Falta de agua: desde el municipio de Las Heras afirman que van a tratar de responder con soluciones inmediatas

Alrededor de mil familias de El Algarrobal reclaman por agua para uso domestico. Son familias que viven en viviendas precarias que carecen de todos los servicios públicos.

Foto: Mariana Villa / Los Andes
Alrededor de mil familias de El Algarrobal reclaman por agua para uso domestico. Son familias que viven en viviendas precarias que carecen de todos los servicios públicos. Foto: Mariana Villa / Los Andes

La Justicia local resolvió que la provisión de agua a los barrios Las Viñas y Nova Terra se realice dos veces por semana.

Este importante reclamo se viene llevando a cabo hace, al menos, dos meses y se pudo llegar a una rápida respuesta, ya que el Tercer Juzgado en lo Civil, Comercial y Minas del Poder Judicial de Mendoza decidió fallar a favor del pedido de todas estas personas que viven allí, en el barrio Nova Terra.

Es que, a partir de ahora, la Municipalidad de Las Heras, junto con el Gobierno de la provincia, tendrán que proveer de agua potable a la zona a través de camiones cisterna dos veces por semana. Por ello, de pasar de distribuir un total de 100 mil litros, comenzarán a trasladar unos 300 mil litros para todas las familias.

“La solución más rápida es llevar agua a través de camiones”, dijo Mauro Homan, director de Asuntos Legales de la Municipalidad de Las Heras.

Además, aclaró que ya se pactó una reunión para llevar adelante obras más grandes en un futuro. “Es difícil realizar semejante obra. Con la situación económica por la que se está pasando es muy difícil resolver este problema de tal magnitud y tenemos que trabajar en una solución de fondo. También necesitamos trabajar junto con el Estado Nacional ya que, realmente, esto sin fondos se hace inviable. La situación es compleja y lleva tiempo”, aclaró Homan.

También recalcó que ya están trabajando en soluciones estructurales y agregó: “firmamos un convenio con la provincia para que nos asistan económicamente y así poder llevar adelante esto. Por el momento se va a realizar un control, estamos haciendo un censo poblacional de la zona y una cartografía para definir la dinámica de distribución”.

Como detalló el asesor legal del departamento, en el lugar calculan que viven aproximadamente unas 500 familias y que cada vez va más en crecimiento. “Vamos a empezar a cumplir la orden de la medida cautelar y vamos a enviar agua dos veces por semana. Esto se va a mantener hasta que veamos una solución definitiva. Solo es una contención temporal de la problemática, pero claramente la solución es que se hagan las obras correspondientes y lamentablemente el municipio es el último eslabón de esta cadena.

“La meta es resolver la problemática los más justa para todos y segura para todos. Vamos a tratar de conseguir las inversiones y queremos mejorarle la calidad de vida a las personas”, concluyó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA