miércoles 21 de octubre de 2020

Imagen ilustrativa
Sociedad

Los detalles de las otras tres vacunas contra el coronavirus que podrían probar en Argentina

Mientras Pfizer y BioNTech se preparan para iniciar con los estudios clínicos y González García espera la respuesta de Oxford, se evalúan nuevas posibilidades.

Imagen ilustrativa

La vacuna contra el coronavirus se ha convertido en el trofeo de una larga carrera internacional contra el tiempo. El mundo entero está a la expectativa del antídoto que termine con la pandemia.

En Argentina, Pfizer y BioNTech se preparan para iniciar los testeos. En tanto, Ginés Gonzalez García pidió a la Universidad de Oxford que el país también sea parte de las pruebas de la vacuna que están desarrollando.

Sin embargo, las autoridades sanitarias también están en tratativas para que Argentina sea sede de los ensayos clínicos de otras tres potenciales vacunas.

Según informó diario Clarín, una de las vacunas es la recombinante de coronavirus que desarrolló la biofarmacéutica CanSino Biologics de China y el Instituto Científico Militar de ese país, que tuvo una buena respuesta inmune en la fase II.

Ya fue autorizada en China por la Comisión Militar Central para ser usada entre los miembros de las fuerzas armadas incluso sin haber completado la etapa de investigación clínica.

La otra, también China, es la que está desarrollando la compañía Sinovac Biotech junto con los Institutos de Productos Biológicos de Beijing y de Wuhan.

Es una vacuna de virus inactivado llamada CoronaVac, que mostró respuesta inmunitaria en el 90% de los voluntarios en los que testeó en fase I y II. Ahora, en la fase III se evaluará en seis estados de Brasil.

La tercera es la vacuna de Janssen (una compañía farmacéutica con sede en Bélgica del grupo Johnson & Johnson). Esta es la única que se está negociando a través de CoVPN, la red formada por los Institutos de Salud de Estados Unidos para impulsar estudios de inmunización y anticuerpos monoclonales contra el coronavirus.

Según la OMS todavía no se inició la fase I/II, que comenzará próximamente en Estados Unidos y en Bélgica.

“Si el análisis preliminar de los resultados es positivo, en los próximos meses avanzaríamos en los estudios de fase III. Argentina cuenta con las capacidades técnicas y el conocimiento científico para llevar adelante estudios clínicos de este tipo, pero es prematuro afirmar que sería uno de los países seleccionados para hacerlo. Previamente, la compañía lleva adelante estudios de factibilidad en diversos mercados en los que se evalúan distintas variables, incluyendo principalmente los factores epidemiológicos al momento de realizar el estudio”, explicó la directora de Asuntos Médicos y Regulatorios de Janssen Latinoamérica Sur, Paula Barreyro.