La mayoría de los comercios del Centro mendocino atenderán en horario corrido desde marzo

Según una encuesta, más del 80% de los comerciantes está de acuerdo en utilizar el horario corrido para atender / Mariana Villa
Según una encuesta, más del 80% de los comerciantes está de acuerdo en utilizar el horario corrido para atender / Mariana Villa

Es una de las modalidades de atención al público que podrán emplear los locales. Será de 10 a 19 para comercios y de 9 a 17.30 para empresas que tengan áreas de administración..

La Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicios (CECITyS) anunció que los comercios de la Ciudad de Mendoza podrán optar por aplicar el horario corrido a partir del 1 de marzo.

La medida propuesta y adoptada por la Comisión Directiva se basa en los resultados obtenidos tras una encuesta en relación al horario de comercio realizada por el Instituto de Desarrollo Comercial (IDC) en el período de noviembre y diciembre de 2020. Un 82% del comercio y servicios prefiere atender en horario corrido dentro del área micro y macrocentro.

Así, el nuevo horario estaría comprendido entre las 10 y las 19 para los comercios, mientras que aquellas empresas que tengan administración y desarrollen el horario comercial, su administración podrá hacerlo de 9 a 17.30 con el objeto de tener un horario escalonado de ingreso y egreso.

El anuncio lo realizó una de las cámaras que nuclea a los comercios de la Ciudad de Mendoza, que podrán optar por una modalidad que comienza a ser adoptada por comerciantes y clientes. Adrián Alín, presidente de CECITyS, dijo a Los Andes que “el horario corrido llegó para quedarse”. Y agregó: “Estamos en un cambio cultural y va a llevar un tiempo, pero una gran mayoría estaba de acuerdo con tener este horario”.

Durante el tiempo en el que los comercios estaban habilitados a funcionar con el horario cortado, Alín contó que no todos decidieron optar por esta alternativa. “Hay distintas realidades y hay locales que han continuado con el horario corrido. No sólo los comercios se adaptaron al horario, los consumidores también se acostumbraron a ir a comprar en este horario”, concluyó el referente de CECITyS.

Un cambio cultural

Durante el año pasado Mendoza presentó tres tipos de horario de comercio en simultáneo: corrido, cortado y extendido. La situación de pandemia y la medida de atención en comercios de 9 a 18 aceleró un proceso de cambio cultural histórico, que durante mucho tiempo fue resistido tanto por dueños de locales, como por los mismos mendocinos a la hora de salir a comprar. En el año 2018 se lanzó una prueba piloto antes de las vacaciones de invierno pero no tuvo éxito.

La superposición de modalidades es posible ya que el horario comercial en la provincia está desregulado desde 1992.

A diferencia de lo sucedido en otros tiempos en la Ciudad, cuando a fines de 2020 la CECITyS y la municipalidad anunciaron que el horario en enero y febrero -los meses más calurosos- sería el viejo horario partido, un 70% de los dueños se mostraron a favor de continuar en la modalidad de corrido, al igual un gran porcentaje de clientes consultados.

Por su parte, el porcentaje de empleados de acuerdo con el horario corrido se mantiene por encima del 80%, considerando en la elección un menor gasto tanto de tiempo como económico en los traslados hasta el lugar de trabajo, como así también una recuperación de tiempo para actividades personales y/o recreativas para la familia, para descansar o estudiar, entre otras.

Hoy existe una mayor aceptación, aunque persistan algunas diferencias entre cámaras y gremios, entre las que se encuentra la flexibilidad estacional y horarios alternados como punto en discusión. Ulpiano Suárez, intendente de Capital, en varias oportunidades ha manifestado su intención de implementar el horario de corrido en la Ciudad y cuenta con el apoyo del Centro de Empleados de Comercio. El propio CEC durante el 2020 envió un petitorio a la Legislatura para respaldar y solicitar el tratamiento del proyecto de ley que busca establecer el horario corrido en el Gran Mendoza, impulsado por el senador radical Diego Costarelli.

Otro de los factores a considerar en la medida está relacionado con el impacto ambiental y la emergencia climática. De esa manera, las actividades en la Ciudad se realizarían utilizando la fuente de energía principal, la luz solar. El intendente manifestó que eso ayudaría también a generar una sincronía con el reloj biológico y a la productividad y ánimo de las personas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA