Largas filas de mendocinos que piden turno para tramitar la ciudadanía española

Largas filas en el consulado de España. Orlando Pelichotti / Los Andes
Largas filas en el consulado de España. Orlando Pelichotti / Los Andes

Como tantos otros, María Fernanda Macri (50) estuvo desde las 4 de la mañana a la espera del turno para obtener la ciudadanía de sus hijos. Casi todos los postulantes hablaron de sus planes fuera del país.

“Amo mi país”, exclamó, con la mano en su corazón, María Fernanda Macri, que tiene 50 años, vive en Carrodilla, Luján de Cuyo, y ayer se instaló a las 4 de la mañana en la sede del Consulado General de España, en Agustín Alvarez 455, de Ciudad, para poder obtener un turno y lograr que sus tres hijos, todos descendientes de inmigrantes españoles, puedan probar suerte en ese país.

Con su carpeta aferrada al pecho, esta docente que asegura que ya tiene su vida hecha, pidió el día en su trabajo para poder avanzar en el porvenir de sus tres hijos: dos de ellos son profesionales y el otro estudiante y todos con el mismo deseo: partir lo antes posible porque la Argentina no da para más.

tina no da para más.

A pesar de haber permanecido durante horas, Fernanda no tenía al mediodía una respuesta clara: ningún empleado ni autoridad del Consulado salió para aclarar aquello que todos necesitaban saber, es decir, si los que quedaron afuera del listado de los primeros 50 postulantes debían regresar en las próximas horas, es decir hoy o mañana.

“Trabajo doble turno y en un rato tengo que cumplir mi horario. Todavía no sé cómo haré para no perder mi lugar”, dijo la mujer, para aclarar que si bien los candidatos a obtener la ciudadanía habían organizado grupos para cubrir los lugares, nada de eso fue oficial.

Pese a estar a las 4 en el lugar indicado, Fernanda llegó tarde para ser atendida ayer. “Tengo el número 84 y van por el 16″, dijo a Los Andes, resignada.

Y agregó: “Si me voy nadie me asegura que mañana o más tarde tendré mi lugar. Nadie nos dice nada”.

Y volvió al origen de un tema que resulta profundo e inagotable y que ayer fue recurrente: la crisis que vive el país.

“Mi hija mayor lleva 5 años recibida y no consigue trabajo. Está al borde de la depresión. Mi otra hija es docente y trabaja doble turno y el menor estudia Ingeniería. No hay mucho por esperar en este país que amo pero que no brinda oportunidades”, reiteró.

Largas filas en el consulado de España. Orlando Pelichotti / Los Andes
Largas filas en el consulado de España. Orlando Pelichotti / Los Andes

“Algunos amigos de mis hijos que están afuera dicen que están tranquilos, que se puede vivir mejor. Esto no da para más”, sostuvo.

Nieto de inmigrantes españoles, Mario Gómez trabaja de manera independiente y ya probó suerte afuera, en Estados Unidos.

“Me fue bien, pero claro, no estaba en regla. Ahora estoy haciendo todo para poder partir lo antes posible. Voy a armar mi vida en otro lado porque estoy cansado de remarla. Veo que en la Argentina los ricos seguirán siendo ricos y nosotros, la clase trabajadora, cada vez más empobrecidos”, sostuvo.

La lista de jóvenes decepcionados no tenía fin ayer entre los candidatos a obtener el turno.

Paula Gutiérrez, de 34, es soltera y empleada de comercio, además de emprendedora.

“No tengo hijos y todo está dado para irme”, señaló, aunque se quejó de la poca organización.

“Nadie sale a decirnos nada y es injusto porque estoy acá, con mis papeles en mano, desde las 5 de la mañana”, indicó.

“Seguiré esperando a que alguien nos brinde una respuesta, no quiero perder el turno por nada del mundo”, sostuvo, con gran expectativa para acceder de manera más sencilla a la nacionalidad. Tal como se informó, el Consulado de España en Mendoza entrega desde hoy turnos para hijos y nietos que quieran radicarse en aquel país con la aplicación de la llamada Ley de Nietos. En síntesis, los argentinos descendientes de españoles que fueron perseguidos por el franquismo pueden solicitar la ciudadanía española.

Para información sobre requisitos y documentación, hay que ingresar a la página web www.exteriores.gob.es

y de ahí dirigirse al apartado de Embajadas y Consulados y posteriormente seleccionar: Argentina, Mendoza. También asistir al consulado español en Mendoza, ubicado en calle Agustín Álvarez 455 de la Ciudad, a partir de las 8, aunque las largas filas dificultan la adecuada atención.

Quienes hayan nacido fuera de España y tengan o hayan tenido padres o abuelos españoles que perdieron o renunciaron a la nacionalidad como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas, de creencia y/o de orientación e identidad sexual.

Aquellas personas que hayan nacido fuera de España de madre española que haya perdido la nacionalidad por haberse casado con un extranjero antes del 29 de diciembre de 1978.

Personas mayores de edad que sean hijos de padre o madre españoles a quienes se les haya reconocido la nacionalidad de origen en virtud del derecho de opción de la Ley 20/2022 (Ley de Memoria Democrática) o con la Disposición Adicional 7º de la Ley 52/2007 (Memoria Histórica).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA