martes 1 de diciembre de 2020

El Ministerio de Salud indicó que en Mendoza no tienen registrados casos de reinfectados; sino de personas que, aunque recibieron en alta, nunca tuvieron un testeo negativo y tienen "rezagos" de Covid-19. Foto; Ignacio Blanco / Los Andes.
Sociedad

¿Hay reinfectados en Mendoza? La explicación al por qué pacientes recuperados vuelven a dar positivo

Existen, por lo menos, dos casos de pacientes que habían recibido el alta tras atravesar la enfermedad; y que volvieron a presentar síntomas y siguen dando positivo en Covid-19. Desde el Ministerio de Salud aclaran que no son reinfectados, ya que nunca negativizaron la enfermedad.

El Ministerio de Salud indicó que en Mendoza no tienen registrados casos de reinfectados; sino de personas que, aunque recibieron en alta, nunca tuvieron un testeo negativo y tienen "rezagos" de Covid-19. Foto; Ignacio Blanco / Los Andes.

Durante las últimas semanas, dos casos en concreto -al menos, los que tomaron estado público- pusieron la lupa sanitaria en un posible (y preocupante escenario) en Mendoza: posibles reinfectados de coronavirus en la provincia. Un periodista mendocino y una trabajadora del Hospital Carrillo, quienes ya habían cursado la enfermedad con sus síntomas; evidenciaron nuevamente síntomas y, en ambos casos, más fuertes y complicados que la primera vez en que los tuvieron. El detalle es que ambos, durante el primer tránsito por el coronavirus, ya habían cumplido con los días de aislamiento y la sintomatología había desaparecido. Entonces, la alarma se activó ante lo que podrían ser dos evidentes casos de reinfectados, de pacientes que tuvieron dos veces Covid-19 en menos de dos meses; y quienes no lograron generar los anticuerpos la primera vez.

Una trabajadora del Carrillo sigue dando positivo en el testeo PCR, pese a haber recibido el alta ya.

Aunque ambos casos están en estudio -como la mismísima evolución de la pandemia-, desde el Ministerio de Salud de la Provincia no los han registrado por el momento como casos confirmados de reinfección. E, incluso, sostienen que “hoy en Mendoza no se ve haya reinfecciones, sino que hay rezagos”.

La explicación, entonces, es que estas personas nunca se curaron por primera vez de la enfermedad; más allá de que los síntomas desaparecieron (en un primer momento); y la carga viral bajó. El detalle es que nunca contaron con un testeo que determinara que lograron negativizar el coronavirus.

Qué son los rezagos

Desde Salud insisten en que ni el comunicador ni la trabajadora de la salud han sido diagnosticados como reinfectados, sino que son personas en quienes el virus ha dejado rezagos. Esto significa que son personas que tuvieron un primer testeo PCR positivo en coronavirus, que atravesaron en ese primer estadío todos los síntomas y que -tras cumplir los diez días y evidenciar la desaparición de los indicios y la baja en la carga viral-, recibieron el alta como recuperados. Sin embargo, para obtener esa alta no se les practicó un segundo o tercer hisopado que diera resultados negativos, sino que se los consideró “recuperados” dado que los primeros síntomas se evaporaron y la carga viral se redujo.

Foto: Mariana Villa / Los Andes.mariana villa | Los Andes

La situación, entonces, muestra por un lado a personas que tras estar unos diez días en sus casas; evidencian mejoras en sus síntomas y se reincorporan -tras recibir el alta- a sus quehaceres cotidianos. Sin embargo, se trata de pacientes que presentan “rezagos” (restos o residuos) de la enfermedad, y a quienes el PCR continúa -o continuaría- dándoles positivo para Covid-19.

Precisamente esto es lo que le sucedió al director del Hospital Carrillo (Las Heras); quien en agosto se convirtió en uno de los contagiados mendocinos. Tras cumplir con los diez días aislado y auto internado en su domicilio y sin evidenciar síntomas, el profesional se reincorporó. Sin embargo, cuando debía viajar hacia Chile por asuntos laborales, al momento de realizarse la prueba de PCR, los resultados volvieron a confirmarlo como positivo en coronavirus. Desde Salud destacaron que no se trató de un reinfectado, sino que eran precisamente los mencionados rezagos de la enfermedad.

Cuando comenzó la pandemia y los infectados eran pocos en Mendoza, a los pacientes se los internaba en centros asistenciales. Para recibir el alta, era una condición indispensable que se les hiciera un nuevo hisopado; y una vez que contaran con dos testeos con resultados negativos, recién allí se les daba el alta. Por esto mismo los primeros internados llegaron a estar hasta 40 días internados, ya que los PCR no alcanzaban a dar dos resultados negativos.

Con la evolución de la situación, la Provincia cambió el protocolo; y se determinó que a las personas que estuviesen diez días internadas o aisladas y no presentaran síntomas o complicaciones, se les diera el alta sin necesidad de la nueva muestra de PCR. Esto, precisamente, ya que por más que la persona esté positivo; en el día numero diez la carga viral empieza a bajar y no contagia.

Justamente es en estas personas donde se observan los denominados restos, y quienes vuelven a presentar síntomas de enfermedad; incluso hasta dos meses después de haberse “recuperado” -al menos aparentemente-. Pero nunca tuvieron un PCR con resultado negativo, por lo que nunca se curaron.

Anticuerpos

En todo el mundo se está estudiando la duración y el comportamiento de los anticuerpos en las personas recuperadas; aquellas que tienen ya testeos de PCR con el negativo confirmado. No existe un comportamiento global y uniforme, por lo que cada persona desarrolla sus anticuerpos y tienen su propia duración.

Más allá de la importancia de los anticuerpos que pueda llegar a generar cada paciente recuperado; la clave de esto será el hallazgo de una vacuna validada. Estos ciclos y procesos se han repetido con todas las enfermedades que fueron epidemia o pandemia en algún momento, y que hoy cuentan con su vacuna.


Por las redes