Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están

Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Archivo.
Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Archivo.

Durante el 9° censo simultáneo de cóndor andino realizado en 8 puntos de la provincia se avistaron 111 cóndores, solamente superados por los 147 de la primavera pasada. La especie permanece más en estas áreas en la época primaveral y su valor es ecosistémico, cultural y ancestral.

El cóndor andino es una majestuosa especie, con un valor ecosistémico, simbólico, cultural y ancestral. Su hábitat se extiende a lo largo de toda la Cordillera de los Andes, desde Venezuela y hasta Tierra del Fuego, y ha sido declarado monumento natural y especie protegida en la mayoría de las regiones donde vive.

Por esto mismo es que, ante tamaña relevancia de la especie e importancia dentro del ecosistema, el registro de 111 ejemplares avistados en distintas áreas protegidas y reservas de Mendoza se convierte en una noticia por demás buena. Cada uno de ellos fue relevado en la novena edición del Censo Simultáneo de Cóndor Andino, que tuvo lugar el 14 de noviembre del año pasado y que es una acción fundamental para trabajar en la preservación y conservación de las poblaciones silvestres.

Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.
Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.

“En estos dos años completos del ciclo del censo hemos podido observar, a modo de balance –aunque no es no es algo constante ni fijo- que los cóndores están prefiriendo cada vez más las áreas en la época de primavera. En este censo se encontraron 111 cóndores totales en Mendoza, lo que marca el segundo récord. El primero fue en la primavera pasada (147 ejemplares). En síntesis, estamos viendo que la estación de primavera es la época donde los cóndores más hacen uso de las áreas protegidas”, sintetizó la bióloga del Programa de Conservación del Cóndor Andino (PCCA), Daniela Reygert a Los Andes.

El décimo censo se realizará en febrero, y ya es parte del tercer año –ya en marcha- en que se lleva adelante esta actividad. “Tratamos de que sea estacional. El cóndor andino tiene una estacionalidad en estas latitudes, y de ella depende cierto comportamiento. Por eso tratamos de ver cómo se mueve la dinámica de la población estacionalmente y de conocer a la especie a precisamente a través de los censos, de ver qué uso hace el cóndor andino de las áreas naturales”, agregó la especialista.

Avistaron 111 cóndores andinos en Mendoza durante el noveno Censo Simultáneo
Avistaron 111 cóndores andinos en Mendoza durante el noveno Censo Simultáneo

En Mendoza el censo se llevó adelante en 8 reservas, parques naturales, monumentos y áreas protegidas.

La metodología del Censo de Cóndores

Las reservas naturales Laguna del Diamante, Manzano Portillo de Piuquenes y Manzano Histórico, los parques provinciales Cordón del Plata y Aconcagua, el monumento natural Puente del Inca y otras áreas de interés para la conservación del cóndor andino (Cañón del Atuel –San Rafael- y Las Loicas –Malargüe-) fueron los escenarios del censo simultáneo que se celebró en Mendoza el 14 de noviembre.

“Todo el relevamiento se hace en simultáneo, el mismo día y en todas las áreas. Dura medio día, arranca antes de que salga el sol (incluso, en algunos casos los censistas van a acampar la noche previa al lugar) y se extiende hasta las 13 o 14. El objetivo es muestrear condoreras, los lugares donde los cóndores pasan la noche, las áreas de vuelo, los nidos y los comedores natural”, destacó Reygert sobre la metodología. Y aclaró que, como estas aves suelen salir de sus lugares ni bien asoman los primeros rayos del sol, es clave que algunos censistas lleguen al lugar la noche previa y acampen en el lugar.

Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.
Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.

De la última edición del censo participaron 31 censistas, la mayoría de ellos guardaparques, guardafaunas y algunos voluntarios de instituciones que se suman. Para todos ellos se dicta previamente una capacitación virtual y, al tratarse de áreas de bioseguridad, se restringe lo máximo posible el ingreso de personas participantes.

