Perder a los padres por Covid: la historia de las cuatro jóvenes hermanas que quedaron huérfanas

Tamara (20), Giuliana (17), Mia (11) y Martina quedaron huérfanas por la pandemia - Ignacio Blanco
Tamara (20), Giuliana (17), Mia (11) y Martina quedaron huérfanas por la pandemia - Ignacio Blanco

Su caso dio origen a un proyecto de ley nacional para otorgar una pensión a los menores afectados por la pandemia. Los padres de estas chicas de San Juan fallecieron con un 15 días de diferencia.

Cuatro hermanas sanjuaninas luchan para continuar con sus vidas tras haber perdido a sus padres por el coronavirus. En menos de un mes, Tamara (20), Giuliana (17), Mia (11) y Martina, de meses, quedaron huérfanas por la pandemia.

Su madre, Cecilia Rivas de 38 años, falleció el 13 de junio pasado. Tres semanas después de haber parido a su hija más chica.

“Es un milagro”, dijo a Vía San Juan la abuela Mirta, quien cría a Martina y a sus tres hermanas. El marido de Cecilia y papá de las chicas, Rodolfo Guevara (40), falleció dos semanas antes que su mujer, también por el virus. Ni Cecilia ni Rodolfo se habían vacunado.

Tamara (20), Giuliana (17), Mia (11) y Martina quedaron huérfanas por la pandemia - Ignacio Blanco
Tamara (20), Giuliana (17), Mia (11) y Martina quedaron huérfanas por la pandemia - Ignacio Blanco

Los últimos meses han sido un verdadero calvario para esta familia de San Juan. La mujer ingresó al hospital por problemas respiratorios y poco después su hija nació prematura. Debido al estricto protocolo por el Covid-19 madre e hija fueron separadas tras el nacimiento. Es decir, que la pareja murió sin conocer a Martina.

La beba fue trasladada a terapia de neonatología. Los médicos que habían atendido el embarazo de Cecilia aseguraban, basándose en exámenes prenatales, que la criatura tenía una hernia diafragmática. “Iba a controles y se hacía las radiografías en el hospital. Creemos que ahí se contagió”, contó Tamara.

Sin embargo, tras el nacimiento una enfermera alcanzó a contarles que la hernia de tórax de Martina “no estaba”. Les dijo que ya no era necesario operarla de urgencia. “Fue un verdadero milagro”, dicen convencidas Esther y Mary, las hermanas de Cecilia.

Marina y su abuela - Ignacio Blanco
Marina y su abuela - Ignacio Blanco

Tamara, la mayor de las hermanas con 20 años, trabaja en una zapatería y Giuliana consiguió empleo en un supermercado. En las horas libres, ayudan a cuidar a Mia, que cursa sexto grado en la escuela Paula Albarracín de Sarmiento.

A finales de 2020, la familia instaló una rotisería en la casa de Mirta y en enero de este año consiguieron la concesión de la cantina del club Pacífico.

“Tenemos los hornos y todo el equipamiento del local guardado, nos gustaría poder retomar el negocio que fue el sueño de nuestros padres”, dice Tamara.

Las personas que deseen colaborar con las chicas pueden hacerlo en la cuenta del banco Santander Río: 361698/5. CBU: 0720507188000036169854.

La ley Martina

La historia de las hermanas Guevara Rivas dio origen a un proyecto de ley nacional para otorgar una pensión a los huérfanos del Covid-19 en la Argentina. El mismo fue impulsado por dos uniones vecinales y lo presentó en el Congreso el diputado Walberto Allende.

En diálogo con Diario 13, Allende contó que “son 13 las familias con menores que tiene registrados en la provincia que se quedaron sin sus dos padres a raíz de la pandemia, pero pueden haber más”.

“Estoy seguro que pueden haber miles de casos en el país. En Argentina tendríamos entre 25 y 27.000 niños huérfanos por la pandemia”, agregó

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA