Más coquetos que nunca: los hombres son los que se hacen más tratamientos de belleza

Desde depilación definitiva en cejas y barba hasta inyecciones de botox son parte de la oferta estética masculina. / Imagen ilustrativa
Desde depilación definitiva en cejas y barba hasta inyecciones de botox son parte de la oferta estética masculina. / Imagen ilustrativa

La mayoría de los turnos que dan los centros de estética son para mejorar la apariencia masculina. Los métodos más elegidos.

Qué lejos quedó la letra del tango Tiempos Viejos, con un Julio Sosa engolando un “los muchachos de antes no usaban gomina” a la luz de los hombres actuales que, gomina no, pero sí usan todo lo demás. El mendocino de hoy se cuida, y mucho más de lo que las mujeres imaginan: todos los especialistas consultados coincidieron que tienen mayor concurrencia de clientes o pacientes masculinos que femeninos.

Grisel Villegas y Lorena Allende, cosmiatras y dueñas del Centro Estética Integral Mendoza fueron contundentes: “Los hombres se hacen de todo; han tomado consciencia de que les gusta cuidarse y ya no les da vergüenza ir a un centro de estética”.

Entre los tratamientos más elegidos está la depilación definitiva, y no solo en el cuerpo, sino también en el rostro. Pablo Castro, estilista, dueño del Centro de Capacitación Castro Internacional y de barberías, explica que muchos eligen este tipo de tratamiento para mejorar su apariencia, “sobre todo depilación de cejas o perfilado de barba”. En algunos casos prefieren la depilación tradicional con cera, pero la mayoría opta por despedirse para siempre del vello corporal. “Sobre todo lo piden los deportistas: ciclistas, nadadores y runners, porque de esta manera también transpiran menos y sienten mayor bienestar durante los entrenamientos”, agrega la doctora Verónica Lucero, especialista en estética.

El tema de la edad de los interesados en los distintos tratamientos también tiene relevancia, ya que el promedio es de 50 años. “Muchos vienen en pareja porque sus esposas son las que los incentivan a hacer algún tratamiento. Después que rompen el hielo, se van fascinados y se lo cuentan a los amigos”, comenzando una cadena de consultas que supera por mucho al cupo femenino, explica Grisel Villegas.

Volver al ruedo

También están los que recién se separan y quieren verse mejor para “volver a las pistas” , por lo que no dudan en acercarse a consultar con profesionales de la belleza. “Desde limpiezas faciales hasta BBGlow, Dermaplaning, Microblading o Máscara Led, pasando por botox, ácido hialurónico, hilos tensores para el rostro y malla para la papada”, agrega Grisel, dejando en claro que la disponibilidad de terapias de belleza no tiene límite para los hombres.

Hay que aclarar que todos los tratamientos son no invasivos, es decir, que no requieren anestesia en la mayoría de los casos -a veces sólo localizada- demoran pocos minutos y los resultados son inmediatos.

En cuanto al mantenimiento, también ellos son más asiduos. “Es que el hombre debe retocarse el corte de pelo cada 20 días, en cambio la mujer sólo necesita un corte cada tres meses”, explica el estilista Pablo Castro. En este sentido, también hay una marcada tendencia al cambio. “Se hacen tanto cortes clásicos como cortes con máquina: fade, de nivel, desgastado o esfumado. Además ahora el hombre se hace color -se usa mucho el gris o los fantasía- que antes no se estilaba”, apunta. Otros de los tratamientos muy pedidos por los caballeros, explica Pablo, son los masajes corporales y capilares, como también los trabajos de belleza en pies y manos.

A todas estas terapias, Marcia Vega, licenciada en Kinesiología y dueña Le Bonne Vie, agrega el que para ella es uno de los más pedidos: “Vienen a hacerse criolipólisis, pero en general se hacen una sola sesión porque en el hombre es mucho más efectivo, al no tener mucha grasa a nivel abdominal”, explica. Y coincide en que la mayoría de la clientela en su estética es masculina.

Pero hay hombres que buscan algo más “power” en tratamientos de larga duración, que les den la apariencia que buscan. En esto, la doctora Verónica Lucero, del Instituto VL, cuenta que la mayoría solicita botox: “La toxina botulínica la piden sobre todo los que hacen deportes al aire libre porque, al darles el sol en la cara, se arrugan muy rápidamente y tienen muy marcadas las líneas de expresión”. Entre los deportistas, la edad promedio de inicio de tratamientos es menor (alrededor de los 30 años). “Los futbolistas empiezan desde muy jóvenes, a los 20 años. Cuando empiezan las arruguitas se empiezan a cuidar, con protector solar”, detalla la médica.

Otro de los tratamientos muy pedido en su consultorio es la rinomodelación con ácido hialurónico, que logra dar la apariencia de una nariz más estética, sin necesidad de cirugía. “También usan muchos electrodos y mesoterapia porque, aunque vayan al gimnasio y bajen la pancita, después de los 40 años les cuesta mucho eliminar los rollitos debajo de la cintura”, concluye la especialista.

Glosario de belleza

Aquí están algunos de los nombres de los tratamientos más utilizados por hombres y mujeres, y cómo se utilizan.

BBGlow: Se aplican activos en la piel a través de un dermapen para unificar el tono y atenuar manchas.

Dermapen: Dispositivo compuesto por múltiples micro-agujas que sirve para afirmar, levantar y rejuvenecer la piel.

Dermaplaning: Es un método de exfoliación físico que consiste en utilizar un bisturí de calibre 10 para raspar suavemente la capa superior de la piel constituida por células muertas, con el fin de revelar una tez más brillante y suave.

Máscara Led: Diodo Emisor de Luz para la hidratación y rejuvenecimiento de la piel

Acuarela Lips: Micropigmentación labial que deja un tono parejo y de aspecto maquillado. Dura entre 3 y 6 años

Criolipólisis: reducción del tejido graso por destrucción de células adiposas mediante congelamiento.

Mesoterapia: consiste en inyectar sustancias que disuelven la grasa corporal, estas sustancias son una mezcla de productos alopáticos y homeopáticos, minerales, vitaminas y aminoácidos.

Electrodos: Electroestimulación muscular para recuperar y fortalecer las fibras y tendones del cuerpo humano, que estaba asociado a la kinesiología, pero en los últimos años avanzó sobre el terreno estético.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA