Fallo inédito: ordenaron a un Registro Civil inscribir a un niño con los apellidos de sus dos madres

Imagen ilustrativa / Web
Imagen ilustrativa / Web

La pareja tuvo a su hijo a través de una inseminación doméstica. Las autoridades se habían negado a poner los dos apellidos porque no estaban casadas.

La Justicia provincial en Corrientes ordenó al Registro Civil de la ciudad de Goya rectificar la partida de nacimiento de un niño y que sea inscripto con los apellidos de sus dos madres, informaron hoy fuentes judiciales.

“Esta es una historia de amor de dos mujeres que se conocieron, se enamoraron y luego de 5 años de estar juntas decidieron conformar una familia con hijos”, señaló en su fallo la jueza de Familia, Niñez y Adolescencia N°1 de Goya, Silvina Racigh.

“El caso es el de una historia de dos mujeres que se conocieron, se enamoraron y decidieron formar una familia y para cumplir su deseo no recurrieron a un centro de salud sino que apelaron a una inseminación doméstica realizada con gametos masculinos de un donante sin voluntad de procrear en una pareja homo-parental”, añadió.

Según informó Télam, Juan nació del vientre de Ana, quien llevó adelante la gestación y el embarazo y las autoridades del Registro Civil inscribieron al niño con su apellido, por fuera de la voluntad de la pareja.

Según la resolución, la determinación giró en torno a que la pareja no había contraído matrimonio al momento del nacimiento e inscripción del bebé.

La jueza manifestó que “este tipo de unión era digno de la protección constitucional (?) Entiendo que de la correcta lectura de las normas debe permitirse que los niños y niñas nacidos de dos madres sean legalmente reconocidos por ambas, aunque estas no se encuentren casadas”.

Así, la magistrada ordenó a la delegación Goya del Registro Provincial de las Personas rectificar la partida de nacimiento de Juan, nacido el 19 de octubre de 2021. La pareja registró su unión convivencial el 14 de octubre de 2021 y se casó el 6 de diciembre del mismo año.

Por otra parte, la jueza se refirió en su resolución a las técnicas de inseminación casera que “no están contempladas en nuestro orden jurídico pero tampoco están prohibidas” y señaló que actualmente, en muchos lugares del mundo existen en el mercado varios kits de inseminación con libros y vídeos explicativos para poder realizar la inseminación artificial en casa sin necesidad de acudir al especialista.

“Y esto constituye (?) una realidad plausible que amenaza incrementarse”, analizó Racigh, con lo cual, el reconocimiento de estas técnicas como nueva fuente filial “marca la ruptura del nexo biológico en la procreación y representa una garantía de acceso a la libertad reproductiva de las familias en plural”, consideró.

Qué es un inseminación casera o doméstica

La inseminación doméstica es un tipo de inseminación artificial sin asistencia médico. En la inseminación “casera”, el esperma del hombre se coloca mediante una jeringa en el tracto reproductivo de la mujer, de modo similar a lo que ocurre en una relación sexual.

La mujer inseminada –generalmente con semen de un donante conocido que puede ser un amigo- se queda una media hora en reposo y luego sigue su vida normal. En los próximos 13 días sabrá si dio resultado y quedó o no embarazada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA