Los estudiantes prefieren la presencialidad pero con inclusión de la tecnología

Más de 443 mil estudiantes de escuelas y colegios de Nivel Inicial,primarias y secundarias regresaron a las aulas en Mendoza durante el ciclo lectivo 2022, caracterizado por la presencialidad total. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Más de 443 mil estudiantes de escuelas y colegios de Nivel Inicial,primarias y secundarias regresaron a las aulas en Mendoza durante el ciclo lectivo 2022, caracterizado por la presencialidad total. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Lo expresó un relevamiento de Unicef y Google a partir del cual se destacan las disparidades y el escaso interés por rendir materias adeudadas.

En el inicio de la pandemia la mayoría de los estudiantes quería volver a la presencialidad pero con inclusión de la tecnología. Así lo determinó un relevamiento realizado por Unicef junto a Google que concluyó que 72% de los consultados tenía ganas o muchas ganas de tal regreso mientras que sólo 15% dijo que no quería regresar a las clases presenciales.

Ante el ingreso del Covid, se debió disponer rápidamente de un cambio de formato para pasar a la no presencialidad en el dictado de clases, lo que implicó una rápida adaptación al uso de recursos digitales. Esto dejó, tras el retorno a las aulas, un cambio de paradigma que puso en valor estas herramientas para la enseñanza y el aprendizaje, pero asimismo puso al desnudo disparidades en el acceso y las habilidades para su uso tanto en estudiantes como en docentes.

Asimismo, el abordaje mostró que pese a esta referencia, tras el retorno muchos alumnos no se presentan a rendir, lo cual lleva a suponer que le mayor interés se vinculaba a la posibilidad de sociabilización que de la escuela.

Promover el uso de tecnología

El informe señala que aunque con consenso en regresar a las clases presenciales, los estudiantes imaginan la posibilidad de incorporar a la tecnología en las escuelas: un 65% piensa que debería haber promoción del uso de nuevas tecnologías.

Lo que los jóvenes más destacan de la educación virtual es su flexibilidad para tomar horas de clase, la utilización de plataformas educativas, los espacios de clases online y pretenden que ello se mantenga en el tiempo.

Advierten que el 25% de los estudiantes, respondió que antes de la pandemia ningún docente usaba la tecnología. Situación que no fue ajena al gobierno, que en ese sentido lanzó una línea de créditos para docentes llamado “Programa PC Docentes” para que los educadores que perciben el FONID puedan acceder a computadoras con una tasa muy inferior a la de mercado.

Escaso acceso a internet

De acuerdo al estudio de Unicef sólo al 33% de los estudiantes argentinos le costó adaptarse a la educación a distancia; aunque quienes pudieron incorporar la nueva rutina en sus vidas no lo hicieron en los mismos tiempos.

Solo 1 de cada 4 alumnos pudo incorporar la educación a distancia de manera inmediata.

En tanto, las brechas en el acceso se pusieron en evidencia: 2 de cada 10 alumnos de primaria no cuenta con Internet en su hogar.

“Muchas realidades de diferentes estudiantes, implican ambientes poco favorables para el aprendizaje virtual, como lo es el acceso a internet, a una computadora, micrófono, cámara, etcétera, es decir, implementos tecnológicos que, a la hora de los exámenes, los establecimientos educativos los exigen para poder realizar ese corte evaluativo lo más eficazmente posible. De igual manera con docentes, que tal vez no contaban con recursos materiales o intelectuales a la hora del manejo de la tecnología”, expresa el trabajo.

Antes de la pandemia, de acuerdo a los últimos datos disponibles provistos por la Secretaría de Evaluación Educativa del “Aprender 2018″, en Argentina, el 19,5% de los alumnos de nivel primario no contaban con acceso a Internet en el hogar. En el nivel secundario, ese porcentaje es del 15,9%.

Hay que señalar que los resultados de las pruebas Aprender difundidos a fines de junio demostraron una fuerte caída del desempeño en Lengua y una leve baja en los conocimientos de Matemática. También quedó en evidencia como la pandemia afectó los aprendizajes en los chicos de menos recursos.

Cambio de Paradigma Escolar

Sin dudas, uno de los sectores que más se vio afectado por el confinamiento impuesto por la pandemia fue la escolaridad y su paradigma.

A diferencia de lo que sucede con el nivel universitario donde la utilización de tecnología era ya habitual sobre todo en carreras a distancia; en las escuelas esto es más complejo. Si bien se han incorporado en algunas instituciones el uso de medios tecnológicos para algunas tareas, procedimientos, espacios curriculares; históricamente prevaleció el formato presencial.

Fue a lo largo del 2020 que la educación tuvo que dictarse en todos sus niveles de manera virtual en su totalidad.

Aún antes de la pandemia ya había una crisis de aprendizaje a nivel mundial que la misma agravó. Su forma precipitada de aparición conllevó una rápida adaptación tanto en alumnos como en docentes.

Presencialidad plena con tecnolgía

Durante 2021 se inició el regreso de la presencialidad plena en las escuelas.

En el comienzo de un nuevo ciclo lectivo, en 2022 se prioriza la presencialidad plena y el reforzamiento de contenidos prioritarios, donde se propicia la utilización de la tecnología en mayor medida.

Según datos del Ministerio de Educación, son casi 13 millones de estudiantes que comenzaron la escolaridad, concurriendo a más de 76 mil escuelas, de las cuales un 80% son de gestión estatal. Además, se incorporan más de 950 mil docentes.

Se señala que hay registros de rendimiento desvalorizado en los distintos niveles es decir, desempeños por debajo de lo esperable.

Lo que los expertos respaldan del regreso a la modalidad presencial es la posibilidad de acortar un poco la brecha de desigualdad que se evidenció en gran forma en la pandemia. Es decir, que los jóvenes que no tienen el equipo necesario para continuar sus estudios, puedan seguir con ellos.

Las motivaciones

En este marco se hace referencia al caso de la provincia de San Juan donde sólo 3 de cada 10 estudiantes sanjuaninos que adeudan materias se presentaron a rendir.

La ministra de Educación de la Provincia de San Juan, Cecilia Trincado; explicó que “los estudiantes que deban materias de los últimos dos años tendrán todo el 2022 para rendirlas”. De acuerdo a especialistas del programa de Asistencias y Lineamientos Fortalecedores de Aprendizajes (ALFA) con el que Educación apoya a alumnos que tienen materias pendientes, aún el 70% de los alumnos de secundaria no se presentaron a rendir las materias que deben después de los problemas a raíz de la pandemia.

Ante el bajo interés por pasar de año, ahora después de la pandemia nos preguntamos: ¿la mayoría de los estudiantes quería volver a la escuela para estudiar o solo para socializar con sus pares?”, apuntan.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA