domingo 20 de septiembre de 2020

Sociedad

La familia de Facundo Astudillo contrató a una vidente mendocina: quién es y en qué casos ha trabajado

Verónica Contreras De Los Santos es una reconocida y polémica clarividente malargüina que ha tenido una importante participación en recordadas desapariciones.

La desaparición de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años visto por última vez el pasado 30 de abril cuando salió de Pedro Luro, es uno de los misterios policiales más resonantes de los últimos tiempos en el país. Ante la falta de respuestas en la investigación, Cristina Castro, la madre del muchacho, desesperada por saber qué ha pasado con su hijo, contrató a la vidente mendocina Verónica Contreras De los Santos.

Y el trabajo de la mujer, reconocida por su participación en otros casos similares, dio sus primeros frutos en la jornada del miércoles, cuando se encontraron una mochila y prendas de vestir en un canal de riego que investigarán si pertenecen a Facundo.

En el lugar que la malargüina señaló también se encontraron huesos que serían de un animal que, por sus características, podría ser una vaca, pero que serán analizados.

Verónica Contreras De Los Santos nació en Malargüe y su nombre resonó con fuerza en los medios con el caso de Sofía Herrera, una nena que desapareció de un camping en Tierra del Fuego en 2008. Después de eso colaboró en varias desapariciones, pero este 2020 había decidido tomarse un tiempo de las investigaciones. “Comunico por este medio que este año no colaboraré con la Justicia ni familias de ningún desaparecido”, anunció en marzo de este año a través de su cuenta de Facebook, pero el caso de Facundo Astudillo la hizo volver al ruedo.

En 2017 trabajó junto a la policía de Río Negro buscando a un desaparecido

Sofía Herrera, Johana Chacón, Soledad Olivera: la trayectoria de la vidente mendocina

Verónica Contreras De Los Santos fue quien dijo que Johana Chacón, la niña desaparecida el 4 de septiembre de 2012 en Lavalle, estaba muerta y que su cadáver estaba la finca donde fue vista por última vez. También dijo que Soledad Olivera estaba sin vida, quien desapareció el 18 de noviembre de 2011 en el mismo departamento, un crimen por el que Mariano Luque fue condenado a 12 años de cárcel.

“Soledad Olivera está muerta por la misma mano que Johana, que es su entorno, y apunto a Luque”, había dicho en año 2016 en una entrevista con Radio La Red.

Pero sin dudas su caso más relevante fue el de Sofía Herrera. La pequeña de 3 años desapareció el 28 de septiembre de 2008 cuando su familia y unos amigos pasaban un día de campo en el camping John Goodall, a 60 kilómetros al sur de Río Grande.

Contrera De Los Santos aseguró que la pequeña estaba enterrada en el patio de su casa y apuntó contra los padres María Elena Delgado y Fabián Herrera. Luego de excavaciones en el lugar no se encontró el cuerpo de la niña y la vidente fue demandada por la familia por hostigamiento debido a la insistencia de la mujer con su culpabilidad a través de publicaciones en Facebook.

En el año 2017 el juez que investigaba la desaparición de Sofía la declaró a la mendocina “inimputable”. El letrado Daniel Cesari Hernández aseveró en aquel momento que la vidente sufría “una alteración morbosa de sus facultades mentales, lo cual le impide comprender la criminalidad de sus actos y actuar en consecuencia”.

Ese mismo año volvió a involucrarse en una investigación policial. En noviembre de 2017 colaboró en la desaparición de Ricardo Esteban Machuca, un peón rural que había sido visto por última vez el 4 de octubre. Según publicó en aquel momento el diario “La Arena”, Verónica Contreras De los Santos aseguró que Machuca fue asesinado.