martes 20 de abril de2021

En San Martín, el público se congregó en el Paseo de la Patria, en pleno centro de la Ciudad, para disfrutar allí de la proyección en pantalla grande de la película “Historias de Vendimia”.
Sociedad

Fiesta de la Vendimia virtual: distinta, pero con el mismo encanto para el público

La gran celebración de la cosecha en Mendoza se contó, esta vez, en un audiovisual. Los lugares de exhibición atrajeron a la gente.

En San Martín, el público se congregó en el Paseo de la Patria, en pleno centro de la Ciudad, para disfrutar allí de la proyección en pantalla grande de la película “Historias de Vendimia”.

Como espectador, una cosa es intentar vislumbrar al General Don José de San Martín desde las gradas del teatro griego, a varios metros de distancia -y a quien probablemente identifiquemos más por su indumentaria que por su accionar-; y otra cosa es encontrarnos con el Padre de la Patria en un primerísimo primer plano, con su rostro agotado mientras rememora su Gest. Entre otras cosas, este fue uno de los aspectos que más disfrutó el público de esta producción atípica que vino a reemplazar a la tradicional(ísima) Fiesta de la Vendimia.

Varias multitudes diseminadas y respetando los protocolos disfrutaron de “Historias de Vendimia”, la película que mantuvo viva a la Fiesta en este contexto de pandemia. Lo hicieron en sus casas, y en los más de 200 Puntos Vendimia que se habilitaron. La esperada producción audiovisual juntó a 16 directores históricos y productores audiovisuales; y los seis capítulos (80 minutos) emocionaron al público.

Mendoza de marzo de 2021 Vendimia Las tribunas de la virtualidad: así se vivio el estreno de “Historias de Vendimia” en el teatro Independencia. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Ignacio Blanco | Los Andes

Cada capítulo dio vida a la historia integral. Y la trama incluyó esos elementos que nunca pueden faltar: las heladas, el agua, los inmigrantes, los pueblos originarios, los trabajadores de la viña, San Martín y la Virgen de la Carrodilla.

Se extrañaron el calor y los aplausos uniformes en vivo que se apoderaban del Frank Romero Day al final de cada cuadro; aunque en el Teatro Independencia la gente aplaudió sostenidamente cuando la película terminó con el clásico Canto a Mendoza.

Creadores de oasis

El punto inicial tiene a dos protagonistas: una mujer y su hija. Noelia (la niña) dibuja un desierto; y lo pinta de azul por influencia de una misteriosa mujer que surca la arena para que fluya el agua (así se lo relató en un cuento su madre). No resulta casual que la pequeña pinte el desierto de ese color ni tampoco el cuento que le contó la madre; ya que que la mujer es la encargada de abrir las compuertas de los canales para que el oro líquido llegue a los viñedos.

El impacto visual que genera el hecho de que el desierto se vea en una maravillosa escena filmada en los Altos Limpios (Lavalle) y no sea una proyección en una pantalla, también conmueve. El primer capítulo, “Creadores de Oasis” -dirigido por Claudio Martínez, Alicia Casares y Gaspar Gómez- incluye, además, el siempre latente temor a una inesperada helada, de esas que pueden arrasar con toda la producción a su paso.

Inmigrantes

”Inmigrantes” es el episodio dos, dirigido por Alejandro Conte y Valentina González. De entrada, la fuerza emotiva que despierta ver al tren de pasajeros moviliza. Aquí los artífices son quienes llegaron de afuera a trabajar la vid.

Ambientada a mediados de los 40, es el capítulo con la trama más atrapante: un despiadado capataz de finca que explota a los trabajadores, se queda con el dinero de quienes están en los registros pero no están en el lugar y una venganza perpetrada por los propios trabajadores que sería digna de un capítulo de Los Simuladores. Gracias a esto, cada trabajador cobra un monto justo.

Aconcagua, espíritu de mujer y vino

El tercer episodio, “Aconcagua, espíritu de mujer y vino” es el resultado del trabajo entre Vilma Rúpolo y Camila Menéndez. Y es el punto de reivindicación para los pueblos originarios y donde se resalta “la fuerza femenina de la montaña”; punto donde nace el agua.

En este episodio, el protagonismo es íntegramente femenino; desde la cordillera hasta la esotérica criancera que dota del don de la voz a otra mujer.

Las locaciones también juegan un rol clave en este capítulo: la imponencia del Aconcagua, el colorido cerro Tunduqueral y, para el final, un paneo general a modo de homenaje del gran ausente (con aviso) de la Vendimia 2021: el teatro griego Frank Romero Day.

Mendoza de marzo de 2021 Vendimia Las tribunas de la virtualidad: así se vivio el estreno de “Historias de Vendimia” en el teatro Independencia. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Ignacio Blanco | Los Andes

Hechizos

El particular juego de tiempo y espacio que propone “Hechizos” (episodio cuatro, dirigido por Alejandro Grigor, Héctor Moreno y Leandro Suliá Leiton) es uno de los puntos más cambiantes.

Dos amigos que se introducen a una antigua bodega abandonada para hacer un “live” en sus redes sociales; y un relato antiguo en el que la magia del vino permite que Benjamín y Julieta (dos personajes que no están en ese tiempo y lugar) crucen sus caminos, predestinados a confluir en un mismo punto y aún sin conocerse.

A lo largo de todo el capítulo, la música desfila por estilos más que variados como hip-hop urbano, tango y electrónica; siempre atravesados por el vino.

Deme dos

El momento para que San Martín tome el protagonismo central de la historia llega en el episodio cinco, “Deme Dos” (Pedro Marabini y Natanael Navas).

Aquí encontramos a un pensativo y cansado Padre de la Patria, quien ya ha culminado su Gesta. Y quien, mientras sus hombres celebran; reflexiona sobre los momentos de su travesía. Y los honores más que merecidos a algunos de sus principales hombres (Álvarez Condarco, el molinero Tejeda y Pedro Vargas). Sin dudas que se trató de uno de los momentos más emotivos de “Historias de Vendimia”.

Somos Vendimia 2021

El episodio final, el sexto -dirigido por Walter Neira, Guillermo Troncoso y Ciro Novelli- es “Somos Vendimia”. Los protagonistas son un matrimonio ya grande -Rosa y Ramón- quienes forjaron sus historias de vida a la vera de la Cordillera de los Andes; y su hijo, Juan.

Esta es la escena en la que, envueltos en una atmósfera circense juegos, malabares, y música- son testigos del “nacimiento” del vino nuevo.

”La protagonista” excluyente de este capítulo es la Virgen de la Carrodilla; presente en un primer plano y en la infaltable canción en la voz de Juanita Vera.

”Historias de Vendimia”, por sus directores

Emoción, alegría y alivio es poco para describir las sensaciones que experimentaron luego del estreno de “Historias de Vendimia” sus realizadores. Y es que el desafío de haber aggiornado la tradicional Fiesta y haberla convertido en un especial audiovisual inédito no fue una tarea fácil; pero sus responsables lograron cumplir el objetivo, y superaron -con creces- las expectativas.

La película capitular de seis episodios y 80 minutos de duración fue estrenada para el mundo entero anoche, y permitió mantener viva la fiesta máxima de los mendocinos en un contexto de pandemia, y en el que muchas fiestas y celebraciones tradicionales en el mundo debieron ser suspendidas.

Así vivieron “Historias de Vendimia” los históricos directores de la fiesta que participaron de esta experiencia.

”Es buena la unidad, la convivencia; y pudimos articularlo. Eso es un milagro. No es difícil para un director de Vendimia poder trabajar con un director audiovisual, pero son lenguajes diferentes. Entonces, lo que hubo que generar fue mucho diálogo, mucha coordinación, mucha escucha del otro; para lograr ensamblar dos artes que venían caminando en paralelo”. (Alicia Casares co directora del capítulo uno, “Creadores de Oasis”).

”Dentro de lo malo de esta pandemia, lo bueno es que pudimos revertir la situación -todos unidos- en un producto tan bueno y tan inteligente. Siempre a lo malo hay que revertirlo para encontrar algo bueno”. (Alejandro Conte, co director del capítulo dos, “Inmigrantes”).

”Lo audiovisual llegó para sumarse a la Vendimia, y sumar nuevas artes es lo que nos ha conmovido a todos. Hemos aprendido y sido pioneros, esto es histórico.

Aporta un producto diferente, temáticas de Vendimia contadas de una forma tan diferente que la gente sorprende gratamente al ver el resultado.

¿Si hacía falta una pandemia para renovar la Fiesta de la Vendimia?. Pienso que hay que aprovechar todas las desgracias, porque todas son oportunidades. Logramos hacer una Vendimia, porque esta fiesta antropológica tiene un relato. Y ahora logramos varios relatos”. (Vilma Rupolo, co directora del capítulo tres, “Aconcagua, espíritu de mujer y vino”)

”A partir de este año, lo audiovisual va a ser una pata más de lo que es la fiesta, porque nosotros también tenemos parte de audiovisual en la fiesta. Considero que esto va a ayudar a que se marque aún más el sello propio, y que nuestra Fiesta de la Vendimia se geste más a nivel internacional.

Lo que pudimos hacer en esta oportunidad es contar en lo micro pequeños relatos que quizás en el teatro griego se ven en lo macro. Y eso es lo que lleva a que, quizás, en algunos momentos alguien se dispersó y no lo pudo ver en el Frank Romero Day; pero ahora puede verlo en detalle. Eso suma, muchísimo; y una de las cosas fundamentales es que hayamos podido trabajar (Alejandro Grigor, co director del episodio cuatro “Hechizos”)

”La inclusión de lo audiovisual este año a la Vendimia aporta la sensación de continuidad, de seguir celebrando lo que significa vendimia en un año en que la virtualidad era absolutamente necesaria. Fuimos capaces de desafiarnos todos a hacer un producto que, si bien no sabíamos cómo iba a salir, era muy válido. Y creemos que lo audiovisual es algo que puede convivir muy bien con lo presencial; porque jamás dejaríamos de pensar en una vendimia presencial.

Del trabajo con directores audiovisuales hemos podido enseñar, y también aprender. Porque ellos no estaban tan cercanos a la Vendimia, y nosotros no lo estábamos de lo audiovisual. Y si bien siempre algunos de nosotros ha hecho muchas cosas audiovisuales en las vendimias, este es un formato totalmente distinto, totalmente audiovisual. Y es más que válido. (Pedro Marabini, co director del capítulo cinco, “Deme Dos”.

La opinión de la gente

La gente que asistió a los distintos Puntos Vendimia para ver la proyección de esta película, que intentó traducir en este contexto de pandemia la magia vendimial del Frank Romero Day, coincidió en reconocer el disfrute. A pesar del cambio de formato con “Historias de Vendimia”, el público se mantuvo en su lugar y siguió con atención los seis capítulos que conformaron este largometraje. También aplaudió al término de cada una de las propuestas y, al finalizar de las exhibiciones, compartió sus impresiones.

Mendoza de marzo de 2021 Vendimia Las tribunas de la virtualidad: así se vivio el estreno de “Historias de Vendimia” en el teatro Independencia. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Ignacio Blanco | Los Andes

”Hermosa, muy innovadora, adaptada a los tiempos que nos toca vivir; además muy emocionante, sobre todo el cuadro de los inmigrantes”, dijo emocionada Alejandra. Igualmente conmovida se mostró Laura. Contó que ha ido unas 30 veces a ver el Acto Central al teatro griego y que esta propuesta la emocionó igual. “Quizás no es lo mismo pero valoro el esfuerzo de rescatar la fiesta”, señaló.

”Me emocionó mucho el episodio en el que muestran al General San Martín, por la valoración de la libertad que en este momento es muy importante”, agregó.

A Rubén, quien fue a ver la fiesta al Museo Fader, también le gustó mucho el cuadro del Libertador, y dijo que le pareció “genial” el dedicado a los inmigrantes. “Me pareció excelente el sonido, y también las imágenes y la mayoría de las actuaciones”, remarcó.

De todas formas, la otra cara la mostraron algunos asistentes que se retiraron antes de finalizar la proyección.