Jubilados tienen dificultades para acceder a lentes por el desfase entre cobertura del PAMI y precios en ópticas

Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

El problema fue reconocido por la delegación regional y aseguraron que se trasladó a Buenos Aires para que la central lo gestione con los prestadores.

La inflación sigue empujando los precios en todos los rubros y sumado a los vaivenes del dólar, los productos de importación como algunos plásticos y cristales para lentes de lectura o bifocales han cambiado su valor en estos últimos tres meses.

La diferencia entre el precio de mercado y lo que reconoce en cobertura el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) se convirtió en un dolor de cabeza para los jubilados que necesitan renovar sus anteojos o agregar un par más de lentes para una correcta visión.

Es que desde la Cámara de Ópticos de Mendoza, “a pesar de que pierda dinero el comerciante”, aseguran que los afiliados son los más perjudicados porque deben buscar en distintos comercios, qué óptico le puede vender un par de lentes

El titular del organismo, Raúl Videla, aseguró que “el problema reside en que PAMI quedó muy atrasado con los valores que cubre, respecto del precio de estos productos. El afiliado no tiene por qué saberlo. Pero lo cierto es que cuando llega a una óptica no está pudiendo cubrir sus necesidades y acá lo grave que es un tema de salud”.

Videla aclaró que no hay corte de prestaciones a los afiliados. “Los adultos mayores tienen que evaluar si hacen una compra de manera particular o siguen buscando lentes, ya que PAMI no permite que descontemos la parte que cubre del resto que puede ser abonado en tarjetas, por ejemplo”,

Frente a este delicado panorama, desde la institución indicaron que la mayoría de los integrantes de la cámara no puede hacer frente a vender los anteojos por un costo menor y esto ha generado que haya un reclamo conjunto de la Unión Nacional de Ópticas.

“Lo que debe cambiar es el sistema. No podemos tener tan poco margen con los aumentos que hemos tenido en el país. Nos parece un tema del que debe ocuparse la obra social porque se trata de personas que han trabajado toda su vida y ahora no pueden tener acceso a algo tan básico como poder ver bien, o leer. Los abuelos andan buscando dónde comprar los lentes de una óptica a otra”, agregó Videla.

Gestiones en PAMI central

Fuentes del PAMI Mendoza reconocieron el problema que se da por la falta de acuerdo entre los prestadores y la entidad. Ante la consulta de Los Andes indicaron que el tema se ha trasladado a la sede central.

“No hay falta de pagos, es más este pedido está hecho a nivel nacional hace ya un tiempo. Hubo un quite de prestaciones por unos días en agosto, pero se está trabajando normalmente y se están acordando los nuevos valores con sede central con Cadea, indicaron desde la obra social de los jubilados y pensionados.

En la entidad admitieron que hay una discrepancia en los valores de algunos anteojos como los que se usan para una corta distancia o los bifocales e insistieron en que no corresponde el pago de ningún tipo de coseguro.

“El hecho de que se cobre un coseguro o algo extra a lo que está en la prestación es pasible de ser sancionado. De hecho, ya lo hemos realizado antes con otros prestadores”, manifestaron fuentes consultadas del organismo que preside Luana Volnovich.

Asimismo, advirtieron que los canales de denuncia son: el número 138 o en la agencia de PAMI, en donde se deben hacer las presentaciones por el cobro de canones fuera de los convenios de la entidad de previsión social.

El conflicto con el sector se inició en agosto, con un corte de servicios por parte de la Cámara Argentina de Óptica (CADEO), que se extendió por un corto lapso de tiempo a “modo de advertencia”, sostuvo Videla por el rango de valores que tiene la obra social.

En un comunicado el sector puntualizó que los valores de las prestaciones se actualizaron a “su disponibilidad y libre albedrío”, sin pensar que detrás de estas casas de óptica hay profesionales, una industria y familias que viven de él. “Se evidencia una falta de voluntad para llegar al objetivo por parte de los funcionarios del instituto”.

Desde Mendoza señalaron que hay buena voluntad para solucionar este problema que afecta a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad, como son los adultos mayores, aunque no dejaron de marcar la necesidad de la rentabilidad para el sector y de lo complejo que se hace sobre todo hacer lentes con alta graduación para corregir las dificultades de personas con avanzada edad.

Cómo se hace el trámite en PAMI

El afiliado debe tramitar los lentes, a través de una derivación que hace el médico de cabecera con una orden electrónica a un oftalmológico y este profesional es el que le receta los anteojos.

La orden queda en el sistema y los ópticos la toman de allí para realizar el trabajo correspondiente, conforme a la plataforma digital de PAMI.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA