La DGE aseguró que Mendoza no va a eliminar la repitencia con una resolución

La DGE adopta el término de "Permanencia" en lugar de "Repitencia".
La DGE adopta el término de "Permanencia" en lugar de "Repitencia".

Emilio Moreno, director de Educación Secundaria, explicó que “hay que disminuirla cambiando las metodologías en el aula”. “No queremos que los chicos pasen y no aprendan”, resaltó.

La repitencia en las escuelas continúa siendo tema de debate en todo el país, y es que primero Santa Fe y ahora la Provincia de Buenos Aires reconocieron que están analizando cambios en el paso de año en la secundaria para el ciclo lectivo 2023. Aunque ya había aclarado que se trata de “una transición en la que están varias provincias”, el director de Educación Secundaria de la Dirección General de Escuelas, Emilio Moreno, aseguró que “la repitencia no la vamos a resolver con una resolución”.

Hace poco más de un mes, también en diálogo con Los Andes, el referente de las escuelas secundarias en Mendoza había reconocido que la DGE iba a “analizar cuando esté la resolución” de Santa Fe, por aquel entonces la primera provincia en hacer pública las intenciones de eliminar la repitencia. Ahora, con la Provincia de Buenos Aires por el mismo camino –según trascendió en los últimos días–, Emilio Moreno volvió a responder sobre el tema: “Le repitencia se va a eliminar definitivamente cuando todos los chicos aprendan. No la vamos a resolver con una resolución”.

El funcionario reconoció que “pude hablar con el director de Educación Secundaria de Santa Fe y no han sacado ninguna normativa”, sino que “están haciendo un trabajo de consulta con docentes y toda la comunidad educativa” con la idea de “cerrarlo a fin de año para iniciar en el ciclo lectivo venidero”. En ese sentido, comentó, “lo que está haciendo Santa Fe es parecido a lo que viene haciendo Mendoza con la recuperación de saberes, por lo tanto yo creo que va a tener viabilidad y nosotros vamos a profundizar un poco”.

Para eso, Emilio Moreno explicó que “el gran desafío es que todos los chicos puedan terminar en tiempo y forma, y con los saberes y las capacidades desarrollados”. En contrapunto, “el inconveniente es que cambió el paradigma, pero no hemos cambiado lo que ha pasado en el aula”, manifestó. “Lo venimos cambiando de a poquito, pero no se termina de instalar. Por ahí, los procesos educativos demoran años en instalarse”, dijo al respecto. Ximena Miralles, profesora de grado universitario en Ciencias de la Educación, aportó la mirada docente y coincidió en que “hay un cambio de paradigma súper abrupto, estamos siendo parte de una transición, por lo que estamos experimentando todo esto”.

“Yo creo que el enfoque no está mal, sino que por ahí no estamos teniendo los recursos y la organización para poder llevar a cabo lo que se propone”, continuó la profesional, oriunda de San Martín. “Hay como un desfasaje entre los que escriben las cosas y los que las llevan a cabo, porque no hay recursos para sostenerlas”, resaltó Ximena. Moreno insistió con que “los chicos hoy utilizan la tecnología de otra manera, y resuelven los problemas de otra manera”, por lo que “tenemos que lograr adaptar el sistema educativo a que el chico resuelva con las herramientas que tiene”. “Si no modificamos lo que pasa en el aula para que los chicos aprendan, ningún cambio va a dar resultado”, concluyó.

Quieren terminar con la repitencia en la secundaria. Foto: Orlando Pelichotti
Quieren terminar con la repitencia en la secundaria. Foto: Orlando Pelichotti

Cambio de paradigma

Para las autoridades de la DGE, la situación es clara: “Está comprobado a nivel mundial que el chico repite y después de dos años de hacer lo mismo no logra mayores aprendizajes. Y cuando repite dos veces, después se nos va del sistema. Entonces lo que hay que lograr es que no haya repitencia, o que sea la mínima, pero cambiando las prácticas en el aula fundamentalmente”, expresó Emilio Moreno.

En este sentido, el director de Educación Secundaria de Mendoza volvió a responder sobre una posible eliminación de la repitencia y aunque manifestó que “hay que disminuirla y eliminarla”, aclaró que “lo vamos a lograr cambiando las metodologías de prácticas áulicas con este nuevo paradigma, y que el chico realmente aprenda”. “No tiene sentido que por una resolución yo diga que todos estos chicos pasan, pero los chicos no aprendieron. Eso no es lo que queremos. Lo que necesita la sociedad es que los chicos aprendan y desarrollen sus capacidades, y tratar de evitar la repitencia”, sostuvo el funcionario.

Ximena Miralles analizó que la no repitencia genera sensaciones encontradas en los docentes “porque hay como un sentimiento de que es una falta de ética, que están haciendo cosas para las que no estuvieron preparados o que están yendo en contra de sus ideales y los objetivos que uno se propone como profesional”. “Si el profe piensa que el chico no pasa porque no sabe las tablas de multiplicación, y viene alguien y les dice que sí pasa igual, también sienten que hay una desautorización”, explicó.

Además de la resistencia de parte de la comunidad docente, Emilio Moreno acepta que también es un tema que genera discrepancia entre los mendocinos en general: “Si le preguntás a diez ciudadanos, van a decir que es facilismo y que pasan sin aprender, y que después no van a poder desarrollar su proyecto de vida”. Sin embargo, aseguró que “no es lo que nosotros pretendemos ni lo que la sociedad necesita: que el chico egrese, que pueda armar su proyecto de vida, que si quiere seguir estudiando tenga las herramientas para hacerlo, y que si se quiere insertar en el mundo laboral tenga las herramientas para hacerlo también”. “Ese es el camino, a mi entender, por el cual se va a eliminar o disminuir al máximo la repitencia”, finalizó Moreno.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA