Las mascotas mendocinas que se “subieron” a la moda de los “petfluencers”

Las mascotas mendocinas que se “subieron” a la moda de los “petfluencers”
Su cuenta de Instagram tiene más de 4 mil seguidores.

Sus dueños les armaron perfiles en las redes sociales, principalmente en Instagram. Algunos fueron adoptados por marcas para la venta de productos afines. Un fenómeno mundial.

Las mascotas son parte de la vida de muchas personas que eligen compartir sus hogares con un ser vivo “no humano”. Y como no podía ser de otra manera, en las redes sociales abundan las fotos de sus dueños con sus compañeros peludos. Pero algunos van más allá y hasta les han creado perfiles en las redes sociales para que puedan lucirse “24/7”.

El nivel de exposición es tal que algunos reciben cientos de likes por día y cuentan con miles personas (e incluso otros animales) entre sus seguidores. Por ejemplo, el perro Jiffpom tiene 10,7 millones de seguidores, Nala Cat alcanzó los 4,3 millones y también Its Doug The Pug que tiene alrededor de 4 millones de personas que se deleitan con sus fotos.

Claro que estos son algunos de los ejemplos que cuentan a sus seguidores por millones, pero en Argentina y aun en Mendoza también hay perfiles que coleccionan “followers” por miles. Estos perfiles reciben el nombre de Petfluencer o Dogfluencer, es decir, una mascota que tiene una biografía muy bien armada y en las diferentes redes sociales pero principalmente en Instagram, la red que privilegia a la imagen por sobre otros soportes.

Este fenómeno no solo compete a perros y gatos, como podía pensarse. También hay perfiles de conejos, loros (u otro tipo de pájaros) y más exóticos también. La premisa es que se luzcan para las redes sociales, tal como lo hacen las personas, con algún gesto que invite a dar un like. Vale agregar, además, que son muchas las marcas que “patrocinan” a estos influencers para posicionar sus productos. Sí, tal como ocurre con los influencers “humanos”.

Petfluencers mendocinos

Milo the dog es uno de los perros con más seguidores en Mendoza. Tiene 4.000, y su perfil se actualiza casi diariamente. Siempre con un comentario alegre con el que saluda a sus seguidores, Milo se ha convertido en referente para otros “petstagrammers”.

“Decidí crearle la cuenta a Milo porque yo seguía a varias cuentas de perritos en Instagram y me gustaba mucho ver lo que hacían y sus publicaciones. Empecé a pensar que le saco fotos a Milo todo el tiempo y lo vivo grabando y que tal vez todo eso se podía ver en una cuenta, pero ahí lo dejé”, contó Abril.

Sin embargo, dijo que un día estaba aburrida y para divertirse le creó la cuenta. “Vi de golpe cómo empezó a tener interacción y descubrí que eran muchas las cuentas de perritos que ya había. Y los usuarios o los dueños de las cuentan comentaban las fotos entre ellos, y también con Milo. Obviamente, me sorprendió cómo creció todo tan rápido. No me lo esperaba. Hemos sumado muchísimos seguidores si tenemos en cuenta los pocos meses que llevamos. Es lindo ver cómo son las publicaciones y la interacción que estas generan”, comentó la joven.

Ángeles también le hizo un perfil a su mascota. Se trata de Frodo, un bulldog francés que se luce en esta red social. “El Frodo llegó a nuestras vidas con el comienzo de la pandemia, eran épocas difíciles y raras y disponías de mucho tiempo por el aislamiento. Por eso decidimos crearle una cuenta de Instagram para entretenernos, sacarle fotos y hacer publicaciones, las redes sociales son arte de nuestras vidas y las mascotas también”, dijo la dueña del perrito.

También agregó que la cuenta surgió “para divertirse un rato ya que es lindo tener un espacio para subir fotos”. “Nos han ofrecido que paguemos para publicar en las cuentas a nivel internacional, pero no lo hicimos. No nos interesa. Tiene seguidores fieles y tiene también de seguidores a otras mascotas, también lo sigue el gato René, y es como que se mensajean entre las mascotas”, contó, entre risas, la dueña de este bulldog de color negro bien oscuro.

Laura tiene una gata, blanca como la nieve, llamada Milaneta, y su usuario en Instagram es @lamilaneta.Le hicimos un perfil porque mis amigos me molestaban y también gente de Twitter que se volvió fan de la gata, porque subía siempre fotos de ella. Y me decían que tuviera su propio Instagram. Además quería tener un registro de sus fotos, que no quedara solo en el celular”, comentó Laura.

Por otro lado, dijo que su gata es un personaje y muy fotogénica. “Una gata loca y además es como que tiene fans, porque la gente cada vez que subo algo se emociona. Pero es mas que nada por diversión y está bueno ver cómo reacciona la gente a la foto de un gatito que no conoce”, contó.

Por último, Mecha contó que le hizo el Instagram a Bosco, su perro Beagle, para reírse y subirlo a la “onda” de que estuviera en Instagram. “Era para reírse de las caras que ponía, hacer memes y mostrar la vida de malcriado que llevaba. Me llama la atención que la mayoría de los seguidores son personas que no conozco, gente de todo el mundo. ¡Y la cantidad de seguidores! Creo que tiene más que yo. Los paseadores de Bosco tienen Instagram y lo arroban. Es graciosa la situación”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA