miércoles 20 de enero de 2021

El cardiólogo mendocino Martín Repetto vuelca su pasión por la fotografía y muestra imágenes de sus colegas. Este es un autorretrato.
Sociedad

Homenaje en el día del médico: cardiólogo y fotógrafo, dos pasiones que explota en una sala Covid

La vocación de Martín Repetto surgió siendo muy pequeño sin imaginar que en 2014, casi sin querer, aparecería la fotografía en su vida.

  • jueves, 3 de diciembre de 2020
El cardiólogo mendocino Martín Repetto vuelca su pasión por la fotografía y muestra imágenes de sus colegas. Este es un autorretrato.

Martín Repetto todavía se ríe cuando recuerda la responsabilidad con la que cumplía su labor como encargado del botiquín de primeros auxilios en las escuelas primaria y secundaria de su San Martín natal.

Era un niño y no se daba cuenta, pero la vocación había aparecido muy temprano, tal vez alentada por su papá, también médico cardiólogo.

Corrió mucha agua debajo del puente en la vida de este médico de 42 años: eternas horas de residencia y entrega absoluta al título que juró y del que jamás se arrepintió, ni siquiera en los momentos más difíciles, como los avatares de la pandemia por el Covid-19.

Y cuando menos lo imaginaba apareció una veta desconocida que lo sorprendió y que llegó a su vida para quedarse. La fotografía.

Como entretenimiento o “desenchufe”, un día tomó su cámara y se dio cuenta de que el resultado lo conmovía incluso a él mismo.

Así, una mañana, en la unidad coronaria del Hospital Español -donde se desempeña como coordinador del servicio de cardiología de adultos- se tomó un autorretrato con su cámara apoyada en el trípode.

“Quedamos todos sorprendidos, empezando por mi familia y por mi hermana Mili, que es artista visual”, relata.

Más tarde llegó el turno de otro desafío mayor al que accedió de la mano de dos fotógrafos profesionales del diario “Los Andes”: Orlando Pelichotti y Juan Ignacio Blanco. Lo convocaban para participar del Salón Fotográfico del Sur. No podía creerlo.

Ni lerdo ni perezoso, tomó imágenes a dos compañeras enfermeras mientras se cambiaban para atender a pacientes sospechosos de Covid. Resultó un antes y un después. Les puso a las fotos el título “Musas inspiradoras” y empezó a cobrar notoriedad, ahora como fotógrafo.

El cardiólogo mendocino Martín Repetto vuelca su pasión por la fotografía y muestra imágenes de sus colegas. Este imagen de unas enfermeras se titula "Musas inspiradoras".

Apasionado por sus dos profesiones, confiesa lo que cada una representa en su vida. “Decidí ser médico y la premisa tiene que ser la vocación, las ganas de ayudar y dar solución a la salud del paciente. Si no se puede, al menos contener y acompañar”, sintetiza.

En cuanto al rol que despertó en 2014, el de captar momentos con la lente de su cámara, opina: “Es mi cable a tierra. Amo la medicina pero a veces necesito desenchufarme”, completa.

Y finaliza: “Me suele suceder algo curioso, que es emocionarme con mis propias imágenes”.

Quienes deseen conocer más la obra de Martín pueden visitar su Instagram @martorepetto


Por las redes