sábado 31 de julio de2021

Sociedad

Impunidad: declaran prescripta la causa por abusos sexuales en el instituto Próvolo de La Plata

Impunidad: declaran prescripta la causa por abusos sexuales en el instituto Próvolo de La Plata
Pese a las denuncias en tres ciudades, el cura Nicola Corradi solo llevará a cuestas los 42 años por los que fue condenado por los abusos en Mendoza.

El sacerdote italiano Nicola Corradi, condenado a 42 años por los abusos en Mendoza, era uno de los imputados. Esta tarde, la Justicia hizo lugar a un pedido de la defensa de otro imputado en aquella ciudad. Antes de los hechos en Mendoza, el cura italiano había sido denunciado en La Plata y en Verona.

Nicola Corradi, el sacerdote italiano que fue condenado a 42 años de prisión tras ser encontrado culpable de haber abusado sexualmente y de forma sistemática de niños y niñas sordos y sordas en el instituto Próvolo de Luján de Cuyo era uno de los tres imputados por los mismos delitos en el Próvolo de la ciudad de La Plata. Los ataques en la ciudad bonaerense se habían extendido durante las décadas de 1980 y 1990. De hecho, la causa se había reactivado luego de que tomaran estado público las denuncias en Mendoza; y el propio Corradi traía antecedentes similares de Verona (Italia), donde se había desempeñado con anterioridad a La Plata como uno de los sacerdotes (también fue denunciado).

Los tres condenados en Mendoza por los abusos en el Próvolo de Luján de Cuyo.

Más allá de las denuncias, de las pruebas y de la destacable labor de la fiscal platense Cecilia Corfield en la causa de aquella ciudad, todo parece indicar que los casos de abusos perpetrados en Mendoza serán los únicos que, no solo tienen sentencia (también fue condenado el otro sacerdote Horacio Corbacho a 45 años de prisión por los abusos); sino que llegarán a juicio. Y es que en la tarde de hoy, la Justicia de La Plata declaró prescripta la causa que investigaba los abusos en el instituto Próvolo de La Plata.

Los jueces de Casación, Víctor Violini y Mariano Borinsky fueron quienes dictaminaron con su resolución lo que significó la prescripción de la causa, al hacer lugar a un pedido de la defensa del único detenido en la Ciudad de las Diagonales, Jorge Brítez. “Concluyo que la aplicación retroactiva de la ley penal en contra del imputado violenta los principios de legalidad y debido proceso (...), motivo por el cual, en definitiva, la acción intentada progresa”, se explayaron.

Corradi (silla de ruedas) había sido denunciado ya en Verona y en La Plata.

De esta manera, recuperó la libertad el único de los tres imputados que estaba detenido en La Plata -el misionero Brítez, quien estaba denunciado como uno de los autores de los abusos y se había desempeñado como celador en la institución-. Y también llega a su fin la disputa judicial referida a la extradición del laico Eliseo Pirmati; quien había vivido algunos años en el Próvolo, también fue denunciado por los abusos y quien viajó raudamente a Verona ni bien salieron a la luz las denuncias en Mendoza y se fueron conociendo detalles sobre los hechos de La Plata. Por pedido de Corfield, la Justicia argentina había solicitado la extradición de Pirmati, aunque desde Italia no habían hecho lugar a este petitorio.

El tercer imputado de la causa de La Plata era el ya mencionado Corradi; condenado y detenido actualmente en Mendoza (cumple prisión domiciliaria en un hogar para ancianos de Luján). Y también la fiscal Corfield había solicitado oportunamente su traslado para formalizar la imputación, interrogarlo y que avance la causa en aquella ciudad.

La prescripción se da específicamente por una cuestión de plazos y tiempo trancurrido; mas no por haberse acreditado que los abusos no tuvieron lugar.

Tres ciudades, múltiples abusos

En Verona en la década del 70, en La Plata entre las décadas del 80 y del 90 y luego en Mendoza hasta que los primeros casos salieron a la luz (noviembre de 2016). Ese fue el itinerario de abusos de Corradi, según consta en las denuncias de las víctimas. En todos los casos, los atacados fueron menores de edad sordos que estudiaban y dormían en las distinta sedes del Próvolo.

Sin embargo, recién en Mendoza salió a la luz y tomo estado público masivo el escalofriante historial delictivo de Corradi. A fines de noviembre del año pasado, la Justicia de Mendoza condenó a Corradi y Corbacho como autores de los abusos sexuales (violaciones y tocamientos); y también por episodios de corrupción de menores. Además, fue condenado a 18 años de prisión el ex jardinero Armando Gómez; y con anterioridad había sido condenado a 10 años de prisión el ex monaguillo, Jorge Bordón. Todos habían sido denunciados por cerca de 20 ex alumnos del Próvolo como autores de abusos sexuales y maltratos.

Corradi mientras se desempeñaba en el Próvolo de La Plata junto a las otras dos monjas imputadas en la segunda causa mendocina.

También en Mendoza está en marcha el segundo de los juicios por los abusos en el Próvolo de Carrodilla. Cuenta con 9 mujeres imputadas, entre ellas dos monjas: Asunción Martínez y la japonesa Kumiko Kosaka. Esta última está denunciada e imputada como autora de los abusos.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes