domingo 5 de julio de 2020

La pareja es el caso más resonante de las separaciones en cuarentena.
Sociedad

Fenómeno Tinelli-Valdés: especialista explica por qué tantas parejas se separan en pandemia

El aislamiento puede llegar a ser un factor detonante de viejas o nuevas crisis en la pareja. Los cambios de la cuarentena hacen que muchos no puedan superarlas y lleguen a la ruptura.

La pareja es el caso más resonante de las separaciones en cuarentena.

La ola de separaciones en el mundo del espectáculo ha desnudado una realidad que se presenta en gran parte de la sociedad argentina. Muchas son las parejas que durante estos más de cien días de cuarentena han tenido que enfrentar una crisis que a varios los ha llevado a la ruptura definitiva.

Con el caso de Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés como el más reciente, la lista de separados no para de crecer. Noviazgos, relaciones de años, concubinatos y hasta matrimonios se han acabado en estos meses. Y aunque es algo que sucedía antes de la pandemia y caso particular puede tener sus propios motivos, el aislamiento puede llegar a ser un factor que potencia las crisis de pareja.

Así lo explicó la licenciada en Psicología y diplomada en Violencia de Género, María José Luján: “La cuarentena, de una manera u otra, ha potenciado los conflictos que la pareja ya tenía o también ha traído nuevos conflictos”.

Tinelli y Guillermina Valdés separados.

El problema del aislamiento

Aunque la profesional de la salud mental manifestó que aún no hay estudios sobre los efectos del aislamiento en pandemia, “ya se puede observar que es una cuestión de salud, económica y social. Trae consecuencias en uno o varios de estos aspectos”. Y eso puede desatar crisis en la pareja.

Antes de la llegada del Covid-19, en lo que sería la vida “normal, cada “uno trabaja, hace sus cosas en pareja, actividades recreativas que implican el componente social de salir a comer, ir cine, despejarse, juntarse con amigos, etc.”, pero “con el aislamiento eso se restringe. Pasan a estar mucho tiempo en la casa, solos, aparece el aburrimiento. Los espacios que tenía cada uno para sus actividades desaparecen”.

También influye lo económico, porque el trabajo se lleva a la casa, por el home office. Entonces, el lugar de descanso, relajación, pasa a ser el de trabajo y uno tiene que reacomodarse a todas estas cuestiones. Otros se han visto perjudicados por la pérdida de trabajo o la disminución de los salarios, lo cual puede implicar la aparición de deudas”, sostuvo Luján.

“Otro es el miedo por la salud. Aparecen preguntas como qué pasa si salgo, si me contagio o si se enferma un ser querido. También se da la aparición de sintomatología ansiosa o depresiva a causa de la cuarentena”, siguió explicando.

En consecuencia, “todos los factores que tienen que ver con la salud, lo económico y lo social influyen sobre la pareja, más allá de las propias crisis evolutivas, la comunicación o la trilogía del amor”.

El home office y las nuevas rutinas pueden generar nuevos conflictos en la pareja.

La trilogía del amor

La especialista sostiene que los conflictos se pueden entender a partir de tres pilares en una pareja, la cual se llama “La trilogía del amor”. “En la pareja hay tres vertientes: la intimidad, la pasión y el compromiso. La pasión tiene que ver con lo sexual, ese componente físico y psicológico que generalmente tiende a disminuir con los años. La intimidad hace referencia a la confianza que se tiene en el otro, requiere de tiempo y mucho trabajo de las dos partes, donde ambos tienen que nutrir esa confianza. Por ejemplo, la pasión puede estar en el mejor momento, pero la intimidad no, porque requiere tiempo. El otro punto es el compromiso, que se refiere a la decisión de amar al otro y mantener esa decisión”, detalló.

“Hay que evaluar cómo están cada uno de esos componentes y ver dónde está el problema. Otro de los puntos donde aparece una crisis de pareja es el tema de la comunicación. Pueden aparecer fallas cuando el otro no puede expresar lo que siente o no sabe cómo hacerlo. La otra persona lo expresa pero lo hace mal, o no se entienden”, agregó Luján.

Según la licenciada, “también pueden haber posiciones muy rígidas, donde ambos no pueden ponerse en el lugar del otro y no pueden entender lo que el otro está diciendo”.

Otro de los factores que pueden desatar problemas en las relaciones de pareja son las crisis evolutivas propias de cada persona: “Por ejemplo cuando la pareja se casa y pasan de vivir cada uno por separado a convivir y esto implica una crisis evolutiva. No es malo, sino que es un proceso de la vida. Como todo cambio tiene cosas buenas y cosas malas. Otra crisis puede ser la llegada de un niño, donde la pareja deja de estar sola. Todo esto influye en las parejas”.

Valdés y Tinelli, Tini y Yatra, Jujuy y Del Potro y Laurita y Cabre, todas las parejas se separaron en cuarentena.

El mito de la media naranja

Según María José Luján, otro de los problemas es la idealización del amor a través de la idea de la “media naranja”. “Existe un mito sobre que la pareja es la media naranja. Esto nunca ha sido así, pero actualmente se busca romper con eso. Cada uno tiene su historia familiar, sus proyecciones, proyectos personales, proyectos en común, un estilo de educación, de comportamiento, de pensamiento. Son dos mundos que se encuentran y deciden formar una pareja”, detalló.

“Si bien se busca tener proyectos compartidos, a la vez también, cada uno tiene que tener sus proyectos individuales y personales. Esto también puede generar una crisis de pareja. Muchas de las crisis tienen que ver con lo que sucede en la relación, pero también está lo personal, lo que uno va proyectando en el otro”, cerró la profesional.