miércoles 14 de abril de2021

Las barricas con 600 litros de cerveza estaban sumergidas a 20 metros de profundidad y sujetadas adecuadamente.
Sociedad

Increíble: se robaron barriles de cerveza que habían sido sumergidos en el mar con fines benéficos

Las barricas se habían colocado bajo el agua, a tres millas de la costa marplatense, para posteriormente ingresarlas en el mercado cervecero y donar el dinero de las ventas.

Las barricas con 600 litros de cerveza estaban sumergidas a 20 metros de profundidad y sujetadas adecuadamente.

El hecho sucedió en Mar del Plata, donde unos 600 litros de cerveza que se hallaban dentro de barriles sumergidos en el mar, fueron robados, según denunciaron las cervecerías dueñas de la carga y una ONG de buceo que colaboró en el operativo para sumergirlas. La bebida fue colocada en sus contenedores bajo la superficie, para que sean macerados y luego poder ser comercializados con un fin solidario,

Todo comenzó en noviembre del 2020, cuando las cervecerías Heller, La Paloma y Baum de Mar del Plata hundieron barricas de una cerveza especial que elaboraron en forma conjunta para su maceración con un fin solidario, ya que luego de la extracción de los barriles y del proceso correspondiente serían comercializadas. El dinero recaudado, estaría destinado a una donación para el Museo de Ciencias Naturales “Lorenzo Scaglia” de la ciudad costera.

Las barricas con 600 litros de cerveza se encontraban sumergidas a 20 metros de profundidad y sujetadas adecuadamente sobre la cubierta del buque pesquero Kronomether, que se halla hundido a tres millas del puerto local.

El operativo para sumergir los barriles fue realizado por integrantes de una escuela de buceo de Mar del Plata, prefectura y una empresa de remolque, que en conjunto, colaboraron con el propósito solidario.

El robo fue denunciado en Facebook por Carlos Brelles, integrante de la ONG “Thalassa Buceo”, y quien estuvo en el operativo de sumergir las jaulas donde estaban los barriles de cerveza.

En su muro, Brelles explicó: “Hubo dos o tres de esos vivos que se tomaron el trabajo de navegar hasta un barco hundido y, tras bucear a 20 metros de profundidad, se robaron las barricas donde se estaba macerando cerveza”. Además, indignado por lo sucedido, agregó: “difícilmente salgamos de la crisis en la que estamos inmersos si seguimos considerando vivos a los villanos. Un ladrón no es un vivo, es un ladrón”.

“Se fueron los sueños de macerar cerveza en el fondo del mar. No robaron barricas, robaron la esperanza de empresarios y asalariados que no pasaron un muy buen año”, aseguró decepcionado el hombre, quien finalmente sentenció: “robaron la posibilidad de recaudar fondos que se han destinado a comprar instrumental para el Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata, como así también robaron la esperanza de estudiantes universitarios que han colocado paneles para el estudio de las comunidades marinas, y de esa manera aprender más de nuestra fauna”.

El hecho fue descubierto cuando comenzaron los trabajos para la extracción de los barriles. La idea era, luego de macerada, mezclar la cerveza con otra que se encuentra en la fabrica y así lograr una cerveza especial que seria embotellada para su comercialización con fines solidarios.