“Más desaforados que nunca”: el duro reclamo del dueño de una cabaña usurpada por mapuches en Mascardi

La propiedad de Diego Frutos usurpada por mapuches. / Foto: Gentileza
La propiedad de Diego Frutos usurpada por mapuches. / Foto: Gentileza

Diego Frutos es propietario de “La Cristalina”. En las últimas horas, cuestionó la inacción de Gendarmería al afirmar que “el mensaje que les dieron es que pueden tomar todo, que no hay problema”. Por su parte, Aníbal Fernández salió al cruce y justificó la retirada de las fuerzas de seguridad.

Diego Frutos es propietario de La Cristalina, una cabaña de la localidad de Villa Mascardi, provincia de Río Negro, que fue usurpada por quienes se presentan como mapuches. El hombre había tenido que viajar de urgencia a Buenos Aires, y se enteró a la distancia de que un grupo de desconocidos aprovechó esa situación: sacaron el portón de ingreso al lote, quitaron la bandera argentina de la cabaña y taparon el ingreso con plantas.

“Esta gente no tiene freno. Están más desaforados que nunca. Bajan de la montaña a los gritos y en malón. Hemos retrocedido 200 años en esta región. Nadie les pone freno”, cuestionó Frutos en charla con TN.

La ocupación ocurrió después de que el domingo por la noche un grupo de personas atacara a tiros a agentes de Gendarmería Nacional y quemara una casilla de vigilancia de esa fuerza.

Las fuerzas federales abandonaron el lugar y se replegaron al puesto de vigilancia Los Maitenes, a unos siete kilómetros de la zona de conflicto, detalla Clarín.

Así quedó el puesto de Gendarmería Nacional tras el ataque mapuche.
Así quedó el puesto de Gendarmería Nacional tras el ataque mapuche.

La explicación es que los agentes son “un blanco fácil” para los militantes mapuches, quienes puede lanzar piedras desde la parte superior de la montaña.

En ese sentido, Frutos cuestionó la “inacción” de Gendarmería y de otras fuerzas federales: “El mensaje que les dieron es que nunca le van a hacer frente a la situación, que pueden tomar todo y no hay problema”.

“Han quedado embravecidos y van a seguir sin freno mientras nadie les ponga un límite”, lanzó Frutos.

El vecino de Villa Mascardi remarcó además que “las instancias judiciales quedan estancadas porque estos muchachotes están prófugos de la Justicia, tienen orden de la captura y no se los viene a buscar”.

“Las audiencias y juicios quedan estancados porque no se presentan. Si yo no me presento en una audiencia judicial, me vienen a buscar con el patrullero al día siguiente. Y a estos no”, se quejó.

Además, relacionó a los usurpadores con Facundo Jones Huala, el líder de la la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que había sido apuntado también por Patricia Bullrich. La presidenta del PRO deslizó que “cruzó desde Chile” y está participando de los ataques en Villa Mascardi.

El reclamo del dueño de una cabaña usurpada por mapuches en Mascardi. / Foto: Gentileza
El reclamo del dueño de una cabaña usurpada por mapuches en Mascardi. / Foto: Gentileza

Para Frutos, “estos terroristas que están dirigidos por Jones Huala y van a seguir adelante en su cometido”.

“Los 300 chicos que uno veía desfilar por la ruta en el verano, contentos por escalar montañas, ir a los lagos, a las playas... todo eso desapareció gracias a este gobierno de inescrupulosos plagados del montonerismo residual, los hijos y nietos con ese revanchismo de la década del 70″, subrayó Frutos.

Entre otros dirigentes, cargó contra el dirigente social K Juan Grabois y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación Elizabeth Gómez Alcorta.

“Grabois muy graciosamente se viene a fotografiar con los encapuchados y Gómez Alcorta asiste judicialmente a Jones Huala, el líder de estos grupos que está protegido”, afirmó Frutos.

“La vamos a recuperar”

Frutos habló este jueves por la mañana, poco antes de abordar un vuelo de regreso a la Patagonia: “Estoy viajando en este momento porque había venido unos días a Buenos Aires. Pero les quiero avisar que vamos a retomar ‘La Cristalina’, que es mi propiedad, y tengo mi escritura de la provincia de Río Negro que así lo avala”.

“Sepan que se van a tener que retirar de la manera que tenga que ser. Yo voy a ir con la palabra, como debe ser, pero vamos a recuperarla sí o sí. Es la única manera de hacer mover a las fuerzas provinciales y federales, porque sino todo sigue adelante”, advirtió.

Frutos recordó que su complejo había sido incendiado en 2020 y que lo pudo recuperar: “No fue con armas, fue solo con presencia física mía y de amigos. Dijimos ‘acá estamos nosotros y se van a tener que retirar’, por una cuestión de cantidad de personas”.

“En ese momento estaban usurpando no más de cinco, seis... Ahora no sé cuántos hay”, agregó.

Por último, ironizó sobre el reclamo de los militantes mapuches: “Dicen que son tierras sagradas, ni siquiera propias, por la visión de una machi que tuvo un sueño que justo le apuntó a la única fracción fiscal de Villa Mascardi que quedaba”.

“Tuvo un sueño y una visión catastral la machi mobiliaria. Y así avanzó ella y todo su séquito al resto de nuestras propiedades públicas y privadas”, concluyó Frutos con acidez.

Otra cabaña atacada por mapuches en Villa Mascardi / Foto: Gentileza
Otra cabaña atacada por mapuches en Villa Mascardi / Foto: Gentileza

Cruce de Aníbal Fernández por los mapuches

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, había aludido este miércoles al conflicto Mapuche en Río Negro, donde integrantes de esa comunidad incendiaron un puesto de Gendarmería y ocuparon una cabaña en la zona de Villa Mascardi, detalla TN.

“Hoy leí a algún editor diciendo que el lugar en el que estaban los gendarmes fue ocupado, como si nos hubiesen echado. Nada más mentiroso que eso. Lo mismo que dice un diputado que dice ‘¿Qué carajo está haciendo Aníbal Fernández?’ ¿Sabe qué? Trabajando y no diciendo estupideces”, señaló Fernández en conferencia de prensa desde Casa Rosada.

Respecto del incendio de un puesto de Gendarmería en la cabaña Los Radales por parte de presuntos integrantes de la comunidad mapuche, el funcionario explicó: “Nos pidieron que hubiera un puesto fijo de Gendarmería en esa ocupación y nosotros nos opusimos. Le dijimos a la fiscal que lo solicitó que no, que era un error, que era ir a provocar y nada más; y que no teníamos interés en provocar. Nos contestaron por escrito que lo querían, así que participaron y terminamos con ese conflicto”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA