viernes 23 de abril de2021

Sólo suscriptores
Luján playa es uno de los lugares mas visitados por los turistas en este verano. Foto: Nicolás Ríos / Los Andes.
Sociedad

Hoteles, los perdedores del inicio del turismo de verano en Mendoza

La situación es dispar entre zonas de montaña y el centro. La actividad turística movió a 28 mil personas, pero apenas 7.700 ingresaron de otras provincias.

Luján playa es uno de los lugares mas visitados por los turistas en este verano. Foto: Nicolás Ríos / Los Andes.
Sólo suscriptores

Los números del inicio de las vacaciones de verano en Mendoza son muy diversos. Según el Gobierno, el primer fin de semana del año dejó como saldo un promedio de 55% de ocupación y unas 28 mil personas movilizadas por todo el territorio provincial. En cambio, desde el sector privado se habla de que la provincia está a la mitad de la ocupación del año pasado y especialmente preocupa la situación de los hoteles.

El cuadro de situación sería el siguiente: algunos puntos en la zona de montaña llegaron a 100% mientras que la actividad en la zona céntrica es escasa. Asi, los números oficiales indican que del total de personas que se movilizaron este fin de semana largo de Año Nuevo, sólo fueron 7.700 las que ingresaron desde el 1 al 3 de enero por los ingresos Norte, Sur y Este de la provincia.

Con predilección por el turismo naturaleza y del vino, los destinos más elegidos por los viajeros locales y nacionales fueron Ruta 82, Valle de Uco, Potrerillos, Uspallata y el Sur.

Mariana Juri, ministra de Cultura y Turismo, explicó que esta tendencia dispar entre la zona de montaña y el casco céntrico responde a la característica de la temporada. Asímismo se mostró muy prudente a la hora de hablar de una reactivación del turismo: “Mendoza es uno de los destinos más elegidos del país, pero tenemos que ser muy cautos porque no son los mismos valores que hemos tenido en años anteriores, ni el consumo es el mismo”, consideró.

Juri estimó que hay tres datos muy positivos durante el primer mes que la provincia ha estado abierta al turismo nacional y ha continuado con el movimiento local: “Por un lado, hay muchos mendocinos haciendo turismo interno, el que no acostumbraba a recorrer la provincia hoy lo hace y con muy buen nivel de satisfacción.- Por otro lado, que Mendoza haya sido la única provincia que desde el 15 de junio mantuvo abierto su turismo interno nos ha hecho estar preparados para la temporada. Lo último es el operativo interministerial que desplegamos que nos ha permitido actuar de manera rápida frente a las distintas situaciones”, indicó Juri.

Uno de los departamentos con mayor actividad durante el fin de semana fue Luján de Cuyo. Llegó a una ocupación de 75% en alojamientos y gastronomía, sobre todo en la Ruta 82, donde trabajaron a 100% y las proyecciones son muy buenas. Las playas del río Mendoza, por caso, funcionaron a pleno: en Luján Playa hubo 1.500 personas y a la del Carrizal fueron 700, detalló Gonzalo Ruíz, subsecretario de Cultura y Turismo de la Comuna.

“Por el efecto pandemia, la gente elige lugares al aire libre y evita los traslados, eso ha beneficiado la zona. El turista que antes se alojaba en el centro y de ahí iba al destino, ahora directamente prefiere ir al lugar, como la montaña”, explicó Ruíz.

Con un poco menos de optimismo, Diego Stortini, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán (CIAT), señaló que el Valle de Uco ha sido uno de los destinos más elegidos. Sin embargo, si las proyecciones se extienden al resto de la temporada, los resultados ya no son tan alentadores.

Para Stortini, el sector de cabañas va a tener muy buena ocupación -entre 80% y 90%-, pero los hoteles van a estar lejos de ese porcentaje. “Estamos a la mitad de ocupación de lo que teníamos el año pasado. Y la explicación es que falta el turista extranjero y llega poca gente de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Hotelería y gastronomía, que son los que más empleo generan, van a tener una temporada mediocre”, opinó.

Respecto de las próximas semanas, la ministra Juri manifestó que una tendencia que se observa es que quienes eligen Mendoza reservan a último momento. “Esto se puede dar por dos cosas: temor a lo que pueda pasar con el coronavirus y que no se pueda viajar y a que la demanda no es tan alta por lo que saben que habrá disponibilidad. Esto no permite hacer una proyección mensual”, planteó.

La situación de los hoteles

Según los registros de la Asociación de Hoteles de Turismo de Mendoza (AHT), en Ciudad durante diciembre la ocupación no superó 10%. Mientras que en la zona de montaña el porcentaje está cerca de 60%. “Es difícil de medir porque hay hoteles que solo están abriendo los fines de semana y eso baja mucho la ocupación”, explicaron desde AHT.

Para el primer fin de semana la ocupación en algunos casos llegó a 25%, pero en su mayoría el promedio fue cercano al 10%.

Esto ha llevado al sector a buscar alternativas de reconversión, como puede ser alquilar sus instalaciones como departamentos. “En lo que es tres y cuatro estrellas, hay algunos casos en los que las instalaciones lo permiten han evaluado la posibilidad de alquilar con esta modalidad. No es el caso de los hoteles de cinco estrellas, pero sabemos que se ha barajado esta alternativa”, dijeron desde AHT.

Las proyecciones tampoco son alentadoras. De los 15 socios de la Asociación hay 11 que están funcionando, mientras que 4 aún no reanudan su actividad. En estos casos, para enero las reservas rondan entre 20% y 25%, aunque la situación es mejor para febrero. “Es minuto a minuto. Hay hoteles que tenían pensado abrir en enero y no lo van a hacer hasta febrero porque no llegaban con el mínimo de reservas”, concluyeron desde AHT.