Hay riesgo “extremo” de incendio en Potrerillos por la falta de lluvias y otras zonas de Mendoza están complicadas

Hay riesgo “extremo” de incendio en Potrerillos por la falta de lluvias y otras zonas de Mendoza están complicadas
Potrerillos ha sido víctima de graves incendios anteriormente. En julio de 2019, se registró un fuego devastador. Aquí, imágenes del Puesto la Hoyada en las Vegas, Potrerillos camina por los campos quemados por los fue del mes de julio de aquel año. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

No llueve desde el 26 de junio pasado. Hay otras zonas, como los alrededores del centro de Malargüe, Divisadero Largo (Ciudad) o el Valle de Uco que se encuentran cercanas a esta categoría.

El riesgo de incendio en algunos sectores de la provincia es “extremo” y en otros, a punto de entrar en esta categoría, sobre todo teniendo en cuenta que los vientos de ayer –similares al zonda, aunque no se trató de este viento-. La falta de lluvias desde hace un buen tiempo (tampoco se esperan para los próximos días) empeoraron la situación.

De hecho, la última vez que hubo lluvias en Mendoza fue el 26 de junio, día que vino acompañado de nevadas. En julio nunca precipitó y, según Fernando Jara del Servicio Meteorológico Nacional, el mes se va a ir sin que caiga una sola gota del cielo.

“El 26 de junio hubo precipitaciones en forma de llovizna agua nieve y nieve por sectores en Mendoza”, confirmó el meteorólogo.

Potrerillos extremo

En particular, la zona de Potrerillos se encuentra señalada bajo la categoría de riesgo extremo, lo que quiere decir, entre otros conceptos, que hay combustible “fino” que ardería rápidamente en caso de encontrarse con llamas.

En tanto, otros lugares como Pareditas (San Carlos), la reserva natural Divisadero Largo (a solo 8 kilómetros de la Ciudad) o Balde (en San Rafael), se encuentran en riesgo “muy alto”.

Luego aparecen zonas como el Aeropuerto El Plumerillo, San Martín o General Alvear, entre otros, con riesgo “alto”. La reserva Biósfera de Ñancuñán, en Santa Rosa, es la única zona de menor riesgo en la provincia ya que está catalogada como “moderada”.

De todas maneras, desde la Secretaría de ambiente y ordenamiento territorial de Mendoza indican que por el zonda zonas como el Valle de Uco o Malargüe podrían pasar a estar etiquetadas como de riesgo extremo.

Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales de la provincia, indicó que, como todo lo relacionado con el fuego, la forma más eficiente de afrontar esta situación es evitar mayores riesgos. “Hay riesgos climáticos como el cambio en el ciclo de las precipitaciones. Y a ello se le suma que hubo aumento de las temperaturas medias. Además, tuvimos un verano húmedo, que favoreció el crecimiento de vegetales. Por eso ahora hay material seco disponible para el fuego”, explicó el funcionario.

Por esta razón, Melchor insistió en que no hay que hacer fuego en lugares no permitidos y no generarlos en lugares que estén debidamente habilitados. “Hay ciudadanos y productores irresponsables, que encienden fuego por recreación o por limpieza de algunos cauces. Está prohibido en la legislación vigente con multas altas. Además los seguimos los puntos de calor por satélite satelital”, advirtió el funcionario recordando que las multas pueden alcanzar los dos millones de pesos y el código contravencional contempla hasta 3 días de cárcel para quien sea responsable de un incendio.

Luego, recordó que hay una “regla de los 30″. “Si hay menos de 30% de humedad y vientos de más de 30 kilómetros por hora, las condiciones para la generación de fuego empeora. Aunque hay que recordar que el fuego no se genera por condiciones naturales, sino debido a la presencia del ser humano, que lo inicia donde no corresponde. Esto es un riesgo para la población y para el ambiente”, añadió.

Para finalizar, indicó que la semana que viene se realizará una campaña de concientización al respecto para recordar los cuidados que se deben tener en espacios naturales.

Medidas de prevención

El Ministerio de Seguridad, a través de la dirección de Defensa Civil, brinda medidas de prevención para evitar incendios forestales en Mendoza. Entre los cuidados los especialistas aconsejan no hacer fogatas o asados en lugares no aptos o habilitados. Las altas temperaturas es uno de los factores que pueden ocasionar incendios forestales con la ayuda de la mano humana.

En las zonas que lo permiten, rodear de piedras el fuego para evitar que se extienda, siempre apagar bien las brasas y tener a mano arena, tierra y/o agua. También hay que evitar en rutas y campos arrojar colillas ni fósforos encendidos y no abandonar botellas u otros vidrios en zonas rurales, ya que con la presencia del sol pueden funcionar como lupa e iniciar el fuego.

A su vez se recuerda a la población que está prohibida la limpieza de campos a través de la quema, actividad que está inhabilitada por la Ley 26815 de Manejo de Fuego. Otro de los cuidados es siempre estar atento a los vientos, viajar con linterna y botiquín y si origina basura no hay que dejarla en el lugar.

Si observa alguna persona sospechosa que pueda causar un incendio avisar al 911.

30 carteles informativos en el Cerro Arco

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial diseñó y colocó más de 30 carteles a lo largo del recorrido, desde la base hasta la cumbre del Cerro Arco. La cartelería busca informar y prevenir a los visitantes el cuidado del ambiente, la limpieza y el riesgo de incendios forestales en el territorio.

El secretario de ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance destacó: “Con esta iniciativa, diseñada y ejecutada por la Secretaría de Ambiente, buscamos mejorar la calidad de información tanto del recorrido, el grado de dificultad de ascenso, como también las medidas de seguridad necesarias para quienes se acercan a recorrer este cerro tan emblemático para Mendoza”.

La cartelería dispuesta brinda información detallada sobre todo el recorrido. Incluye distancias totales y parciales a lo largo del camino y recomendaciones para los visitantes dentro de las que se incluyen: cuidar la limpieza llevándose los residuos a sus casas, cuidar la flora y fauna del lugar y la prohibición de hacer fuego, entre otras cosas.

¿Qué hacer si se detecta un incendio?

  • En caso de ver un incendio, se debe mantener la calma y dar aviso a las autoridades de inmediato (911).
  • Si tiene un plan de emergencia, póngalo en práctica.
  • Actúe pero no asuma riesgos inútiles.
  • No se exponga mucho tiempo al humo: puede asfixiarlo y hacerle perder el sentido.
  • Si no sabe cómo actuar, evacue el lugar hacia el lado contrario de las llamas.

¿Qué hacer después?

  • Si localiza al causante, denúncielo.
  • Organícese con las brigadas y vecinos.
  • Siga las instrucciones de la autoridad.
  • Verifique que el fuego esté apagado y organice una guardia de cenizas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA