Llevará dos años recuperar las calles en estado crítico de la ciudad

Las obras en la esquina de calles Rondeau y San Juan complican el egreso de autos de la ciudad, pero en el municipio destacan que es un trabajo que se debe hacer.
Las obras en la esquina de calles Rondeau y San Juan complican el egreso de autos de la ciudad, pero en el municipio destacan que es un trabajo que se debe hacer.

Así lo explicó el secretario de Desarrollo Urbano, Juan Manuel Filice. El objetivo es renovar toda la red vial capitalina. Quejas por problemas que ocasionan desvíos y cortes.

El centro de la Ciudad de Mendoza es un caos de tránsito cada mañana por obras, desvíos, y en algunos casos también por protestas. Es algo que data de hace varias semanas y que los mendocinos sufren cada vez que deben circular con sus vehículos por el microcentro. Quienes no manejan, padecen igualmente los bocinazos y los ruidos de la maquinaria que trabaja en varios puntos importantes de la zona. Actualmente son 7 las obras en desarrollo, las cuales forman parte de un plan general que tardaría dos años en mejorar todas las zonas en estado crítico.

A principios de agosto, Los Andes realizó un relevamiento de las 12 obras que en ese momento estaban en actividad. Desde aquel momento hasta la actualidad se finalizaron cuatro de ellas, dos aún no comienzan y el resto están en plena intervención. Juan Manuel Filice, secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad, reveló que las calles en las que se están trabajando “son las más críticas, que requieren de una urgente intervención”. Ante la consulta por las quejas de los vecinos debido el caos vehicular, aseguró que “el feedback con ellos es bueno” ya que “entienden que son obras necesarias”.

“Somos conscientes de que estas obras pueden generar inconvenientes, intentamos con la planificación que tengan el menor impacto posible, sin dudas son obras céntricas que requieren la intervención”, comenzó diciendo el responsable del área de Desarrollo Urbano. “Eso puede afectar el humor de los vecinos, es probable, pero en general estamos teniendo buena recepción porque entienden que es por el bien de la Ciudad, y para mejorar su calidad de vida”, agregó sobre el impacto de las obras en el día a día.

Actualmente se realizan trabajos sobre calle Rondeau desde San Juan a Salta, 9 de Julio desde calle Godoy Cruz hacia el sur, hasta General Paz, Perú y Videla Correa (por obra de Ecogas, Ciudad ya finalizó), Juan de Dios Videla, en la 5ta sección, intervenida en dos secciones, Santiago del Estero desde San Martín a Montecaseros. Y Suipacha de desde Perú hasta Tiburcio Benegas.

Según Filice, el problema principal es que, lógicamente, “las calles que tienen un nivel más importante de deterioro son las de mayor circulación”, y allí es donde se hace inevitable afectar el tránsito. Más allá de reconocer las dificultades que los cortes y desvíos están generando en todo el centro mendocino, insiste en que son tareas imprescindibles: “Hemos hecho un relevamiento y hemos trazado prioridades en base a ese estudio. Detectamos cuáles son las zonas de más flujo y las que tienen mayor nivel de deterioro para ser intervenidas, entonces eso nos pone en una situación de que no podamos dejar de hacer la obra”.

Uno de los mayores inconvenientes con los que el mendocino se encuentra a partir de esto, son los desvíos y las largas demoras que se generan para llegar a destino. Para evitar eso, las autoridades explican que uno de los aspectos de la planificación es “generar líneas alternativas de circulación”, por lo que no suelen cortar, a la misma vez, dos zonas críticas que sean cercanas. “Sabiendo que hay inconvenientes en una zona en particular, no vamos a intervenir los alrededores, para que se pueda desviar el tránsito por calles aledañas. Entonces intervenimos una zona roja de otro sector, y así vamos equilibrando las intervenciones”, explicó Filice.

Otra de las dificultades, y no menos importante, es la merma de la circulación de gente en los comercios de las zonas intervenidas, lo que se termina reflejando en menos ventas. Es por ello que la Municipalidad de Ciudad resolvió modificar las tasas municipales de comercio durante el tiempo que dure la obra, según explicó el secretario. Sin embargo, los comerciantes aseguran que ese dinero no alcanza para compensar las pérdidas. Tanto a ellos como a los vecinos, “les pedimos paciencia, porque estamos trabajando para mejorar la infraestructura de la Ciudad, para mejorar la calidad de vida”, manifestó el secretario de Desarrollo Urbano. Y agregó: “Ese trabajo es arduo, nos lleva tiempo, y lamentablemente tenemos que hacer esas intervenciones que pueden generar molestias. Pero insisto, al final de la obra, son momentos en que todo se disfruta”.

Por lo que anticipó a Los Andes, este viernes se habilitará el cruce de Ituzaingó y Santiago del Estero. Los próximos puntos importantes a intervenir son calle Catamarca, entre Costanera y Salta, cuya obra empezaría la semana que viene y obligaría a cerrar esa cuadra. También está en planificación a futuro intervenir el nudo de Córdoba y San Juan, y “se están licitando otros cruces”. Todas estas obras forman parte de un proyecto global que no pararía hasta 2023: “Estamos planificando dos años constantes de intervención para dejar la Ciudad sin esas zonas de mayor deterioro, y vamos a poder tener una red vial en muchísimo mejor estado”, finalizó Filice.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA