martes 4 de agosto de 2020

Prácticas. Los alumnos también son capacitados en atención de pacientes, pero no están en la llamada primera línea en los hospitales. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

“Escuadrón anti-Covid”: 30 estudiantes de Medicina detectan casos sospechosos en Mendoza

Son estudiantes del último año de la facultad de la UNCuyo integran el equipo que da respuestas a consultas que llegan al call center del gobierno.

Prácticas. Los alumnos también son capacitados en atención de pacientes, pero no están en la llamada primera línea en los hospitales. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El call center implementado por el gobierno como recurso de contacto con la comunidad ante la pandemia ha permitido evacuar dudas e inquietudes, detectar síntomas, hacer seguimiento de personas aisladas y brindar asistencia psicológica.

En esa instancia, 30 estudiantes de Medicina brindan su aporte como una especie de “colador” para detectar casos sospechosos de Covid-19, tarea que además les sirve para acreditar horas de práctica.

Ellos reciben llamadas derivadas con consultas médicas y detectan sintomatología y otras características asociadas a la definición de caso con la realización de un triage.

Es una experiencia enriquecedora (...) hemos podido aplicar conocimientos que hemos adquirido en la carrera obviamente aprendiendo día a día sobre una enfermedad nueva que es el Covid-19”, destacó Abel Orelogio (23) uno de ellos.

“Trabajar en plena pandemia es una experiencia que no cualquiera tiene, además hacerlo junto con el ministerio y aprendiendo constantemente cosas nuevas sobre algo desconocido, porque todos los días aparece algo nuevo, creo que es también brindar un servicio a la comunidad que también está pagando la universidad”, remarcó.

Son estudiantes del último año de esta carrera en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo que tiene un convenio con el ministerio de Salud para hacer este aporte.

Señal de alarma

Quienes reciben el primer contacto tras una llamada son un equipo no médico que evacúa las dudas básicas. Si se detecta necesidad de un cuestionario más profundo la llamada se deriva a alguno de los estudiantes, quienes terminan de definir si se trata de un caso sospechoso. De considerarlo así derivan el contacto con un médico que de confirmarlo da inicio al protocolo e intenta determinar cuáles fueron sus contactos.

Mariana Álvarez, subsecretaria de Planificación del ministerio destacó su rol: “Son una parte muy importante en el sentido de que su capacitación nos ayuda para poder hacer una especie de triage y ser de consulta para los operadores que están en el 0800”.

Su participación no es un número menor: son en total 170 operadores que incluyen médicos y personal no médico, entre ellos hay además 20 profesionales de Salud Mental.

Como están en contacto con la gente también tienen percepción de diversos aspectos como el que destacó Abel: “la gente miente mucho por miedo a lo que pueda suceder como una multa, temor a tener covid y contarle a la familia sabiendo que es una enfermedad que en muchos lugares ha marginado a las personas, también a la incertidumbre”, comentó.

Dijo además que le ha permitido poner en práctica conocimientos de Epidemiología que en una pandemia juegan un rol preponderante para saber cómo se comporta la enfermedad.

Prácticas poco usuales

Durante el último año de su formación de grado estos estudiantes deben realizar prácticas profesionales en hospitales y centros de salud. Sin embargo, por el contexto esta posibilidad se cerró por lo que tal cual señaló Abel, además de todos los aprendizajes ha sido esta una oportunidad de ganar tiempo.

Fabián Díaz, secretario de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo explicó que se ha considerado una actividad de extensión con impacto académico que podrá ser considerada como una materia optativa y parte de las horas exigidas como práctica. Destacó que ya han rendido todas las materias y que esta práctica es supervisada por médicos del ministerio y docentes de la facultad.

En total deben cumplir 1.600 horas de práctica parte de las cuales cubrirán con las 4 diarias que trabajan en sus turnos diarios en el call center.

Evalúan incorporarlos en seguimiento de pacientes pero no en atención

La Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo ya tiene aprobado un proyecto para dictar un curso optativo en el cual se pueda capacitar a los alumnos de último año de Medicina en seguimiento de casos sospechosos de Covid-19. Es algo que se viene conversando con el ministerio de Salud, aunque deben pulirse detalles para su concreción. Esperan prepararlos para el seguimiento a distancia de aquellos que son contactos estrechos de positivos o están escudados por provenir de una zona con circulación comunitaria.

Por otra parte, tanto en la casa de estudios como Mariana Álvarez, subsecretaria de Planificación del ministerio, consideraron improbable que se incorporen en la atención de pacientes en los centros asistenciales. Destacaron que por el momento el sistema está cubierto con médicos y que se ha llegado a esta instancia en condiciones extremas en que la crisis desatada por la pandemia excede la capacidad de respuesta. De todas formas, Álvarez dijo que es imposible predecir qué va a suceder.

En tanto, Fabián Díaz, secretario de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo dijo que sería complicado en función de la ley de Educación Médica, los seguros, el hecho de que no sean médicos aún y el riesgo que correrían.

Contó que de todas formas su incorporación a primera línea de atención se ha estado discutiendo en el foro de Facultades de Medicina del País.