“El censo es con la metodología de conteo simultáneo. Esto quiere decir que se hace el mismo día y en el mismo horario en todos los puntos de observación. Al hacerlo así, se evita el conteo doble. Más si se tiene en cuenta que un cóndor vuela cerca de 300 kilómetros diarios”, agregó la bióloga especializada en cóndor andino.

Del censo de cóndor andino participaron la reserva natural y Sitio Ramsar Villavicencio, la Fundación Cullunche, la ONG SOS Acción Salvaje, el Ecoparque Mendoza y el Ecoparque de Buenos Aires.

Mendoza viene siendo una provincia pionera en lo que es el censo de cóndor andino -en febrero se hará el décimo- y estamos detrás del objetivo de que se haga en todo el país. El año pasado se hizo en agosto el primer censo en Jujuy, mientras que ya tenemos firmados convenios para relevamientos en Salta, Tucumán y San Juan”, dijo Reygert.

Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.
Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Adrián Gorrindo - Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza.

Además, la bióloga especificó que el avistaje y registro de estos 111 ejemplares de cóndor en Mendoza no significa necesariamente que sean 111 ejemplares los que viven en Mendoza, precisamente por esa cualidad de nómades y de recorrer 300 kilómetros en un solo día que los caracteriza.

“No son 111 cóndores de Mendoza, sino que son los que se vieron en las áreas de Mendoza. Pero esos mismos pueden estar en otros lugares, puede haber más cóndores en lugares donde no se hace el censo. Para hacer una estimación poblacional, deberíamos censar toda la Argentina. Y ese es, a la larga, el sueño. De la misma manera en que lo es poder conocer cómo usan las áreas”, indicó.

La múltiple e invaluable importancia del cóndor

El cóndor es una especie protegida en prácticamente todas las provincias y jurisdicciones comprendidas dentro del territorio donde habitan. A diferencia de otras especies animales, su relevancia trasciende lo ecosistémico, sino que se remite a lo cultural, espiritual y ancestral.

Avistaron 111 cóndores andinos en Mendoza durante el noveno Censo Simultáneo
Avistaron 111 cóndores andinos en Mendoza durante el noveno Censo Simultáneo

“El cóndor andino es una especie sagrada, fue honrada y se sigue honrando por los pueblos originarios. Además, cumple un rol fundamental: limpiar los campos de los focos de infección que se generan en los animales que mueren. Es una especie carroñera, que no caza presas, sino que se alimenta de los restos de los animales muertos. Y en este rol, facilita la limpieza de focos de infección. Además, con sus fuertes picos atraviesan cueros grandes de los animales muertos, lo que permite que lleguen otros carroñeros y, no solo se alimenten, sino también se acelere todo el proceso de limpieza”, explicó la bióloga Daniela Reygert, quien indicó que el cóndor tiene un rol fundamental en el ecosistema.

La desinformación y el desconocimiento suele llevar a que muchos productores los ataquen, creyendo que son aves de rapiña y cazan a sus animales para convertirlos en sus presas. Pero otra de las amenazas para los cóndores tiene que ver con los cebos (animales muertos) que los propios productores envenenan y dejan tirados en el campo para eliminar a otros predadores mayores (como pumas, por ejemplo). Y es que los cóndores, al ver a estos animales muertos convertidos en carroña, bajan a alimentarse de ellos y terminan envenenados con estas trampas.

Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Archivo.
Los 111 cóndores censados en Mendoza son uno de los registros más altos en los últimos años: dónde están. Foto: Archivo.

Así fue como, por ejemplo, en enero de 2018 fallecieron 34 cóndores en Los Molles (Malargüe). El detalle es que el veneno que se suele utilizar es letal incluso para las personas y se puede trasladar por el agua de los cauces.

“En nuestros centros de rescate seguimos teniendo ingresos de cóndores a los que les disparados. Pero también de aquellos que llegan con veneno. El tóxico que se usa es muy fuerte –carbofurán y otros compuestos prohibidos desde 1993-. Incluso, hay una resolución del Senasa de 2020 que prohíbe el carbofurán, pero extrañamente se sigue encontrando y consiguiendo”, concluyó.

-

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA