Festejos de fin de año: 5 consejos para beber “inteligentemente”

.
.

Hay una cultura que asocia las celebraciones a las bebidas alcohólicas. Sin embargo, tales conductas cuando se realizan sin control pueden tener consecuencias, como se aprecia cada año con los incidentes que se presentan.

Se sabe que consumir alcohol en exceso puede ser perjudicial para su salud y que incluso es responsable de una serie de situaciones vinculadas como los incidentes viales. Con las fiestas de fin de año, suelen informarse este tipo de situaciones, así como peleas entre conocidos o personas que se ahogan cuando buscaban refrescarse, ya que entre otras cosas, las decisiones no pueden tomarse con la misma racionalidad.

En ese sentido, los Centros Centros para el Control y Prevención de Enfermedades destacan que muchas personas que beben excesivamente no son alcohólicas ni tienen dependencia al alcohol. El consumo excesivo de alcohol incluye beber de manera compulsiva, lo que se define como cinco o más tragos en una misma ocasión (dentro de un lapso de dos a tres horas) para los hombres y cuatro o más tragos (dentro de un lapso de dos a tres horas) para las mujeres. Otras formas de consumo excesivo de alcohol incluyen beber en exceso (15 o más tragos por semana para los hombres, ocho o más tragos por semana para las mujeres) y cualquier tipo de consumo por parte de mujeres embarazadas o personas menores de 21 años.

Recuerdan que beber en exceso aumenta el riesgo de violencia, lesiones y accidentes automovilísticos. También puede aumentar el riesgo de problemas de salud a largo plazo como enfermedades hepáticas, cáncer, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, hipertensión y defectos de nacimiento.

Consecuencias del consumo de alcohol

En ese sentido advierten que el consumo de alcohol:

-Puede aumentar la ansiedad, la depresión y otros problemas de salud mental.

-Aumenta el riesgo de problemas familiares y violencia doméstica.

-Puede alterar las ideas y el poder para discernir y tomar decisiones.

-Afecta la calidad del sueño, lo que hace que sea aún más difícil poder lidiar con el estrés.

Por ello recomiendan que los adultos con mayoría de edad para consumir alcohol opten por no beber o beban con moderación y limiten la ingesta a 2 bebidas o menos por día para los hombres o 1 bebida o menos por día para las mujeres, en los días en que se consume alcohol.

Quiénes no deben beber alcohol

Además agrega algo importante a tener en cuenta: algunas personas directamente no deberían consumir alcohol en lo más mínimo, tales como:

-Los menores de 21 años (en Argentina se habla de 18 años)

-Las mujeres que están o podrían estar embarazadas.

-Los conductores o aquellos que planean conducir y las personas que participan en actividades que requieren de destreza, coordinación y atención.

-Las personas que toman ciertos medicamentos de venta libre o recetados.

-Las personas con ciertas afecciones.

-Las personas que están bajo tratamiento por problemas de alcoholismo o no pueden controlar la cantidad que consumen.

Estrategias para controlar el consumo de alcohol

Una nota publicada en el sitio de Clínica Mayo, enumera 4 consejos para beber responsablemente y de forma inteligente. Además sumamos una quinta.

1- Beber agua entre las bebidas alcohólicas. Esto ayudará a mantenerse hidratado y a reducir la cantidad que se bebe. Así se podrá estar cómodo en un entorno social en el que se bebe durante la reunión. Mantener la atención en la familia y amigos, y recordar que el motivo de las reuniones es poder encontrarse para celebrar, no lo que se consume.

2-Utilizar bebidas para mezclar bajas en calorías, como algún refresco sin calorías, agua tónica o gajos de limón, para ayudar a reducir las calorías añadidas. También se pueden reemplazar ingredientes por algunos más saludables sin modificar el sabor.

3- Poner en práctica la moderación. Si se bebe más lento se podrá disfrutar y saborear más las bebidas. Ser consciente de lo que consumes ayudará a reducir la ingesta calórica general sin sentirse limitado.

4- Optar por vasos y envases más pequeños.

5- Otra de las recomendaciones a las que se apela es que si se sabe que se estará en un grupo en el que se insistirá en beber, ir preparado de antemano para gestionar los consumos y tener pensada una manera de correrse de la situación si se torna inmanejable

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA