atendió en Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Entre las posibles causas de la menor cantidad de fallecidos se señalan una buena y temprana respuesta del sistema de salud ante la pandemia y una buena cobertura de vacunación en grupos de riesgo.

Con un poco más de calma respecto de la situación epidemiológica de la pandemia de Covid, surgen datos y análisis. Puede observarse que Mendoza ha tenido menos personas fallecidas por esta causa que la media nacional. El país tiene 2.793 muertes por millón de habitantes mientras que en la provincia se registraron 2.493 por millón. Se desprende de un informe publicado por diario Clarín el 26 de abril, con datos de todas las jurisdicciones en el que además se compara la proporción de vacunados en relación a las muertes.

Así, se advierte que la vacunación local ha estado por debajo de la media del país: el promedio nacional aplicado es de 2,13 millones de vacunas por millón de habitantes mientras que en Mendoza es de 2,01 millones.

Se ha señalado, y así lo han mostrado estudios hechos en diversos países del mundo, que la vacunación fue el gran batacazo para disminuir notoriamente la mortalidad por Covid, en tanto atenúa las chances de desarrollar un cuadro grave. De hecho, a medida que avanzó la campaña de vacunación fue disminuyendo la tasa de letalidad: durante 2020 esta fue de 3,07% de las personas infectadas, pasó a 2,55% en 2021 y en 2022 fue de 0,35%. Esto según datos publicados por la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa) hasta el 31 de marzo de este año, lo último disponible ya que luego dejaron de emitirse los reportes diarios del Ministerio de Salud. Cabe señalar que la campaña de vacunación se inició los últimos días de diciembre de 2020 y que la última ola de Covid, con pico en enero y menor letalidad, registró una cantidad récord de contagios que no impactó en igual medida en los fallecimientos, como puede verse.

Pero sin embargo, el informe mencionado concluye que no hay un correlato directo entre mayor cobertura de vacunación y menor mortalidad. Por el contrario, si bien esto puede inferirse del escenario de algunas provincias, en otras ocurre exactamente lo contrario y Mendoza es una de ellas.

Factores que influyen en las muertes por Covid

Dadas las circunstancias cabe preguntarse qué factores pueden haber influido en la menor mortalidad en la provincia. En ese sentido hay que pasar al plano de las conjeturas y suponer que podrían haber impactado el acceso al sistema de salud, una buena respuesta por parte de este, las condiciones de salud de la población, conciencia en los cuidados preventivos, vacunación que tuvo mejor cobertura en personas de riesgo, una población menos envejecida, entre otros. Hay que considerar además que Mendoza fue más flexible que otras jurisdicciones en cuanto a las restricciones.

“Habría que analizar los óbitos, si fueron en personas vacunadas, con esquema completo, con una dosis o no, con refuerzos, los números son muy macro”, consideró Iris Aguilar, directora de Inmunizaciones de la provincia.

“En Mendoza la población que más está vacunada es la que tiene mayor riesgo de morbimortalidad por lo cual es coherente que haya menos fallecidos en el grupo que tenés más vacunados, es coherente cuando lo analizás detalladamente y parece incoherente cuando lo ves macro”, explicó.

Para el doctor Rodolfo Torres, coordinador médico de Aclisa, si bien la vacunación fue clave para bajar la mortalidad a nivel mundial, la letalidad en todos los países del mundo se vio disparada cuando el sistema de salud no pudo atender a todas las personas.

“En Mendoza se dio la particularidad de una rápida coordinación entre el sector público y privado que permitió que ninguna persona se quedara sin la cama crítica que necesitaba. Esas políticas coordinadas y el compromiso de todo el equipo de salud resultó en estos valores”, opinó.

En tanto, para el médico gerontólogo y director del hospital Lencinas, Marcelo Barcenilla hay que ver si la cantidad menor de vacunados es estadísticamente significativa en relación a la Nación.

“El sistema estatal fue el primero que se armó y luego el privado, se abrieron más terapias y más rápidamente que en otras provincias”, destacó.

“Hay que ver diferentes factores que pueden influir en la cantidad de muertes: el sistema de salud de Mendoza por ejemplo se armó muy rápidamente con respecto a la internación y eso puede haber influido con respecto a otras provincias. Por ejemplo Salta fue la última que se armó y eso puede haber tenido consecuencias en la cantidad de muertes”, explicó. Algo así puede verse y quizás esa sea una de las causas, Salta registra la máxima letalidad promedio del país: 2,20% mientras que el promedio nacional es de 1,41%.

Además esa provincia vacunó por debajo de la media argentina. Sin embargo, la letalidad promedio de toda la pandemia en Mendoza supera la media y es del 1,82%, aspecto en el que hay que considerar el peso de la primera etapa, en 2020, en que la letalidad fue más elevada, ya que recién se estaba aprendiendo a tratarla y no había vacunas.

Panorama nacional

Tras analizar los datos oficiales, la publicación refiere que ocho provincias tuvieron más muertes por habitantes que el promedio nacional y que doce aplicaron menos vacunas por millón que el promedio argentino.

Así, hay jurisdicciones con altas tasas de inmunización que registran índices de letalidad por encima de la media.

Eduardo López, infectólogo a cargo del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, refirió a Clarín el impacto del contexto: “No es lo mismo jurisdicciones donde tienen alta complejidad para tratar a este tipo de enfermos, acompañado de un diagnóstico precoz, que otras donde la complejidad es menor”.

Además agregó: “No hay un patrón que defina que porque vacunaron mucho inexorablemente disminuya la mortalidad. Pero sí se sabe que si vacunás poco la mortalidad es sostenida a través del tiempo. Sigue habiendo muchos casos pero disminuye la hospitalización y la mortalidad. En Argentina eso ha ocurrido”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA