Recién en febrero elegirán abanderados en las escuelas primarias

Desde casa. Las clases presenciales duraron menos de un mes este año, tras la declaración de la pandemia por Covid-19 / Orlando Pelichotti
Desde casa. Las clases presenciales duraron menos de un mes este año, tras la declaración de la pandemia por Covid-19 / Orlando Pelichotti

Una comisión se encargará de tales decisiones. Cierre de ciclo sin entrega de boletines, no habrá repetidores, pero varios temas por resolver.

La culminación del ciclo lectivo de un año marcado por la pandemia fue con las mismas incertidumbres y cambios que trajo todo el año. La emergencia sanitaria, que llevó a las clases no presenciales, implicó que sobre la marcha fueran tomándose medidas para resolver las necesidades académicas.

En ese marco, la ansiedad, dudas y angustia por ciertas pérdidas marcaron el fin de ciclo, como les sucedió a los alumnos que culminaron un nivel.

Entre las cuestiones que quedaron “en veremos” está la elección de abanderados y escoltas de Nivel Primario, ya que la Dirección General de Escuelas (DGE) decidió postergar la definición. En cambio, con algunos ajustes, sí se hizo en secundaria.

Al respecto, el gobierno escolar ha decidido conformar una comisión que en febrero comenzará a delinear los parámetros para resolver la situación.

“Para los abanderados de Primaria, se va a armar una comisión, a comienzos de febrero cuando reinicie el ciclo lectivo entre las direcciones de línea, las regionales, las supervisiones para tratar como va a ser la elección de los abanderados del ciclo lectivo que estamos terminando y luego que se decida eso esa misma comisión va a trabajar sobre la reforma de la elección de abanderados ya pensando en el cierre de 2021”, detalló Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación. Se tratará de una situación excepcional que involucra a los estudiantes que cursarán séptimo grado el próximo año.

Natalia, mamá de tres chicos, dijo que la escuela se ha estado comunicando bien, aunque señaló que su hija está en sexto grado y quedaron con bastante inquietud sobre la elección de abanderados que no se hizo y tampoco se informó cómo se resolverá.

“Sobre abanderados y escoltas hay incertidumbre y pesar en los papás”, dijo Nancy Quevedo, directora de la escuela Guaymaré. Explicó que también en los alumnos de séptimo que no pudieron vivir las experiencias habituales.

Detalló que hasta donde se sabe, la elección de abanderados sería en febrero o marzo y eso responde a la necesidad de esperar a que se equiparen oportunidades luego de un año con tantos obstáculos y que todos puedan participar.

También quedará para febrero definir algunas vacantes. Esto, sin embargo es para un segmento ya que Orelogio subrayó que dado que 2020 y 2021 serán unidad pedagógica y no hay repitencia, los alumnos tienen la vacante asegurada para el próximo ciclo lectivo.

La excepción es para sala de 4, primer grado y primer año del Secundario en cuyo caso, si no hay vacantes en los colegios elegidos, las reubicaciones que haya que hacer se harán también en febrero.

Lorena reconoció que le ha generado mucha intranquilidad el tema de las inscripciones. Contó que fue a inscribir a su hija a primer año en la misma escuela donde ya va su otro hijo y le dijeron que hasta febrero no pueden asegurarle el banco.

Sin boletín

Una de las particularidades es que el cierre no implicará llevar el boletín impreso con las notas sino que estas podrán verse online, a través de la plataforma Gem Pad de la DGE.

La funcionaria explicó al respecto que esto no está directamente relacionado con la excepcionalidad del año sino que es la consolidación de lo dispuesto en la Resolución N° 229 del 27/4/2019. Esta establece que el único medio oficial y válido de carga de notas y asistencia de alumnos es el sistema GEM y el boletín digital que allí se encuentra.

Ya el año pasado comenzó a aplicarse y se siguió llenando el boletín físico para quienes ya lo tenían pero muchos alumnos no lo recibieron debido a que no es obligatorio.

Secundario

Proyectos inconclusos y talleres pendientes

“Quedaron sin concretar algunos proyectos que la idea era hacer de manera presencial, por ejemplo proyectos solidarios”, detalló Claudio Peña, director de la escuela secundaria Vicente Zapata, pero dijo que no tuvieron otras dificultades.

En cuanto a las mesas de quienes no aprobaron materias o parte de ellas, se planteó flexibilidad para que los docentes decidieran cómo evaluar. Al respecto Peña dijo que eso dio buenos resultados.

Por otra parte, han quedado pendientes los talleres de las escuelas que los tienen y que necesitan clases presenciales, algo que deberán realzar el año próximo junto con el resto de los contenidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA