Guardia pediátrica Hospital Fleming: recomendaciones para saber cuándo llevar a tu hijo/a

Las consultas por enfermedades respiratorias y gastrointestinales en los más pequeños han registrado un aumento en el último mes. Se ha observado que los padres buscan atención por guardia en estos casos, y por sus características, son enfermedades para ser atendidas en primera instancia por los médicos de cabecera o el pediatra de referencia.

Es importante mencionar que la prioridad de atención en la guardia del Hospital Fleming se brinda por un sistema de clasificación que realiza el personal de enfermería, valorando la gravedad del paciente. Para hacerlo más visible se ordena por colores:

  • Rojo: atención crítica de emergencia, es el paciente con riesgo de vida y debe atenderse en forma inmediata.
  • Amarillo: es una urgencia, se considera que el paciente podría empeorar y requiere de atención rápida en el trascurso de una hora.
  • Verde: no es una urgencia, suele ser una consulta habitual y la atención puede realizarse en dos a tres horas o bien con su médico de cabecera.

La guardia es un servicio preparado para atender sin demoras emergencias y urgencias principalmente. Los padres deben saber que concurrir al hospital por cuadros leves y estar en las salas de espera puede exponer a los niños y niñas al contagio de gérmenes intrahospitalarios que son más agresivos.

Enfermedades “autolimitadas” no requieren atención de guardia

Es importante destacar que la provincia, en general, ha registrado un aumento de patologías agudas asociadas a la gastroenteritis, cuadros respiratorios o síndromes gripales. Muchas de ellas son autolimitadas, esto quiere decir que van cediendo espontáneamente al cabo de unos días ya que el sistema inmunológico forma anticuerpos que “matan” al germen en un proceso que dura 7 a 10 días y que en la mayoría de los casos no requieren antibióticos, solo tratamiento sintomático, reposo y estar muy atentos a los signos de alarma.

Fiebre, un síntoma frecuente

En varias de estas patologías el síntoma común suele ser la presencia de fiebre. Los equipos médicos recomiendan tener en cuenta algunos signos de alarma que deben estar asociados a la hora de asistir a una guardia pediátrica.

Si está vinculada a las siguientes características reviste importancia y deben concurrir:

  • Cuando la fiebre persiste más de 3 días
  • Si se trata de un bebé o menor de un año
  • Si es un niño o niña con enfermedades de base o inmunodeprimidos
  • Si hay decaimiento marcado
  • Cambios en la coloración de la piel
  • Si el estado general va empeorando

De esta manera, muchos de estos cuadros se pueden controlar inicialmente en casa y consultando con el médico de cabecera en el primer nivel de atención: centros de salud, sedes de la obra social y consultorios. Si aparecieran los signos de alerta, acudir de inmediato al hospital.

Gripe y cuadros respiratorios

Con el arranque de las clases no tardó en llegar el contagio de enfermedades virales respiratorias. Es habitual ver en estos días niños con tos, fiebre y mocos. Se debe procurar que el niño o niña haga reposo, se hidrate y manejar la fiebre según las indicaciones que le ha enseñado su pediatra de cabecera.

De presentarse los siguientes signos de alarma se debe acudir al médico o guardia:

  • Fiebre persistente
  • Decaimiento marcado
  • Dificultad para respirar: agitado / silbidos en el pecho / si se marcan las costillas al respirar
  • Rechazo del alimento
  • Cambios de coloración en la piel

Gastroenteritis

Fiebre, vómitos y diarrea son los síntomas más frecuentes de la gastroenteritis aguda. Esta enfermedad se origina generalmente por un agente infeccioso, la mayoría de las veces un virus que ingresa por la boca y produce inflamación del estómago y del intestino.

Es importante reforzar los cuidados sobre la manipulación e higiene de los alimentos que les brindamos a los más pequeños.

Las enfermedades gastrointestinales pueden tratarse inicialmente en casa teniendo en cuenta que el proceso de hidratación es clave para la recuperación.

  • En bebés se sugiere continuar la lactancia a demanda.
  • Las bebidas deportivas (tipo Gatorade o Powerade) no son adecuadas para los menores con gastroenteritis.
  • Respecto a la comida, incorporar lo antes posible la alimentación saludable a la que habitualmente esté acostumbrado.
  • Evitar la automedicación.

En un cuadro de gastroenteritis, ante la aparición de los siguientes signos de alarma, se recomienda asistir al médico o guardia:

  • Fiebre continua de más de 3 días
  • Deshidratación
  • Decaimiento: poca frecuencia para orinar / llanto sin lágrimas / boca seca, pastosa
  • Diarrea con sangre
  • Vómitos frecuentes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA