Gilmar, el tiktoker: se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova

Nacido en Perú, formado en Mendoza y nómade por naturaleza; Gilmar Córdova es furor en TikTok con sus videos que combinan paisajes con gastronomía y coctelería. Sus proyectos en Mendoza, sus documentales en la Amazonía Peruana y con las comunidades Huarpes y el perfil del tiktoker que es sensación entre chicos de 9 años y adultos de 65 años y que tiene casi 63.000 seguidores.

Aunque nació en Lima (Perú), Gilmar Córdova se siente mendocino. “Argentina es mi segundo país, y Mendoza es mi lugar” resume con entusiasmo y nostalgia desde su Lima natal, ciudad en la que se encuentra actualmente y a la que regresó después de más de una década viviendo y trabajando en Mendoza. Pero tampoco es que se ha afincado nuevamente en Lima sino que, cada vez que puede, emprende una nueva aventura que lo lleva a recorrer la geografía de su país y del continente americano, con gastronomía y coctelería incluido. Y dejando registro de todas sus aventuras en TikTok, donde tiene casi 63.000 seguidores y casi 420.000 Me Gusta.

“Cuando estaba en Mendoza me di cuenta que estaba mostrando en mis videos la cultura de la provincia como si fuera la mía. Entonces me dio un poquito de nostalgia y regresé a mi Perú a hacer lo mismo. Siento que estoy uniendo países, que gente de Perú está empezado a conocer paisajes y gastronomía de Mendoza y de Argentina, y es lo que quiero. No que haya conflictos ni rechazos entre países, somos todos hermanos”, resume a Los Andes este joven peruano –y mendocino por adopción- que es furor en las redes.

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova

Hace algunos días Gilmar volvió a ser sensación por un hermoso atardecer en El Carrizal que filmó y compartió en su TikTok (@gilmarcordova) y que fue replicado por Vía Mendoza. En la secuencia de apenas 12 segundos se ve la bella puesta del sol detrás de la Cordillera de los Andes, coronada por un impactante cielo anaranjado y con las calmas aguas del embalse compartido por los departamentos de Luján de Cuyo y Rivadavia.

El Carrizal, su belleza y esplendor como nunca se vieron y desde la óptica de un conocido influencer. Foto: Captura TikTok @gilmacordova
El Carrizal, su belleza y esplendor como nunca se vieron y desde la óptica de un conocido influencer. Foto: Captura TikTok @gilmacordova

“Las redes sociales están muy vinculados ahora a los niños, jóvenes y adultos. A través de ello, hay una masividad increíble cuando subes un video, ¡llega a todas las edades! Con un video que se haga viral, puedes difundir no solo en esa región y país, sino también puede cruzar fronteras. Y es lo que puede determinar la diferencia con un medio tradicional” agrega el influencer y tiktoker de 28 años, quien en Mendoza filmó videos virales en bares, en parajes de montaña y hasta comiendo choripanes abajo del puente.

“La gente que le toma el valor a las redes sociales sabe el tesoro que hay allí”, reflexiona en voz alta.

Nómade audiovisual

Cuando Gilmar tenía 12 años, su familia viajó para instalarse en Argentina. La Rioja fue su primer hogar en suelo argentino, aunque con 15 años se mudó –junto a su madre- a Mendoza, provincia que marcaría su vida y su futuro. “Hice la secundaria en Don Bosco y completé un año de Locución en la Universidad Maza, aunque no terminé. Y ya a los 18 me metí en el mundo de la coctelería. Aprendí por entonces en El Club de Cantineros. Pero siempre tuve esas ganas de viajar”, resume su adolescencia el simpático y verborrágico joven con su acento característico.

Tras un regreso efímero a Perú cuando tenía 18 años, Gilmar volvió a Mendoza y aquí hizo de todo para ganarse la vida al principio; como –por ejemplo- preparar y vender milanesas. Así fue como se inscribió en el curso de Cocinero Junior, unió la coctelería y la gastronomía en un único perfil y decidió viajar por 6 meses a Colombia, donde vivía su novia. “Siempre estuve trabajando en el mundo de la coctelería”, aclara.

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova

Hasta ese momento, sus dos grandes pasiones –la coctelería y los viajes- se combinaban y le permitían vivir y ganarse la vida (y un poco más también). Pero recién a los 24 años descubrió algo que podía acercar ambas actividades aún un poquito más y, lo que era más atractivo aún, darle forma a contenidos propios: el mundo audiovisual. “El de la coctelería y la gastronomía es un mundo muy duro, donde la gente no suele darle el verdadero valor que se merece. Entonces quise buscar la forma de mostrar lo que hacíamos nosotros en la barra. De la mano de mi amigo y hermano Franco Calisaya aprendí a filmar y a editar y comencé a armar videos”, rememora.

Entre sus principales contenidos –muchos de ellos son furor y están distribuidos entre TikTok, Instagram y YouTube- sobresalen aquellos que le permiten a quienes los ven recorrer bares de Mendoza para reivindicar el trabajo de los bartenders. “Así nos fuimos haciendo conocidos, pero fue más una cuestión vocacional y de pasión. Me ayudó haber trabajado en el mundo de la coctelería”, reconstruye Gilmar, quien agrega que le gusta mostrar “un mundo distinto” de la coctelería. “El ser humano tiene una distorsión sobre la bebida y muchas veces se la asocia con ‘salir a escabiarse’. No es un escabio, a mí me gusta hablar de un arte líquido. Es cierto que hoy los jóvenes toman para embriagarse y no para disfrutar. Por eso yo quiero mostrar que se puede disfrutar, que en un cóctel hay una historia, hay un bartender, hay un proceso creativo y de experiencia”, agrega.

El vínculo con la naturaleza

Al adentrarse en el “mundo audiovisual”, Córdova descubrió que era una tercera pasión que podía sumar a su creatividad. En otro viaje a Colombia, por ejemplo, hizo su primer video relacionado a la coctelería, pero con su vínculo natural. “La idea fue hacer cócteles en la naturaleza. Porque, aunque los identifiquen siempre con la barra, no existe bartender sin naturaleza”, reflexiona en voz alta.

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto.  Foto: Captura Instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: Captura Instagram @gilmar__cordova

En 2019, junto a Franco Calisaya, los jóvenes repitieron la experiencia, aunque ampliada y en lo que terminó por convertirse en un documental. “Estuvimos 14 días internados en la Amazonía Peruana y la idea del documental era presentar a un bartender que llevaba todas sus herramientas en la mochila, que indagaba y conocía gente y etnias. Todo confluía en una inspiración para hacer un cóctel en la naturaleza. Ese documental pudimos completarlo, son tres capítulos que están en YouTube con el nombre ‘Una aventura exótica en la Amazonía Peruana’”, resumió.

Mendoza, la relación gastronomía – coctelería y los videos de un minuto

Entre 2018 y gran parte de 2020, Córdova estuvo en Perú. Fue allí, y antes de regresar a Mendoza una vez más, que Gilmar Córdova se consagró ganador del Kontiki Challenge Competition y llegó a la final del Angostura Global Cocktail Challenge, dos eventos de renombre dentro de la coctelería. Y aunque su regreso a la provincia que lo adoptó con solo 15 años estaba previsto para principios de 2020, la pandemia de coronavirus retrasó su regreso a Mendoza. En total estuvo 7 meses “varado”, período en el que seguía con atención las novedades y posibilidades para volver a la provincia.

Cuando llegó a Mendoza, Córdova y Calisaya intentaron repetir el modelo del documental en la Amazonía Peruana, aunque con los pueblos originarios de Mendoza. “La huella de los Huarpes” fue el nombre del proyecto que encararon, aunque solamente alcanzaron a completar dos capítulos y luego quedó trunco. “En esos dos capítulos pudimos reunirnos con gente muy importante de la comunidad Huarpe. Queríamos hacer el cóctel al pie del Aconcagua, con drone y todo. Pero no pudimos”, repasa su proyecto inconcluso.

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova

Luego de esa “pequeña frustración”, como el propio Córdova la define y resume, en 2021 los dos amigos comenzaron a trabajar con los videos de un minuto, material que, con el tiempo, lo catapultaría a la fama en TikTok. “Mostrábamos bares en un minuto. En Mendoza, en Argentina y en Perú también. Todo era pasional y buscábamos que la gente vea nuestro trabajo, pero no conseguíamos mucha audiencia. Entonces empecé con videos de un minuto que combinaban cócteles, gastronomía y paisajes. Empezamos en Instagram”, recuerda Gilmar. Y agrega que este material logró hacerse un lugar en Canal 7 de Mendoza y hasta ser nominado a un premio Aconcagua.

El triciclo café y el salto a la fama

TikTok fue la red social donde mejor se acomodó Gilmar Córdova, donde recientemente fue viral su video de apenas 12 segundos de El Carrizal y donde llegó a sumar 90.000 visualizaciones en uno de sus primeros videos.

“En TikTok no solo hago videos de coctelería, sino también de gastronomía. Hice un video a un amigo, el Triciclo Café que estaba en la Plaza San Martín de Mendoza y que preparan café gourmet y económico. ¡Llegó a 90.000 visualizaciones en TikTok, ese fue el primer viral en TikTok! Ahí descubrí que TikTok me daba un espacio que no conocía”, reflexiona el influencer.

Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova
Gilmar, el tiktoker que se enamoró de Mendoza y mezcla paisajes, coctelería y gastronomía en un minuto. Foto: instagram @gilmar__cordova

En sus redes, Gilmar tiene varios videos destacados sobre contenidos virales en Mendoza. Desde un especial con recomendaciones de lugares y bares para visitar hasta una escapada a la montaña, camino a Vallecitos, a comer algo al pie de los Andes. Por supuesto, no puede faltar el puente de Godoy Cruz para disfrutar de unos choripanes. Solamente este video ya supera las 716.000 visualizaciones.

“Cuando regresé a Mendoza, comencé a verla como un turista. Tenemos que ser turistas en nuestra propia tierra, disfrutarla. Desde entonces empecé a mostrar Mendoza desde los ojos de un turista y creo que logré combinar coctelería con gastronomía y turismo en una única visión”, destaca con alegría. Una de las cosas que más le llama la atención de TikTok –y que considera “hermosa”- es que entre su público haya chicos desde los 9 años hasta adultos de 65 años. “Yo no recomiendo un lugar si no he probado y no me gusta”, agrega.

Su muletilla y con la que lo reconocen sus fans en todo el continente es el “aloha familia”. Y tiene una explicación. “Es una frase que generaliza todo. ‘Aloha’ es una palabra hawaiana y tiene que ver con que yo me formé como bartender tiki. Es una coctelería inspirada en la coctelería de la Polinesia y basada en la gastronomía caribeña. Por eso usamos frases como ‘okole maluna’ que es la forma de decir ‘¡salud!’ en un brindis. O ‘mahalo’, que significa ‘gracias’”, concluye.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA