lunes 28 de septiembre de 2020

Colas de jubilados en el Banco Nación.
Sociedad

Habrá un nuevo aumento a jubilados en septiembre, por decreto y sin diferenciar rangos

Se cree que estaría por debajo de lo que tendrían que cobrar con la fórmula de movilidad suspendida. El anuncio oficial se haría la próxima semana.

Colas de jubilados en el Banco Nación.

El Gobierno planea anunciar un aumento para los haberes de los jubilados que corresponderá al trimestre de septiembre, octubre y noviembre. Al igual a principio de año el aumento será fijado por un decreto presidencial.

Mientras tanto la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional del Congreso continúa revisando cómo será la fórmula de aumento de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales.

El nuevo aumento de los salarios de los jubilados sería igual para todos, sin una discriminación de haberes, a diferencia del incremento de marzo que diferenció los rangos de haberes.

Desde el Ejecutivo Nacional estiman que para el aumento de diciembre ya estará aprobada la nueva fórmula de movilidad y las remuneraciones crecerán por la medida que apruebe el Parlamento.

Se cree que el aumento se ubicaría entre un 5,3%, inflación del trimestre abril, mayo y junio, y un 9%, posible inflación durante el tercer trimestre.

Este incremento en los haberes de los jubilados que se dará por decreto reemplazará al de la fórmula suspendida, que de acuerdo con la inflación y el aumento de los salarios del primer trimestre debería ser del 9,88% en todos los rangos de haberes.

En principio la fórmula había sido suspendida por 6 meses ya que para septiembre debería existir una nueva. Pero bajo la nueva actualidad de la pandemia y la distorsión de la realidad económica, el Gobierno prorrogó por decreto la suspensión hasta el 31 de diciembre fijando que el Ejecutivo fijará los aumentos.

En marzo el aumento que percibieron los jubilados fue de 2,3% más una suma fija de $1500, mientras que el incremento de la fórmula suspendida daba el 11,56%. En el mes de junio la suba fue del 6,12% contra un 10,9% de la fórmula suspendida.

Con los decretos lanzados por el presidente los aumentos fueron de entre un 10,2 y un 19,9% según los rangos de haberes. En tanto con la fórmula suspendidas todos los jubilados habrían conseguido un aumento de 23,72%.