Entrega de leche: organización K mendocina se suma al debate y pide a los gobiernos “no tomar a los más vulnerables como rehenes”

Entrega de leche y alimentos de Anses: se cobran 800 pesos por hijo
Entrega de leche y alimentos de Anses: se cobran 800 pesos por hijo

La entidad, que se dedica a temas de salud, apuntó tanto contra el gobierno nacional como el local.

Una organización filokirchnerista mendocina apuntó en doble dirección, contra el gobierno local y el nacional, por los cambios en la entrega de leche a niños y madres de sectores vulnerables. De esta manera se sumó al debate en una tercera posición, ya que tanto desde el oficialismo local como desde la oposición ya se había generado una discusión y marcado posturas contrapuestas.

“Instamos al gobierno nacional y al provincial a no considerar a las poblaciones vulnerables/vulneradas para realizar ajustes como centro de la discusión política y a renovar los esfuerzos para que sus derechos no se pongan en discusión en cada contienda”, expresó en un comunicado Fundación Salud Inclusiva.

El ida y vuelta comenzó el lunes y se instaló en la agenda política tras un comunicado y posterior conferencia de prensa del gobierno de Rodolfo Suárez, cuestionando una decisión al respecto por parte del gobierno nacional.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Resolución 409/2022 publicada en el Boletín Oficial del 7 de marzo, dispuso que a partir del 1 de ese mes se suspendiera la entrega directa de leche a los beneficiarios del Programa Materno Infantil en los centros de salud. En su lugar, se depositó ya el mes pasado una suma mensual de 800 pesos a los beneficiarios de la Asignación por Embarazo y Asignación Universal por hijo. Es decir, en vez de recibir las dos cajas en los centros de salud ahora serán los beneficiarios los que, con el dinero recibido, compren el insumo.

Para la ministra de Salud de la provincia, Ana María Nadal, se trata de una medida de ajuste y desde el gobierno local creen que puede llevar a un déficit en el consumo de este producto y sus nutrientes.

Esto disparó un tira y afloje entre el oficialismo y la oposición local, con extensión a esferas nacionales, que incluyeron debates en la Legislatura y el repudio de los senadores nacionales de Juntos por el Cambio, Mariana Juri y Alfredo Cornejo, que reclamaron a Nación revierta la medida.

Ante esto, la organización mencionada apuntó: “Considerando que el monto informado no cubre el actual costo del total de la leche que se entregaba y al mismo tiempo nos preguntarnos si estas transferencias tendrán la movilidad ascendente acorde a los momentos que vivimos. El fundamento de ‘razones de economía política y eficiencia en la administración de los recursos’, nos lleva al interrogante de si la política alimentaria está vista en esta oportunidad como un costo y no como una inversión, a la vez que no reconoce a la entrega de leche en los centros de salud como una de las herramientas de la Atención Primaria de la Salud sino meramente como un proceso administrativo”.

El comunicado completo:

DE ENTREGA A TRANSFERENCIA: INVERSIÓN O COSTO

Esta semana tomó estado público la implementación de la Resolución 409/2022 del Ministerio de Salud de la Nación vinculada con la Ley 27.611, también llamada de los mil días, destinada al acompañamiento integral de niñas y niños durante los tres primeros años de vida. Desde la Fundación Salud Inclusiva proponemos los siguientes puntos para reflexionar: El primero de ellos tiene que ver con “la oportunidad” en la implementación de medidas o acciones en el marco de políticas públicas, es decir, las mismas pueden ser positivas en sí mismas o no tener impactos negativos, salvo cuando son llevadas a cabo en momentos donde no se dan las condiciones sociales y económicas para impactar positivamente.

Esto ocurre con el traspaso de la entrega de leche desde los Centros de Salud a transferencia económica a las familias a través de ANSES. Considerando que el monto informado no cubre el actual costo del total de la leche que se entregaba y al mismo tiempo nos preguntarnos si estas transferencias tendrán la movilidad ascendente acorde a los momentos que vivimos.

El fundamento de “razones de economía política y eficiencia en la administración de los recursos”, nos lleva al interrogante de si la política alimentaria está vista en esta oportunidad como un costo y no como una inversión, a la vez que no reconoce a la entrega de leche en los centros de salud como una de las herramientas de la Atención Primaria de la Salud sino meramente como un proceso administrativo. Tampoco queremos soslayar que el Gobierno de Mendoza que hoy reclama por la Resolución 409 es el mismo que progresivamente ha ido desmantelando la política alimentaria en las escuelas a través de la suspensión de la copa de leche y los cambios de las meriendas y raciones alimenticias escolares.

Asimismo, ha ido empobreciendo los Centros de Salud y al personal sanitario. El mismo gobierno provincial que desfinancia la Atención Primaria con Centros en donde es un calvario sacar turno para el control del Niño Sano; donde faltan Pediatras; el mismo gobierno que de los 600 puestos de prestadores precarizados sólo ofrece el pase a planta permanente a 26.

También queremos señalar que es falso (tal como se ha señalado en medios afines al oficialismo provincial) que la falta de distribución de leche en los Centros de Salud conlleva un abandono de los controles de salud, ya que estos son indispensables para recibir la AUH (Asignación Universal). Instamos al gobierno nacional y al provincial a no considerar a las poblaciones vulnerables/vulneradas para realizar ajustes como centro de la discusión política y a renovar los esfuerzos para que sus derechos no se pongan en discusión en cada contienda.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA