domingo 27 de septiembre de 2020

Viviana Lio estaba casada. Tenía cuatro hijos y dos nietos.
Sociedad

Video: dolorosa despedida de una empleada del hospital Central que murió por Covid-19

Viviana Lio falleció el domingo y fue despedida emotivamente por sus compañeros. Su mejor amiga ofrecio un emotivo relato de su trabajo.

Viviana Lio estaba casada. Tenía cuatro hijos y dos nietos.

Viviana Lio era telefonista. Había ingresado al Hospital Central hacía más de 20 años y, durante todo ese trayecto, pasó por varios servicios e hizo amigas entrañables. El destino quiso que falleciera el martes en el mismo nosocomio donde, hasta hacía apenas unos días, se desempeñaba como telefonista.

Casada, madre de cuatro hijos y abuela de dos nietos, durante el último tiempo le habían diagnosticado hipertensión y más tarde se contagió de coronavirus. Era sumamente dedicada y jamás incumplía con su trabajo, aunque cuando comenzó a sentirse desganada, decidió aislarse en su casa.

Alba Quiroga, una de sus amigas “del alma”, también trabajadora del Central, la recordó como una mujer alegre, llena de vida y excelente persona.

“La llamé el jueves a su casa y casi no podía hablar”, cuenta, sin poder creer esta pesadilla que ha dejado la pandemia por el Covid 19. “Venite al hospital”, alcanzó a decirle.

Finalmente, Viviana fue derivada a la Unidad de Terapia Intensiva donde pocas horas después se produjo el desenlace. Donde la despedida dejó al personal conmovido y con una profunda tristeza.

“Hicimos un cordón y aplaudimos con todas nuestras fuerzas a nuestra querida compañera, leal, amiga de sus amigos, divertida. Las ambulancias hicieron sonar sus bocinas, fue un momento estremecedor para todos, incluso su familia, que estuvo presente”, recordó Alba.

Un embarazo y una gran amistad

La amistad entre Viviana y Alba se gestó hace muchos años, pero se consolidó en 2004, cuando la heroína de esta historia realizaba tareas de limpieza, embarazada.

“Empezó con dolores, me asusté, creí que tenía que oficiar de partera. Le dije que se fuera, pero ella decidió terminar el turno y de ahí se fue al Hospital Lagomaggiore, porque acá, en ese entonces, no había servicio de Ginecología”, evocó.

Desde allí se hicieron inseparables. Compartían festejos, reuniones y cumpleaños además, claro, del trabajo. “Estoy destrozada y más allá de esta muerte tan inesperada y dolorosa, todo el personal quedamos con temor. Sin embargo es nuestro trabajo y tenemos que seguir adelante”, reflexionó.

Cómo murió

Desde el hospital se indicó que Viviana estuvo en una primera instancia aislada en su domicilio aunque el cuadro se fue complicando fue derivada e intubada. Desarrolló una neumonía y murió.

“Hasta siempre, compañera. Nos cuidó dando su vida. Eternamente, gracias”, reza un cartel de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), con su foto sonriente, que circula en las redes.